¿Es la sacrolumbalgia una enfermedad?


Muchas personas en el mundo conocen el  término sacrolumbalgia o lumbago y lo identifican con un dolor en la parte baja de la espalda. También es reconocido como uno de los principales problemas de  salud pública  que afecta al 15% de los adultos y provoca alteraciones psicológicas y físicas, pero también  económicas al ser una  causa frecuente de incapacidad laboral. Por lo tanto la sacrolumbalgia representa una carga tanto para la persona como para su familia y la comunidad.

Lee más: Datos sobre la lumbalgia

Sin embargo, ¿sabemos realmente cuál es su significado?… ¿se tratará de un síntoma o una enfermedad?… ¿cuáles son sus principales causas? Nos dedicaremos a dar respuesta a estas y otras  interrogantes.

¿Qué significa el término  sacrolumbalgia?

Se conoce por sacrolumbalgia o lumbago el dolor agudo o crónico de la columna lumbosacra, es decir, de la parte terminal de la columna vertebral. Esta afección limita seriamente  sus movimientos provocado por muy diversas causas.

El síndrome lumbálgico que engloba la sacrolumbalgia agrupa a las enfermedades y traumatismos de la columna lumbosacra
La sacrolumbalgia puede ser específica y de causa inespecífica

Muchas personas piensan  de forma errónea que  se trata de un diagnóstico, o una enfermedad, pero en realidad se trata de  un síntoma o manifestación común de enfermedades muy diversas que son denominadas en su conjunto síndrome lumbálgico.

El término síndrome lumbálgico agrupa a  todas las enfermedades y traumatismos de la columna lumbosacra, tengan o no una  causa predisponente, aunque es más frecuente a partir de  la tercera década de la vida.

¿Qué estructuras anatómicas  se encuentran en la región sacrolumbar?

La zona sacrolumbar o lumbosacra es una región de la columna que está conformada por las dos últimas vértebras lumbares denominadas L4 y L5 articuladas por los discos intervertebrales, y el hueso  sacro con forma de cuña, que a su vez está  formado  por la fusión de varias vertebras.

La sacrolumbalgia puede referirse como el dolor que aparece en la parte baja de la espalda
La sacrolumbalgia agrupa a aquellas enfermedades que se localizan en la región de la columna lumbosacra

El hueso sacro forma parte de la pelvis al articularse con otros dos huesos denominados coxales y en su conjunto constituyen la base de apoyo de la columna vertebral.

Pero esta parte inferior de la espalda no solo está constituida por huesos  y articulaciones, sino que contiene diversas estructuras interconectadas y superpuestas. Entre ellas se encuentran tejidos blandos como los tendones y músculos, raíces nerviosas  y nervios que inervan las piernas y los pies.

¿Cuáles son  las características de la sacrolumbalgia?

Como ya se explicó, la sacrolumbalgia puede  describirse como un  dolor en la parte baja de la espalda que puede ser agudo o sordo, continuo o intermitente. Puede producirse en forma de espasmos y se intensifica con algunos esfuerzos como efectuar una carga, flexionar o extender  la columna vertebral, pero también con  el estornudo, la defecación y la tos. También se incrementa al estar de pie o sentado mucho rato. El reposo generalmente lo mejora.

De todas formas, la intensidad y frecuencia del dolor varía mucho dependiendo de la causa que la provoca. Por ejemplo, los espasmos o la distensión de los músculos de la región sacrolumbar  producen un dolor particularmente  fuerte.  Por otra parte,  el desgaste de los discos intervertebrales, produce un dolor de intensidad mucho menor.

¿Cuáles son las principales causas de la  sacrolumbalgia?

Cualquier situación que provoque irritación o daño de las estructuras que conforman la región sacrolumbar, puede causar la sacrolumbalgia.

La sacrolumbalgia puede ser específica, cuando tiene de base enfermedades cuya etiología o causa bien definida; o inespecífica, cuando no se puede definir una enfermedad causal.

Las causas de sacrolumbalgia específica se pueden dividir en vertebrales y extravertebrales.

Entre las principales causas vertebrales  se encuentran:

  • Traumatismos en la región sacrolumbar como la contusión, el esguince y la fractura de las vértebras lumbares.
  • Hernia discal
  • Artrosis sacroilíaca
  • Espondilolistesis o desplazamiento vertebral
  • Estrechez o estenosis del conducto lumbar
  • Osteomielitis de las vértebras lumbares
  • Tuberculosis de la columna vertebral
  • Anomalías congénitas de la columna lumbosacra

Las causas extravertebrales de dolores o manifestaciones compatibles con sacrolumbalgia son menos conocidas y suelen ser ignoradas tanto por las personas como por los médicos. Entre estas se incluyen:

  • Trastornos en la cadera y los glúteos
  • Pancreatitis
  • Cólico renal producido por litiasis
  • Pielonefritis o infección renal
  • Tumor retroperitoneal que comprime la columna vertebral
  • Gastritis
  • Quiste de ovario
  • Aneurisma o disección de la aorta
  • Derrame pleural

La sacrolumbalgia inespecífica incluye factores psicológicos y sociales y muy frecuentemente es multifactorial, es decir, varios factores influyen en el origen del dolor.

Los antiinflamatorios no esteroideos son utilizados frecuentemente para tratar la sacrolumbalgia
Si se establece tempranamente el correcto diagnóstico causal de la sacrolumbalgia y el tratamiento adecuado hay grandes posibilidades de lograr la cura

¿Qué hacer ante una crisis de  sacrolumbalgia?

Lo más importante es identificar la causa que está provocando la sacrolumbalgia. Esto solo  puede lograrse  acudiendo al médico de cabecera, que deberá valorar la necesidad de participación de otros especialistas.

No es correcto automedicarse con analgésicos que pueden incluso provocar  efectos adversos que empeoren  la causa de base de la sacrolumbalgia.

Es importante insistir en la importancia de la intervención temprana, pues si desde la primera crisis se diagnostica la causa de la sacrolumbalgia o lumbago y se establece un correcto tratamiento hay grandes posibilidades de curarse.

Más información: Tratamientos con Ibuprofeno