Cuídate y vuélvete a cuidar con el té verde


¿Qué es el té verde?

En cualquier momento del día, una taza de té verde nos sienta de maravilla. Mientras leemos, escuchamos música, miramos la tele, conversamos con nuestros amigos, la compañía del té es ideal para amenizar los momentos más gratos. Pero el té verde no es sólo una bebida sabrosa y muy rica que apacigua nuestra sed. Esta fantástica infusión es auténtico oro líquido, que ayuda a nuestra salud de muchísimas formas. ¿Queréis saber cómo y por qué lo consigue?

El té verde se obtiene de una planta llamada camellia sinensis. Su principal característica, que le define en oposición a otras variedades, es que durante su procesamiento, apenas sufre oxidación. Esto se debe a que las hojas frescas pasan directamente por la torrefacción, sin llegar a ser fermentadas como sucede, por ejemplo, con el té negro.

té verde
El té verde es sinónimo de buena salud

Un poco de historia

El té verde es originario de China. Su uso se extiende a través del tiempo y se cree que hace más de 5.000 años que el hombre aprendió a prepararse esta infusión con las hojas del té. En un primer momento, esta bebida sólo era consumida por las clases altas, pero tras la caída de la dinastía Ming, su consumo se generalizó.

Llegó hasta Occidente de la mano de aquellos exploradores que viajaron a lo largo de la Ruta de la Seda, investigando sus tesoros. En el siglo XV ya era una bebida conocida por los europeos. En el siglo XIX, el emperador chino prohibió la venta de té al extranjero. Así pues, los británicos, que ya habían incorporado esta bebida a su dieta habitual, decidieron empezar a cultivarlo en la India.

Propiedades y beneficios del té verde

Mucho se ha hablado de las propiedades y virtudes de esta reconfortante bebida. Su cualidad más conocida es su alto poder antioxidante. El té verde posee flavonoides como las catequinas y la epigalocatequina galata. Estos componentes son los que le dan esas reconocidas propiedades. El té verde se considera una bebida muy sana para prevenir procesos tumorales.  Otros componentes que lo convierten en un alimento anticancerígeno son los aminoácidos, la quercetina y la vitamina C.

Por supuesto, el té verde, al igual que el resto de tés, es estimulante, por lo que resulta beneficioso para las personas que se encuentran con el ánimo bajo. Eso sí, altas dosis en su consumo pueden tener un efecto negativo, provocándonos nervios e incluso palpitaciones.

En muchas dietas para perder peso, se recomienda el uso del té verde. Esto se debe, de nuevo, a las catequinas. Este elemento tiene poder termógeno, lo cual quiere decir que aumenta la temperatura de nuestro cuerpo. Así, se activa el metabolismo y se produce mayor gasto de energía, que nos ayuda a quemar grasas de una manera eficaz.

Además, para quienes sufren de retención de líquidos, es muy recomendable el consumo de este té. Su alto poder diurético, que aumenta las ganas de orinar, es ideal para limpiar el cuerpo de toxinas.

Otros beneficios del té verde los encontramos en su relación con nuestro hígado. De nuevo, las propiedades antioxidantes repercuten en beneficio de este órgano y ayudan a quienes padecen hepatitis o cirrosis.

Las virtudes del té verde darían para hablar durante párrafos y párrafos y, hoy por hoy, siguen haciéndose investigaciones que nos traen nuevos usos de esta maravillosa planta. También ayuda a reducir el colesterol, a protegernos contra los infartos, a combatir las migrañas… Y si lo usamos de manera externa, por sus propiedades antibacterianas, combate las caries o la gingivitis, e incluso ayuda en problemas oculares como los orzuelos o la conjuntivitis.

Y vosotros, ¿necesitáis más razones para empezar a tomar té verde?

Variedades del té verde

Por último, os hablaremos de algunas de las variedades de té verde más importantes:

  • Té verde bancha: es un té japonés con un característico sabor a heno.
  • Té verde gunpowder: es el empleado para hacer hacer el té moruno (con hierbabuena y azúcar).
  • Té verde sencha: usado en Japón, tiene un color amarillento.
  • Té verde matcha: es un té en polvo, de gran calidad.
  • Té verde kukicha: su sabor es parecido al del rooibos.
  • Té verde hari talvar: originario de la India.