La famosa «copa de vino al día» equivale a 1 hora de ejercicio


Damos por hecho eso de que una copa de vino al día es muy beneficiosa. Lo llevamos escuchando toda la vida y los médicos lo ratifican pero, ¿alguna vez te has parado a pensar por qué? ¿Será realmente tan buena como dicen?

Hoy queremos dar respuesta a este tema y te adelantamos algo: no, no estabas equivocado. Una copa de vino al día es uno de los mejores hábitos que podemos llevar a cabo, de hecho, muchos estudios afirman que tiene los mismos beneficios que 1 hora de ejercicio. 

¿Quieres saber más? No te pierdas nuestro artículo de hoy.

Lee más: Beneficios del vino tinto que debes conocer

beneficios del vino
Conoce los beneficios de tomar una copa de vino al día

10 beneficios de tomar una copa de vino al día

Y podemos entrecomillada la frecuencia porque aunque habitualmente hacemos referencia a la ingesta diaria, lo cierto es que los médicos no terminan de ponerse de acuerdo. Hay quienes aseguran que debemos tomarla todos los días, mientras que otros son más partidarios de hacerlo un día sí y otro no.

Sea como sea, estos son los beneficios más destacados del vino tinto:

copa de vino
Poner en tu mesa una copa de vino es una de las mejores maneras de proteger el corazón

Es buena para el corazón: Ya sabemos que el vino es uno de los mayores aliados del corazón, sin embargo, no dejes que esto te sirva de excusa para abandonarte en los brazos del alcoholismo. Recuerda: una sola copa de vino al día es suficiente. No más.

Aumenta la fuerza muscular y mejora el rendimiento físico: Por estos dos motivos podemos decir que la copa de vino diaria equivale a 1 hora de ejercicio. Nos ayuda a mantener los músculos a tono y con ello, tener un mejor rendimiento.

Mejora la circulación: Evita problemas circulatorios, desde varices hasta trombosis, un beneficio relacionado con el primer punto pero que también por sí solo es imprescindible.

Combate el colesterol: El colesterol y los triglicéridos van de la mano y suelen ser uno de los mayores problemas de nuestros días. Una copa de vino al día nos ayudará a mantenerlos controlados gracias a su alta concentración de antioxidantes.

Poder antihistamínico: ¿Tienes alergia? Si te pasas el día tomando antihistamínicos que te dejan por los suelos, prueba con una copa de vino diaria. Puede ayudarte más de lo que piensas.

Mejora la piel: El vino tinto reduce las manchas en la piel, previene las arrugas y el envejecimiento prematuro.

cerveza
La cerveza y el vino son dos de las bebidas alcohólicas que menos calorías aportan y más beneficios tienen

Nutrientes: El vino tinto es muy rico en nutrientes, entre los que podemos destacar el magnesio, el calcio, el hierro, el potasio o el zinc.

Bueno para las digestiones: Gracias a la copita de vino con las comidas evitarás la acidez que nos pueden ocasionar ciertos alimentos. Además, también facilita las digestiones y evita úlceras.

Mejora la salud bucal: Cuando hablamos de salud bucal, no solo nos referimos a dientes blancos. La boca es una fuente de bacterias que debemos tratar de eliminar: el vino es uno de sus mayores enemigos. ¡Mata bacterias de forma sana!

Mejora la vista: Una copita de vino al día nos ayuda a mantener una buena visión y a prevenir ciertas enfermedades relacionadas con ella.

Otros artículos que te interesarán: El vino blanco, otro aliado que no debes desperdiciar