¿Quieres saber cómo combatir el estreñimiento?


Casi todas las personas hemos tenido estreñimiento en alguna etapa de nuestras vidas. Es importante decir que el estreñimiento no es una enfermedad. De manera general, el estreñimiento no es grave, pero es molesto. La defecación se puede convertir en algo doloroso.

Habitualmente el estreñimiento durante muchos años se debe a problemas de la dieta que tenemos. Pero si el estreñimiento es de poco tiempo, y a pesar de mantener una dieta abundante en fibras dietéticas no mejora, debemos acudir al médico.

Conoce más: Alimentos ricos en fibra

La fibra dietética contra el estreñimiento

Definiendo el estreñimiento

Ser estreñido puede significar varias cosas. Una de ellas es defecar con varios días de intervalo, pudiera ser cada tres, cuatro días o hasta una semana o más.

Pero también se puede ser estreñido defecando casi diariamente, pero las heces son tan duras y resecas que cuesta mucho trabajo expulsarlas, tenemos que pujar y puede llegar a ser doloroso. El caso de extremo de esto es cuando las heces muy duras pueden producir una fisura anal.

Todas las personas no tienen el mismo patrón de defecación. Hay quienes defecamos diariamente, y hay quienes lo hacen no todos los días, pero lo hacen de una manera que no es dolorosa ni molesta. Hay personas quienes defecan moldeado, y hay quien defeca más suave, y ese es su patrón defecatorio.

Es decir, no es obligatorio tener deposiciones diarias. Quedarse con deseos de defecar después de haber terminado no es normal tampoco.

Las heces fecales contienen agua, y el contenido de agua es el que va a definir si se padece de estreñimiento o no. Cuando el contenido de agua es el adecuado, las heces no son dolorosas en el momento de ser expulsadas. Cuando contienen poca agua, es cuando si molestan al salir y tenemos que pujar. Cuando tienen demasiada agua, son las llamadas cuadros diarreicos.

¿Cuáles son las causas de estreñimiento?

En general, si las heces contienen poca agua, puede haber estreñimiento.

¿Cómo podemos explicar  de que haya poca agua en las heces?

La mayoría de las veces se debe a la poca ingestión de fibra dietética. Esta fibra dietética, que es una forma de hidratos de carbono, habitualmente no se absorbe en el intestino, y esto provoca que entre al mismo mayor cantidad de agua, lo que la final da heces fecales más blandas. Tomar suficiente agua al día y realizar algún tipo de ejercicios ayuda a no padecer de estreñimiento.

Actividad física contra el estreñimiento
Hay algunos ejercicios específicos para fortalecer algunos de los músculos que intervienen en la defecación

Pero también hay enfermedades que pueden producir estreñimiento, como la enfermedad de Parkinson, el cáncer de colon y enfermedades del tiroides.

Los medicamentos son causa frecuente de estreñimiento. Los medicamentos para los dolores que contienen opiáceos, los que tienen efectos atropínicos, pueden causar estreñimiento. El abuso de los laxantes por el propio estreñimiento durante años lo puede empeorar, pues esto “acostumbra” al intestino, y si la persona no se toma el laxante, tendrá gran dificultad para defecar.

El hábito de defecar, como su nombre lo dice, es un hábito, valga la redundancia. Si cuando tenemos la sensación de defecar, frecuentemente no lo hacemos, terminaremos inhibiendo este reflejo y nos podemos convertir en estreñidos.

¿Cuándo ir al médico?

Hay personas que son estreñidas por muchos años. Pero lo más preocupante pudiera ser que una persona que no lo sea se convierta en estreñida en pocos meses, o que ese estreñimiento se acompañe de una pérdida de peso importante de forma involuntaria en los últimos dos o tres meses.

Otro signo de alarma es que aparezca sangre en las deposiciones, o que comience a presentar dolor abdominal, principalmente del tipo de cólicos. La forma de las heces puede cambiar, se pueden hacer más delgadas y finas, a pesar de mantener la misma consistencia.

