Colon irritable y su dieta, las pautas generales a seguir.


Muchas de los que padecéis esta enfermedad habréis recibido consejos o pautas a seguir en vuestras dietas con el fin de evitar sufrir una crisis, y muchos de esos consejos no os habrán servido, ¿por qué? Como todos sabemos el colon irritable y su dieta suele ser muy específica para cada individuo según su tolerancia a los alimentos, pero hay una normas o consejos básicos y generales que podemos seguir a la hora de hacernos una dieta.

Te puede interesar: EL Síndrome del Colon Irritable, ese gran desconocido.

Colon irritable y su dieta, ¿qué como?

Como ya os hemos comentado, el síndrome de colon irritable es diferente para cada persona, pero lo que sí es cierto es que existen una serie de puntos en común que pueden ayudarnos a elaborar una dieta si padecemos de esta enfermedad. Es importante que, si lo padeces y quieres información sobre el colon irritable y su dieta acudas primero a un especialista, pues él te va a orientar, ayudar y seguir en todo el proceso. Sin embargo, nosotros os hemos querido traer información general sobre este tema.

El colon irritable o síndrome del intestino irritable (SII) es un problema gastrointestinal que se acompaña de dolor abdominal y cambios en el ritmo intestinal
El colon irritable o síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno del sistema digestivo de carácter crónico y recidivante

Consejos generales a tener en cuenta:

  • Fundamental comer despacio, evitemos comer con prisa en la medida de lo posible y masticar bien los alimentos que vayamos a ingerir.
  • Evitar las comidas copiosas, debemos intentar comer menos cantidad y más veces al día.
  • Evitar, en la medida de lo posible, los lácteos: todos los productos hechos con leche o sus derivados pueden hacer que se nos acumulen gases en el intestino haciéndonos más probable que tengamos una colitis. Normalmente estos gases suelen ser producidos por la digestión de la lactosa, por lo que podemos optar por leche sin lactosa o bien, leche de almendras, leche de soja, etc. Todas ellas sin lactosa.
  • Intentar comer alimentos bajos en grasas y ricos en proteínas, como puede ser el pollo, pavo, jamón, etc. Siempre bien cocinado, como todos los alimentos, ya que el colon irritable y su dieta se basan principalmente en los alimentos de fácil digestión, por lo que si no los cocinamos, nos va a costar mucho digerirlos.
  • Evitar alimentos irritantes para el intestino, tales como comidas demasiados especiadas, alimentos muy picantes por naturaleza, las bebidas con cafeína y gaseosas, etc., que también pueden provocar inflamación en la zona abdominal.
  • Incorporar a nuestra dieta frutas y verduras por su contenido en fibra, lo que nos ayudara a regular nuestro tránsito intestinal evitando así posibles fases de estreñimiento.
  • Beber mucha agua, se recomienda beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día, para evitar posibles fases de estreñimiento.
  • Hacer ejercicio físico, caminar a paso ligero, por ejemplo, nos ayuda a aliviar nuestro estrés diario por lo que podremos ayudar a mantener un estado emocional saludable para nuestro colon.
enfermedades del aparato digestivo
El síndrome de colon irritable impide al paciente llevar una vida normal

Ejemplo de dieta semanal para el colon irritable.

Para el colon irritable y su dieta hemos ideado una general basándonos en las características generales de este síndrome. Ten en cuenta que si lo padeces, habrá alimentos que toleres y otros que no, por lo que tendrás que adaptar la dieta a tus necesidades. De todas formas recuerda: si quieres información sobre el colon irritable y su dieta, acude siempre a un especialista.

Día 1.

  • Desayuno: Vaso de leche de soja, y una pieza de fruta, como puede ser una manzana.
  • Comida: Merluza a la plancha y puré de patatas.
  • Merienda: Un yogur de soja, 2 barras de sésamo.
  • Cena: Pollo a la pancha, jengibre, pimientos verdes y champiñones y arroz basmati.

Día 2.

  • Desayuno: Vaso de leche de soja, 2-3 Tortas de arroz y un plátano.
  • Comida: Sándwich hecho de pan integral de centeno cubierto con salmón ahumado y manzana en rodajas.
  • Merienda: Tazón de crema de avena o yogur de soja.
  • Cena: Tortilla de 2 huevos de patatas y espinaca.

Día 3.

  • Desayuno: Batido de proteína hecha de soja, leche de arroz o de avena mezclado con unas fresas.
  • Comida: Sándwich hecho de dos rebanadas de pan integral de con rodajas de huevo cocido, espinacas y tomate en rodajas y un poco de mayonesa baja en grasa (hecha siempre con huevo o con algún tipo de leche sin lactosa).
  • Merienda: 2 a 3 tortas de arroz cubierto con mantequilla vegetal y una o dos piezas de fruta.
  • Cena: Filete a la parrilla, de algún tipo de pescado blanco, y lo servimos con puré de patata dulce.

Día 4.

  • Desayuno: Un buen tazón de copos de maíz, copos de arroz o copos de avena (intentaremos comer cereales los más naturales posible que podemos encontrar en herbolarios, evitando cereales procesados industrialmente) con leche de soja.
  • Comida: Ensalada a base de lechuga picada, tomate, aceite de oliva, atún zanahoria y huevo duro picado (es un ejemplo, podemos elegir los ingredientes que sepamos que le sientan bien a nuestro colon.).
  • Merienda: Vaso de leche de soja, almendras o arroz, pedazo de pan tostado de centeno con mantequilla vegetal.
  • Cena: Pechuga de pollo servido con patatas a lo pobre y verduras asadas.
colon
Los exámenes médicos siempre son necesarios e importantes. Para un buen seguimiento de colon irritable y su dieta acude al especialista.

Día 5.

  • Desayuno: Yogur de soja servido con plátano y bayas picadas.
  • Comida: Ensalada de pasta cocida y vegetales, la cual podemos servir con conservas de atún o carne de cangrejo.
  • Merienda: Vaso de leche de soja, almendras o arroz, 2 a 3 tortas de arroz cubierto con mantequilla vegetal.
  • Cena: Chuleta de cordero servido con puré de guisantes y pimientos rojos asados y calabacín.

Día 6.

  • Desayuno: Tostadas de centeno cubiertas con mantequilla vegetal y acompañadas por una pieza de fruta.
  • Almuerzo: Salmón o sardinas servidas con ensalada de patatas baja en grasa.
  • Merienda: Un buen tazón de copos de maíz, copos de arroz o copos de con leche de soja, como ya dijimos, evitando cereales procesados industrialmente.
  • Cena: De 2 a 3 lenguados a la plancha (pequeño o medianos) con un chorrito de limón, se sirven con espárragos y puré de patata dulce.

Día 7.

  • Desayuno: Arroz con leche (siempre que no contenga lactosa) con una pizca de canela y unas cuantas pasas.
  • Comida: Arroz a la cubana, servido con tomate refrito (hecho de manera natural por nosotros para evitar conservante en exceso) y un huevo frito. Podemos acompañar este arroz de un puchero tradicional con picatostes o pan o una ensalada con atún, zanahoria y aceite de oliva.
  • Merienda: Un plato de bayas servidas con yogur de soja o crema de avena.
  • Cena: Salmón, trucha o bien un filete de atún a la plancha. Servido con puré de patatas, bien con unas patatas a lo pobre o un cuenco de arroz cocido del tipo basmati.

Si te ha gustado, lee también: Limpieza de colon, ¿es necesaria?