¿Que es la Pancreatitis? tipos, causas y tratamientos


“La más terrible de todas las calamidades intraabdominales”, así quedo descrita la pancreatitis por Moinynham a principios del siglo XX.

Y es lógico que así sea valorada pues el reporte de la incidencia anual de pancreatitis aguda se ha ampliado desde 4.9 a 35 casos por cada 100,000 personas. En los Estados Unidos de América se reportan en el orden de 80,000 casos de pancreatitis aguda cada año.

¿Qué es la pancreatitis?

Pancreatitis simplemente quiere decir inflamación del páncreas. Este se encuentra localizado en la parte superior y trasera del abdomen. El estómago y el páncreas juegan un papel importante en la digestión, por lo que debemos cuidarlos con la alimentación y con nuestro estilo de vida.

El páncreas se encuentra localizado en la parte superior trasera del abdomen, jugando un importante papel en la digestión, de ahí que su inflamación, conocida como pancreatitis, puede afectar su normal funcionamiento
Pancreatitis simplemente quiere decir inflamación del páncreas, órgano que se encuentra en la parte superior trasera del abdomen

El páncreas es una glándula, produciendo dos tipos principales de sustancias: los jugos digestivos y las hormonas.

De ahí que la inflamación del páncreas cobra una particular connotación en razón directa de las funciones que comprometen cuando el páncreas no funciona como normalmente debe hacerlo.

Y estas inflamaciones del páncreas pueden ocurrir en personas de todas las edades, aunque es realmente, muy rara en niños. La inflamación del páncreas ocurre en hombres y mujeres, aunque la pancreatitis crónica sea más común en hombres que en mujeres.

Tipos de pancreatitis

Las inflamaciones del páncreas se caracterizan por dolor abdominal persistente o recurrente, que se puede acompañar de insuficiencia en el adecuado funcionamiento del páncreas.

Se reconocen dos tipos fundamentales de pancreatitis: aguda y crónica

La pancreatitis aguda es cuando surge un intenso dolor abdominal de forma aguda, sin antecedentes previos que puede mantenerse durante varios días.

Otros síntomas de inflamación del páncreas aguda incluyen náusea, vómitos, diarreas y fiebre.

Se considera que la persona está afectada de pancreatitis crónica cuando las manifestaciones clínicas están asociadas con la destrucción del páncreas. Si bien en sus inicios la pancreatitis crónica puede ser confundida con la pancreatitis aguda debido a que los síntomas son extraordinariamente parecidos al destruirse el páncreas los pacientes pueden desarrollar manifestaciones de diabetes.

tipos de pancreatitis
Hay dos tipos de pancreatitis: aguda y crónica

Causas de la inflamación del páncreas

Se han implicado gran número de factores como causantes de inflamación del páncreas, mas sin embargo un porcentaje significativo de pacientes no se puede establecer una relación con alguna causa conocida.

De hecho entre el 60 al 85% de los casos se encuentran causados por litiasis biliar o alcoholismo. En los Estados Unidos de América, la causa más común de pancreatitis aguda es la de padecer de piedras en la vesícula. Otras causas incluyen consumo alcohólico crónico, condiciones hereditarias, trauma, medicaciones, infecciones, anormalidades de electrólito, niveles lípidos altos, anormalidades hormonales, u otras causas desconocidas. Estas constituyen alrededor de un 10% y en el resto no se encuentra ninguna explicación causal.

Por razones únicamente didácticas podemos clasificarlas causas en:

Obstructiva: tumores pancreáticos, litiasis vesicular, parásitos, anormalidades estructurales, divertículo duodenal.

Toxinas: diferentes tipos de alcohol, tanto etílico como metílico, veneno de escorpión, insecticidas organofosforados.

Traumas: Accidentales, perioperatorio,

Trastornos metabólicos: Hipertrigliceridemia, hipercalcemia, hiperparatiroidismo, insuficiencia renal.

Hereditarias

Infecciosas:

  • Parasitarias: Ascaridiasis, schistosomiasis mansoni
  • Virales: Rubéola, parotiditis, varicela, virus de Epstein-Barr, hepatitis, SIDA coxakie B, adenovirus, echovirus, citomegalovirus
  • Bacterianas: legionella, Campilobacter jejuni, leptospiras, salmonella
  • Hongo: Cándida albicans
  • Micoplasma

Anomalías vasculares: Isquemia, embolia arteriosclerótica, vasculitis, lupus eritematoso sistémico, poliarteritis nodosa, angeitis necrotizante púrpura trombocitopénica trombótica, hipertensión maligna.

Otras: Ulcera péptica, Síndrome de Reye, Enfermedad de Crohn, , fibrosis quística, embarazo, hipotermia, tumores metastásicos.

El consumo mantenido de alcohol induciría la inflamación del páncreas por:

– Acción tóxica directa sobre las células pancreáticas, y en particular por la acción de un producto denominado acetaldehído

– Efecto hipersecretor, por aumento de presión por espasmo o edema del llamado esfínter de Oddi

– Alteraciones de los lípidos secundarias al alcoholismo

Pancreatitis
La pancreatitis puede ocasionarnos fuertes dolores

Tratamientos

No existe un tratamiento específico que se reconozca como efectivo y que, por lo tanto, permita alcanzar la cura de esta enfermedad.

Para el tratamiento de la inflamación del páncreas aguda habitualmente se utilizan medicamentos que no influirán en el decursar futuro de la pancreatitis, pues no muestran beneficio alguno, sin embargo la mayoría de pacientes con pancreatitis aguda se recuperan completamente.