Alimentos buenos para el hígado, salud instantánea


Si comemos alimentos procesados o fritos, y si además, estamos expuestos a un ambiente contaminado por polución o situaciones de estrés, estamos sobrecargando y descuidando nuestro hígado. Cuando dañamos nuestro hígado, no se pueden llevar a cabo algunas funciones básicas como el procesamiento de las toxinas y de la grasa. Por suerte, existen alimentos buenos para el hígado que nos pueden ayudar a limpiar nuestro hígado de forma natural, de igual manera que por sí mismo limpia los residuos tóxicos del cuerpo.

Os ofrecemos alimentos destinados a realizar una limpieza de nuestro hígado y tenerlo en óptimas condiciones para llevar a cabo su labor. Añadiendo estos alimentos en nuestra dieta habitual lo haremos sin darnos cuenta.

Alimentos buenos para el hígado

Pomelo

El pomelo está dentro de los alimentos buenos para el hígado ya que tiene un alto contenido de vitamina C y antioxidantes, mejorando el proceso natural de la limpieza del hígado. Un vaso pequeño de zumo de pomelo recién exprimido, ayudará a crear enzimas de desintoxicación del hígado, arrastrando las sustancias cancerígenas y otras toxinas por la orina.

Alimentos buenos para el hígado
Ante las primeras dolencias, es conveniente acudir a un especialista. Pero como lo mejor es prevenir, sigue nuestra lista de alimentos buenos para el hígado

Té verde

La bebida que puede acompañar tus tardes, también es beneficioso para tu hígado. El té verde contiene antioxidante llamado catequina, que proviene de la misma planta y ayuda a la función hepática. Además, permite eliminar las grasas o prevenir la aparición de la artritis.

Ajo

Con solo una pequeña cantidad de este bulbo blanco, estaremos activando enzimas del hígado que nos permiten eliminar las toxinas del cuerpo y prevenir su acumulación en nuestro organismo. El ajo también contienen altas cantidades de selenio y alicina, dos compuestos naturales que son de vital importancia. No podemos olvidar las propiedades antiinflamatorias del ajo, que nos serán de utilidad. La cebolla también es otro estupendo alimento, y que además suele estar bastante integrado en mucho de nuestros platos, por lo que estamos cuidándonos casi sin darnos cuenta. Se recomienda añadirlos prácticamente al final de la elaboración para que su contenido en alicina sea más completo.

Verduras de hoja verde

Uno de los mejores alimentos buenos para el hígado que podemos tener a nuestro alcance y además admiten diferentes preparaciones como crudos, cocidos o licuados. Gracias a la propia clorofila de las plantas, absorbemos todas las toxinas desde el torrente sanguíneo para su eliminación. La calabaza amarga, la rúcula, el diente de león, las acelgas o las espinacas; todos ellos ayudarán a la creación y el flujo de la bilis, sustancia que elimina los residuos procedentes de los órganos y de la sangre. La alcachofa se lleva usando desde hace muchos años, con excelentes resultados. Si quieres consumirla de una manera saludable, conoce nuestras recetas de alcachofas al horno, ricas y saludables.

Alimentos buenos para el hígado
Las hortalizas son estupendas para realizar una estupenda depuración de nuestro organismo, evitando complicaciones hepáticas

Manzanas

Posee un alto contenido en pectina, que permite limpiar y liberar las toxinas del tracto digestivo. Esto, a su vez, hace que sea más sencillo para el hígado manejar las toxinas durante el proceso de limpieza.

Aceite de oliva

Los aceites orgánicos como el de oliva, el cáñamo y el lino de semilla son alimentos buenos para el hígado, siempre y cuando se usen con moderación y evitando las frituras. Ayudan al cuerpo proporcionando una serie de lípidos que pueden absorber las toxinas dañinas en el cuerpo.

Limones y limas

Estas frutas cítricas cuentan con altas concentraciones de vitamina C, que ayuda al cuerpo en la síntesis de material tóxico en sus que pueden ser eliminadas por el agua. Beber zumo de limón o de lima recién exprimido con agua caliente por las mañanas, estimula el hígado para el resto de la jornada.

