Receta y beneficios del té de jengibre y cúrcuma, ¡delicioso!


¿Quieres una bebida medicinal natural, llena de propiedades y beneficios para la salud? La tenemos. El té de jengibre y cúrcuma es una de las opciones más saludables para cuidarte a la vez que tomas una deliciosa bebida.

Y es que el té ya por sí solo (o las infusiones, como quieras llamarlo) es una de las mejores bebidas que puedes poner sobre tu mesa. Por la mañana, a media tarde o incluso por la noche (¡cuidado! a esta hora no todos los tés nos valen), es una bebida fantástica para cuidar tu salud y la de los tuyos.

Lee más: ¿Es recomendable tomar té por la noche?

Por ello, hoy queremos traerte la receta de uno de los tipos de té que probablemente no conoces: el té de jengibre y cúrcuma, una bebida sana, natural y rica, muy rica en propiedades beneficiosas para tu salud. ¿Brindamos?

3 Beneficios del té de jengibre y cúrcuma

curcuma
Con la cúrcuma nos saldrán deliciosos platos

Digestiones más fáciles

Si sufres de digestiones pesadas o tu hígado y estómago se suelen resentir, el té de cúrcuma y jengibre te ayudará a suavizarlo, facilitar las digestiones y actuar como un tónico para el sistema digestivo. Además, también nos ayuda a tratar la gastritis.

Contra los gases

¿Sufres de gases? No, no es nada divertido aunque suela ser motivo de bromas. Las flatulencias pueden llegar a ser muy dolorosas (además del evidente problema social que nos puede ocasionar). Las infusiones y concretamente este té de jengibre y cúrcuma nos ayudan a aliviar los gases y expulsar para que no nos afecten por dentro.

Para proteger el hígado

El hígado es probablemente el órgano que más se beneficia de las propiedades del té de jengibre y cúrcuma. Nos ayuda a proteger sus células además de cuidar también la vesícula biliar.

Receta del té de jengibre y cúrcuma

Una de sus propiedades es que nos ayudará a acelerar el metabolismo.
El té de jengibre es un supresor del apetito, por lo que nos ayudará a no picar entre horas.

Ingredientes:

  • 2 vasos de agua
  • 30 gramos de jengibre
  • 2 cucharaditas de cúrcuma en polvo
  • Miel y limón

Preparación:

Calentamos el agua en una olla y mientras tanto, vamos pelando y rallando el jengibre. Cuando rompa a hervir, lo añadimos al agua y mantenemos en ebullición durante 7 minutos. Cuando pase el tiempo, lo colamos bien, agregamos la cúrcuma en polvo, un poquito de miel y limón y removemos bien. ¡Listo! Ya tenemos nuestra super infusión de jengibre y cúrcuma con un toque de miel y limón. Deliciosa.

Así de fácil es preparar tu té de cúrcuma y jengibre fresco. Te animamos a probarlo en frío y en caliente para que encuentres el modo del que más te gusta. De ambas formas está delicioso y tiene un sabor muy especial, que para nada se le parece a otras típicas infusiones que solemos tomar con más frecuencia.

Beneficios del jengibre en polvoo
En su forma de especia puede ser la forma más sencilla de disfrutar de los beneficios del jengibre dando además un toque diferente a nuestras comidas

Otros artículos que te interesarán: ¿Qué sabes sobre la infusión de cola de caballo?


Advertisements