Propiedades de la alcachofa, remedios para todo


Las alcachofas son una hortaliza de invierno que siempre ha estado en nuestras casas, siendo utilizada en multitud de platos. Sin embargo, con los cambios en la alimentación hemos ido perdiendo su hábito de consumo y por ende, las propiedades de la alcachofa para nuestra salud.

De sus múltiples beneficios podemos destacar la protección que nos proporciona contra varios tipos de cáncer, fortalecer el sistema inmunológico, la reducción del colesterol, protección contra enfermedades como la diabetes, el infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. También destacan sus poder de eliminación de toxinas, haciendo frente a multitud de problemas digestivos como el síndrome del intestino irritable o el estreñimiento. Esto son solo algunas de las numerosas propiedades de la alcalchofa aporta con su ingesta, motivos más que suficientes para incluirla en nuestra dieta diaria.

¡Mira que recetas con alcachofas!

No te pierdas nuestros consejos sobre las alcachofas, sus beneficios para la salud y las propiedades de esta verdura.

Las propiedades de la alcachofa

Hígado saludable

¿Sabes que cura la alcachofa? En la antigüedad, las alcachofas eran utilizadas como tónicos hepáticos durante siglos, pero su impacto de esta hortaliza no podría ser estudiada al completo hasta la llegada de la ciencia moderna. Dos antioxidantes, la cinarina y la silimarina, son los encargados de la reducción de toxinas facilitando su eliminación natural del hígado y del organismo. Hay estudios que demuestran que estos antioxidantes también promueven de manera activa el crecimiento y la reparación de las células dañadas del hígado, algo a tener en cuenta ya que es uno de los órganos más lentos y difíciles de regenerar.

En este sentido, podemos utilizar la alcachofa abierto o el agua de alcachofa, propiedades tienen las dos y ambas nos sirve para mantener el hígado en pleno estado de salud.

Propiedades de la alcachofa
La alcachofa puede convertirse en un estupendo aliado natural contra multitud de dolencias y enfermedades

Rico en fibra dietética

Las alcachofas son una rica fuente de fibra dietética, uno de los elementos nutricionales más beneficiosos y necesarios para mejorar la funcionalidad del sistema digestivo. La fibra agrega volumen a los alimentos que se consumen, lo que permite mantener los movimientos intestinales regulares y a la disminución de los síntomas del estreñimiento. Además, la fibra puede reducir otro tipo de problemas como los hinchazones, malestar de estómago, calambres estomacales, etc.

La fibra de las alcachofas también puede ayudarnos en esas etapas de diarrea, que no son provocados por un virus gástrico, absorbiendo el exceso de líquido. Otra de las propiedades de la alcachofa corresponde a calmar las vesículas inflamadas, estimula la producción y la secreción de jugos gástricos, así como la bilis.

Regula la presión arterial, otra de las propiedades de las alcachofas

Las alcachofas son ricas en potasio, un mineral esencial para nuestro organismo. El potasio neutraliza el exceso de sodio, que nos lleva a aumentar la presión arterial. Por lo tanto, las alcachofas actúan como un efectivo vasodilatador siendo especialmente útil para aquellos enfermos con hipertensión con medicación para prevenir la deficiencia de potasio. A los diabéticos también se les recomienda comer alcachofas para evitar las complicaciones asociadas con la presión arterial y la enfermedad.

Propiedades de la alcachofa
Las alcachofas son un producto de invierno, sin embargo puede consumirse en conserva o congelado durante todo el año

Los aspectos de las alcachofas que los hacen beneficioso para la salud del cerebro, incluyendo su efecto como vasodilatador que permite la llegada de más oxígeno al cerebro. El fósforo es un mineral esencial que también lo administran las alcachofas, y que son sumamente beneficiosas para las células y tejidos del cerebro. Las deficiencias de este mineral se ha asociado a una grave disminución de la capacidad cognitiva, por lo que si quieres mantener un cerebro al 100% de su rendimiento, será mejor que consideres incluir a la alcachofa en tu dieta habitual.

Mejora los procesos metabólicos

El magnesio y el manganeso son dos minerales esenciales de los procesos metabólicos del cuerpo, y también se encuentran en cantidades significativas en las alcachofas. El magnesio es una parte muy importante en la síntesis de proteínas en todo el cuerpo, así como la absorción de calcio reforzando el sistema óseo. El manganeso actúa en las tasas metabólicas de colesterol, aminoácidos y carbohidratos.

Además, el magnesio es un fantástico aliado para ayudarnos a descansar mejor, conciliar el sueño más rápido, reforzar nuestras articulaciones e incluso mejorar el estado anímico. ¿Sabes que tomar magnesio por la noche es muy bueno? Por ello, las alcachofas como cena son un excelente aliado no solo porque nos ayudan a adelgazar al aportar pocas calorías, si no porque también contribuyen a un excelente descanso.

Conoce más sobre el magnesio

Ayuda durante el embarazo

Como si todos estos beneficios para la salud no fueran suficiente, entre las propiedades de la alcachofa también está la ayuda a las mujeres embarazadas. Los altos niveles de ácido fólico pueden prevenir los defectos del tubo neural que se puedan producir. Los remedios con alcachofa incluyen mejorar la fertilidad de la mujer y la salud del feto durante el período de gestación.

Propiedades de la alcachofa
La alcachofa que generalmente solemos consumir está constituida por varias hojas hasta llegar al corazón. Todos estos elementos se consumen por igual ya que tienen multitud de propiedades saludables

Cura para la resaca con alcachofa, beneficios y propiedades para esas mañanas post-fiesta

Como se mencionó anteriormente, las alcachofas pueden ser un gran bálsamo para el hígado, y pueden reducir cualquier bloqueo, así como reducir las toxinas en la sangre. Por lo tanto, gracias a las propiedades de la alcachofa tenemos la cura perfecta para superar la resaca del día después, es más, algunas personas optan por masticar unas hojas de alcachofa después de una noche de fiesta para así prevenir los indeseados efectos secundarios de una noche en la que nos hemos pasado de más con el alcohol, el baile y el trasnocheo.

Antioxidantes contra el cáncer

Una de las propiedades de la alcachofa tienen los niveles más altos de antioxidantes de todas las hortalizas. Los antioxidantes son los principales medios defensivos del sistema inmunológico contra los efectos de los radicales libres que pueden conducir a una serie de condiciones y enfermedades peligrosas para nuestro organismo, incluyendo el cáncer y enfermedades del corazón.

Las alcachofas también contienen polifenoles, los cuales tienen propiedades quimiopreventivos, lo que significa que pueden ralentizar, detener o completamente revertir los efectos del cáncer en los pacientes. La vitamina C es también un antioxidante bien conocido por todos y se encuentra de manera significativa en las alcachofas. Sus efectos tienen repercusión contra la apoptosis (muerte celular), mucositis (tracto gastrointestinal), cáncer de próstata y leucemia.

Alcachofa, la verdura más sabrosa

Crema de alcachofas, receta deliciosa y saludable