Nueces

Las altas cantidades del aminoácido arginina, permite al hígado la desintoxicación de amoniaco. También son ricos en glutatión y ácidos grasos Omega-3.

Dieta para regenerar nuestro hígado

Las principales funciones del hígado son la de desintoxicar nuestro cuerpo de toxinas y producir bilis para digerir los alimentos. Nuestro hígado también almacena minerales, vitaminas, azúcares, regula el almacenamiento de grasas y controla la producción y eliminación del colesterol. Es de vital importancia que los alimentos buenos para el hígado que os hemos mencionado anteriormente, sean parte de vuestra dieta habitual. Pero también es recomendable seguir algunas pautas para elaborar nuestra dieta.

Cuidado con el sodio

Los enfermos con algún problema hepático pueden sufrir retenciones de líquidos en el cuerpo, especialmente alrededor del abdomen o en las manos y pies. El sodio puede aumentar la cantidad de líquidos en el cuerpo, pero si reducimos la cantidad de sodio en nuestra alimentación para el hígado, disminuiremos los niveles de excesos de líquidos. Aunque muchos alimentos que consumimos habitualmente contienen pequeñas cantidades de sodio, otros como la sal de mesa y los alimentos procesados tienden a contener grandes cantidades siendo perjudiciales. Aquellos alimentos que contienen más de 300 mg de sodio por porción se consideran de alto contenido en sodio y se tienen que evitar consumir.

Alimentos buenos para el hígado
Un consumo abusivo de sal de mesa o alimentos con alta concentración de sodio puede provocar retención de líquidos

Las vitaminas

Ya que el hígado filtra los nutrientes no utilizados por nuestro cuerpo, una cantidad excesiva de ciertas vitaminas pueden causar un sobreesfuerzo a nuestro hígado. Los suplementos vitamínicos que podemos encontrar en farmacias y supermercados suelen contener grandes cantidades de vitamina A y D, llegando incluso a ser tóxico si se superan las dosis diarias recomendadas. No obstante, los suplementos de vitamina B sí que pueden resultar beneficiosos para nuestra salud, aunque como siempre podemos recurrir a buscar alimentos ricos en vitamina B.

Las proteínas de los alimentos

El hígado tiene un papel muy importante en la digestión de las proteínas. Cuando la proteína se descomponen, se forman toxinas de desecho como el amoniaco. Un hígado sano puede liberar el cuerpo de estas toxinas, pero de lo contrario pueden acumularse en la sangre y en los tejidos. Esta acumulación de toxinas afectan rápidamente a nuestro bienestar con signos de cansancio, náuseas, vómitos, falta de memoria o confusión mental. Para evitarlo, nuestra dieta de alimentos para el hígado solo puede contener alrededor de 1 gramo de proteína por kilogramo de peso corporal.

Los carbohidratos

Los carbohidratos deben ser la principal fuente de calorías en una dieta diseñada para la salud del hígado. Pero el aumento del consumo de carbohidratos y grasas puede impedir que las proteínas se descompongan correctamente. El exceso de calorías, especialmente en la forma de hidratos de carbono, pueden provocar acumulaciones de grasa en el hígado, impidiendo el buen funcionamiento de éste.

Alimentos buenos para el hígado
Todos los excesos son malos, y el consumo de carbohidratos y proteínas por encima de lo recomendado, pueden dañar a nuestro hígado

Alcohol y medicamentos

Con el fin de permitir que nuestro hígado se pueda proteger o regenerar adecuadamente, deberemos de evitar los alimentos y sustancias que puedan dañar el hígado. El alcohol se filtra a través del hígado y añade calorías que requieren un trabajo adicional, por lo que su consumo tiene que estar muy restringido. También hay que tener especial cuidado con los medicamentos con paracetamol, ya que al igual que el alcohol, también se filtra por el hígado.

Lee también: ¿Qué sabes sobre el hígado graso?