También hay ocasiones en que el estreñimiento comienza a alternar con períodos de diarreas. En cualquiera de estos casos debe acudir al médico.

¿Cómo confirmar si tengo o no estreñimiento?

Realmente, saber si se padece de  estreñimiento o no resulta nada  fácil, pero lo importante es conocer la causa que determina que la persona  engrose las filas de los estreñidos. Al visitar al médico este de seguro hará varias preguntas para tratar de definir el patrón de defecación y la duración del estreñimiento. Posteriormente, de ser necesario, le puede hacer un tacto rectal y una exploración anal.

Otras prueba que se indica es un análisis llamado sangre oculta en heces fecales, que como su nombre lo indica busca la presencia microscópica de sangre en las heces. Normalmente las heces no deben contener sangre.

En algunos casos, también le pueden indicar hacer ultrasonido, una radiografía del colon contrastada, una rectosigmoideoscopía o una colonoscopía. Habitualmente con estas pruebas se tiene un diagnóstico de la causa del estreñimiento. La mayoría de las veces con un grupo de preguntas que nos realiza el médico se identifica la causa. Nunca  se debe dejar de mencionarle los medicamentos que habitualmente consume.

¿Qué se debe hacer para no estar estreñido?

Aquí hablaremos del estreñimiento que no tiene ninguna enfermedad como causa, que con mucho es el más frecuente. Habitualmente será necesario la introducción de algunos cambios en nuestros hábitos del día a día. Estos cambios se concentran, para la mayoría de las personas en agregar fibra a la dieta, tomar abundantes líquidos y realizar actividades físicas en la medida de sus posibilidades.

Agregando fibra a la dieta.

Hay muchos alimentos ricos en fibras. Los principales son los vegetales, los granos o frijoles y las frutas. Dentro de los vegetales, los de hoja verde son los que más tienen. Otros ejemplos de alimentos ricos en fibra son el pan integral y el arroz integral. El salvado de trigo se comercializa como tal, pruebe a agregar una o dos cucharadas en la sopa o en el yogurt.

La fibra tiene otros beneficios, como son que ayudan a evitar el cáncer de colon y a bajar el colesterol malo.

Tomando abundante líquido.

Debemos tomar al menos ocho vasos de agua al día, más aún en verano. Hay preparaciones de alimentos que contienen bastante líquido, como los jugos de fruta, las sopas y el gazpacho. No tome gaseosas como sustituta del agua.

Realizando actividad física.

La realización de actividad física ayuda a “mover los intestinos”. Caminar, regar el jardín, salir con amigos, trate de unir la actividad física con cosas que nos den placer, será mucho más agradable. Lo ideal es hacer ejercicios físicos, pero cuando no se puede por alguna condición médica, lo antes mencionad ayuda. Lo importante es evitar ser sedentario.

Una dieta rica en frutas y vegetales contra el estreñimiento
Cuando las heces de una persona contienen poca agua, puede ser la causa de estreñimiento

Hay algunos ejercicios específicos para fortalecer algunos de los músculos que intervienen en la defecación, son los llamados ejercicios de Kegel. Estos los abordaremos en próximos artículos.

Una pregunta frecuente: ¿puedo utilizar laxantes?

Siempre que podamos, debemos evitar el uso de los laxantes. Su uso por largos períodos de tiempo puede traer efectos contrarios a los deseados. Existen un grupo de laxantes que lo que hacen es algo parecido a la fibra de la dieta: atraer agua hacia las heces dentro de los intestinos lo que las suaviza.

Aunque todas las medicinas producen efectos no deseados, estos son relativamente inocuos. Esos laxantes pueden usarse más a menudo y por mayores períodos de tiempo para aliviar el estreñimiento.

Lee más: ¿Y si lo que tengo es diarrea? ¿Qué debo hacer?


Advertisements