Pan con aceite de oliva, ¿sabes por qué es tan bueno para la salud?


Uno de los mayores representantes de la dieta mediterránea es el aceite. Y, si somos un poco más concretos, el pan con aceite de oliva es un alimento que nos dan desde pequeños a quienes vivimos en la zona y que de mayores tampoco podemos resistirnos a él. Porque además de ser muy sabroso, es también muy saludable.

¿Te animas a tomar una rebanada de pan con aceite de oliva? Tu paladar y tu salud te lo agradecerán. Toma nota.

Lee más: Tipos de pan, ¿Por qué el tradicional es mejor que el barato? ¡Elige el tuyo!

Aceites vegetales
El aceite de oliva es el aceite de origen vegetal más utilizado en nuestra gastronomía

¿Cuándo tomar pan con aceite de oliva? ¿Qué momento del día es mejor?

Para tomar alimentos sanos, siempre tenemos que encontrar tiempo. Cualquier momento del día es bueno, pero al tratarse de una combinación de hidratos de carbono y aceite, el mejor momento sin ninguna duda es por la mañana, ya sea en el desayuno o como picoteo en el descanso de la oficina o en el recreo de los niños.

Beneficios del pan con aceite de oliva

aceite de oliva
El aceite de oliva nos ayuda en el día a día

Muy rico en nutrientes

Precisamente recomendamos tomarlo durante la mañana para empezar el día cargándonos de energía y nutrientes esenciales. Esta combinación de pan y aceite de oliva nos aporta vitaminas del Grupo B, vitamina E, hierro, potasio, zinc y magnesio.

Oro líquido

¿Por qué le llamamos al aceite de oliva «oro líquido»? Aparte de la carga de nutrientes que hemos visto anteriormente, el ácido oléico contenido en el aceite de oliva es un ácido grasa muy saludable. Las grasas no son todas perjudiciales y para muestra, un botón: dos cucharadas de aceite de oliva al día, solas, en pan o en ensaladas, nos ayudan a bajar drásticamente el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. 

Por tanto, con control y mesura, el aceite de oliva es un alimento muy bueno para controlar hipertensión, colesterol y triglicéridos.

pan barato
Hay muchos tipos de panes, pero no todos tienen las mismas propiedades

Sencillo de preparar

Muchas veces comemos precocinados o alimentos ricos en grasas saturadas con la excusa de que no tenemos tiempo o ganas de prepararnos algo más elaborado. Un error que no es otra cosa que una excusa a nosotros mismos para no comer sano. El pan con aceite de oliva es lo más fácil de preparar, más incluso que conectar el microondas para que nos caliente ese plato de fideos instantáneos o abrir el horno para calentar pizzas congeladas.

Puedes tostar el pan o tomarlo directamente sin ningún tipo de preparación. Echa en un plato un poco de aceite de oliva, coge el pan y… ¡a mojar!

También puedes consumir pan con aceite de oliva si preparas una ensalada. El pan siempre debe acompañar a nuestras comidas: nos ayuda a saciarnos y aporta muchísimos beneficios. Además, si quieres darle un sabor especial, puedes coger algún tipo de pan diferente al pan blanco normal, como el pan de centeno.

Otros temas relacionados: ¿Conoces los beneficios del pan de centeno?