Lumbago: ¡atención, no lo pases por alto!


Lumbago para muchos es sinónimo de incapacidad. Y es que cuando se habla de lumbago lo primero que aflora a nuestra mente es dolor intenso y dificultades para moverse (inmovilidad).

Y al revisar los resultados de un estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el impacto en la salud de 291 enfermedades en 187 países se reporta que los dolores lumbares son considerados la más importante fuente de incapacidad a nivel mundial y el origen de la tercera parte de los casos de afectaciones al trabajo.

Y es que los hallazgos de estos investigadores australianos y estadounidenses demuestran que en el orden del 9,4% de la población mundial padece de lumbago, es decir, de dolor en la llamada zona lumbar, en la parte baja de la espalda.

Las manifestaciones de lumbago son dolor intenso que puede generar inmovilidad

En este escenario, si padeces de dolor de espalda, lamentablemente no estás solo. Pues el hecho es que el lumbago se encuentra entre los problemas médicos que con mayor frecuencia se presenta afectando al 80% de la población en algún momento de sus vidas, en otros términos, casi todas las personas sufren de una crisis de dolor de espalda en alguna etapa de su vida.

¿Cómo se manifiesta el lumbago?

Una amplia variedad de síntomas puede tener la persona que sufre de lumbago. Aquí se hace valido el decir médico de que no hay enfermedades sino enfermos, tratando de reflejar de esta forma que las manifestaciones pueden diferir sustancialmente de una persona a otra. Entre estos síntomas se encuentran:

  • sensación de hormigueo o ardor
  • dolor sordo pero leve
  • dolor intenso que genera inmovilidad
  • dolor que se puede irradiar, es decir, que se corre hacia las piernas, caderas e incluso hasta la parte inferior del pie
  • debilidad en piernas y pies

El dolor puede ser el típico dolor sordo y constante, pero en igualdad de circunstancias puede ser un dolor súbito e intenso. El lumbago agudo surge de forma repentina durando solamente algunos días o semanas. En tanto el lumbago se define como crónico cuando dura más de tres meses.

¿Qué personas sufren con mayor frecuencia de lumbago?

Si bien este padecimiento de lumbago aumenta con la edad, sobre todo los mayores de 65 años, aparece más frecuentemente en personas obesas o con sobrepeso; en tanto las profesiones influyen de forma determinante y es el caso de los agricultores que presentan cuatro veces mayor riesgo de sufrir enfermedades lumbares y las personas que manipulan cargas pesadas, el estar sentados en la misma posición por mucho tiempo o sufrir una lesión o accidente.

También aparece como un factor de riesgo la condición de embarazada para la mujer, de forma similar resulta significativo el mal hábito de fumar o el sedentarismo. Otro factor de riesgo son las situaciones estresantes.

Entre los países que con mayor frecuencia aparece el lumbago son los de Europa, Oriente Medio, y norte de África. En contraste la menor incidencia se constata en América Latina y la región del Caribe.

¿Cuáles son las causas del lumbago?

Es frecuente que no se pueda definir con precisión la causa exacta del dolor de lumbago o sacrolumbalgia.

El lumbago, cuando es agudo, puede estar causado por la lesión súbita en los músculos y los ligamentos que sostienen la región lumbar de la espalda. Entre estos se encuentran:

  • Fracturas por osteoporosis en adultos mayores
  • Cáncer, con compromiso de la columna
  • Fractura de la médula espinal
  • Espasmo muscular
  • Hernia discal
  • Estrechamiento del conducto raquídeo
  • Deformaciones de la columna vertebral, como pueden ser escoliosis o cifosis
  • Desgarros de los músculos o los ligamentos que sustentan la espalda
  • Aneurisma aórtico
  • Afecciones artríticas
  • Infección de la columna vertebral, como pueden ser osteomielitis o absceso
  • Infección del riñón
  • Cálculos renales
  • Problemas relacionados con el embarazo
  • Enfermedades de los órganos reproductores femeninos, como endometriosis, cáncer ovárico, quistes ováricos o miomas uterinos

¿Cuál es el tratamiento del lumbago?

Si no mejora el lumbago al cabo de tres días, si el dolor es severo o presenta el dolor después de una lesión, debe acudir de inmediato al médico.

El tratamiento estará relacionado con la causa que determina el lumbago, no obstante de forma general se pueden incluir compresas frías o calientes, ejercicios, medicamentos, inyecciones, tratamientos complementarios y, en ocasiones llegar a la cirugía solo si existe daño a nervios.

Si el dolor se hace crónico es posible hacer uso de medidas para reducir el dolor, como pueden ser:

  • Usar corsé para ayudar en el soporte de la espalda
  • Fisioterapia, y en particular hacer ejercicios de estiramiento y fortalecimiento
  • Consejos para lograr manejar el dolor
  • Inyección epidural.
  • Cambios en el puesto de trabajo

En fin, el lumbago es una frecuente y molesta enfermedad que puede ocasionar incapacidad laboral.