Crema de alcachofas, receta deliciosa y saludable


La forma de cocinar los alimentos es fundamental para que queramos repetir una y otra vez. En el tema de las verduras, cobra especial importancia, especialmente entre los más pequeños que suelen rechazar el sabor y la textura de las verduras en crudo. Las alcachofas son una muestra de ello: a pocos nos gustan comerlas solas, pero si elaboramos ricas recetas de alcachofas al horno, como una deliciosa crema de alcachofas, sin ninguna duda se pueden convertir en unas habituales en nuestra cocina. Vuelve a apostar por ellas y descubre que, un sabor que pensabas que no era para ti, puede ser mucho más exquisito de lo que imaginabas. Comer flores es delicioso.

Lee también: Recetas de alcachofas al horno

Las cremas son la mejor opción para cenar en cualquier época del año, cremas frías o calientes son un plato lleno de nutrientes, barato, fácil de hacer y con muy pocas calorías. Hoy vamos a conocer los beneficios y propiedades de la crema de alcachofas, así como su receta para prepararla hoy mismo.

crema de alcachofas
La crema de alcachofas es una de las mejores maneras de aprovechar esta verdura

Beneficios de la crema de alcachofas

La crema de alcachofas aprovecha los beneficios de la verdura que le da nombre:

Buena para las dietas:

La crema de alcachofas es rica en fibra, baja en calorías y con un alto contenido de cinarina, el cual nos ayuda a eliminar grasas del organismo. Por tanto, está muy recomendada en personas que buscan adelgazar sin que por ello su salud pierda calidad. ¿Has oído hablar de la dieta de la alcachofa? Se puso de moda allá por los 90 gracias al patrocinio de ciertas famosas de nuestro país y lo cierto es que aunque en un primer momento nos sonara a chiste, ha tenido mucho éxito entre la población con problemas de sobre peso o sencillamente entre aquellos que querían perder algo de grasa y, de paso, unos cuantos kilos de más.

Buena para la diabetes:

Gracias a la alcachofa podemos disminuir los niveles de azúcar en nuestro organismo y facilitar la absorción de hidratos de carbono. Por ello, se suele incluir entre los alimentos aconsejados para las personas diábeticas. Si todos debemos cuidar nuestra alimentación, cuando hay algo que no marcha del todo bien el cuidado debe maximizarse.

Buena para el colesterol:

La alcachofa nos ayuda a reducir el colesterol y prevenir otras enfermedades cardiovasculares. El colesterol en la mayoría de los casos está condicionado por un estilo de vida que pide a gritos un cambio, aunque en otras muchas ocasiones también es una cuestión de genética. En cualquier caso, la alcachofa es un ingrediente que no debería faltar en tu dieta. Apuesta por ella y baja el colesterol de manera natural.

Por supuesto, ella por sí sola no te va a hacer nada. Reduce también los alimentos ricos en colesterol, los fritos, las grasas saturadas y en general cualquier otro ingrediente que tu médico no te recomendaría tras ver los alarmantes resultados de tu último análisis de sangre. ¿Quieres quemar colesterol? ¡Haz ejercicio! Con una intensidad de leve a moderada será suficiente.

Buena para el estómago:

Su riqueza en fibra y otros ácidos esenciales para el estómago nos ayuda a cuidar los órganos relacionados con él y tratar asuntos como los gases, el estreñimiento y las digestiones pesadas. Cenar alcachofa nos ayudará a acabar el día de la mejor manera posible. Gracias a sus efectos beneficiosos, iremos al baño con más frecuencia y de manera puntual, nos sentiremos más ligeros y reduciremos la hinchazón y el dolor propio de los gases, un tema que aunque suena a broma puede ser mucho más molesto de lo que la gente se cree. Si los has sufrido, seguro que sabes de lo que te hablo.

crema de alcachofas
En frío o en caliente, las cremas de verduras son un plato excepcional

Receta de crema de alcachofas

Si ya te has convencido de sus beneficios, a continuación te dejamos la receta de la crema de alcachofas para que pongas en práctica todas sus propiedades. Es un plato muy fácil de hacer y bastante económico, además de ser una opción fantástica como primer plato o como cena para niños y mayores.

Ingredientes:

  • 1 kg de alcachofas
  • 1 cebolla
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • 750 ml de agua
  • 250 ml de leche
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Sal

Preparación:

  1. Comenzamos preparando nuestra crema de alcachofas dorando en una cazuela la cebolla con un poco de aceite.
  2. Mientras tanto y sin descuidar el fuego, preparamos las alcachofas pelándolas y cortando en trocitos. Si es la primera vez que lo hacemos o no se nos da especialmente bien, recomendamos hacer este paso antes, ya que la cebolla tarda poco en dorarse y no podemos dejar que se queme.
  3. Añadimos las alcachofas y preparamos un caldo de verduras diluyendo la pastilla en los 750 ml de agua, que añadimos también a la misma vez que las alcachofas.
  4. Agregamos sal y nuez moscada y lo dejamos a fuego lento durante 30 minutos.
  5. Comprobamos que estén tiernas y lo apartamos del fuego.
  6. Agregamos todo al vaso de la batidora, trituramos hasta que quede una crema de alcachofas homogénea y suave y lo pasamos por el pasapuré para eliminar posibles restos que hayan podido quedar.
  7. Volvemos a añadirlo a la cazuela junto con la leche. Removemos continuamente durante 5-10 minutos para que se integre bien con el fuego caliente pero sin hervir.
  8. Servimos inmediatamente.

Si lo deseas, puedes acompañar esta crema de alcachofas con quesitos o picatostes.

crema de alcachofas sana
Puedes acompañar tu crema de alcachofas con la decoración que prefieras para darle color y sabor a tu plato

Te interesará también: Otras cremas muy nutritivas