Miel de naranjas, la miel por excelencia que te gustará probar


La naranja es una de las frutas que más beneficios nos aporta a nuestra salud, y es que llegada la época de invierno el zumo de naranja no suele faltar en nuestro desayuno debido, principalmente, a sus maravillosas propiedades frente a refriados y problemas de garganta. ¿Pero qué me dirías si te dijera que te puedes beneficiar de todo esto de una manera mucho más dulce? El sabor amargo de la naranja hace que en ocasiones no la tomemos todo lo necesario, por eso hoy os traemos esta fabulosa alternativa: la miel de naranjas.

Te recomendamos leer también: Miel de ulmo, el secreto de Los Andes.

Miel de naranjas, ¿qué es exactamente?

La miel de naranjas o también conocida como miel de azahar, es el resultado de la polinización de las flores del naranjo (azahar). Esta miel, recolectada en los meses primaverales de abril y mayo, se recoge principalmente en las zonas del levante español. Es decir, que la miel de naranjas se encuentra entre los productos autóctonos de nuestra tierra, ofreciéndonos multitud de propiedades beneficiosas para nuestra salud y ese inconfundible sabor a mediterráneo.

la miel se poliniza en los meses de mayo y abril
La miel de naranjas o también conocida como miel de azahar, es el resultado de la polinización de las flores del naranjo.

Una de las características más destacables de esta miel, es que su textura espesa y tan dulce hace que se cristalice de forma natural muy fácilmente. Esta característica nos permite conservarla durante meses sin que se pierdan sus propiedades naturales en el frasco o el envase donde la tengamos guardada, además por supuesto de seguir siendo comestible. ¿Nunca te ha pasado que la miel se haya cristalizado? Quizás haya cometido el error de tirarla pensando que ya no era apta para su uso… ¡pero nada más lejos de la verdad! Cuando eso te ocurra, simplemente caliéntala unos minutos al baño maría hasta que recupere su textura original.

Propiedades de la miel de naranjas.

Como podrás imaginar, la miel de naranjas nos ofrece muchos de los beneficios de la propia naranja.

Entre ellas, encontramos que la miel de naranjas es rica en fósforo, potasio, fructosa y glucosa, lo que la convierten en un endulzante de origen natural que no sólo hará que nuestro café o té esté mucho más dulce, sino que además nuestro organismo absorbe este azúcar de forma mucho más rápida que con el azúcar de mesa. Por otro lado, al necesitar de menos cantidad para endulzar, es una alternativa muy saludable y recomendable si queremos incluir menos calorías a nuestra dieta.

posee muchos beneficios para nuestra salud
La miel de naranjas es un endulzante de origen natural que no sólo hará que nuestro café o té esté mucho más dulce, sino que además nuestro organismo absorbe este azúcar de forma mucho más rápida que con el azúcar de mesa.

Otra de las propiedades más destacables de esta miel es que posee un efecto relajante y sedante natural, perfecto para personas que sufren de insomnio, ansiedad o simplemente no puedes dormir. Un vaso de leche caliente con una cucharada de miel de naranjas justo antes de dormir te hará el mismo efecto que una tila o valeriana, por lo que si tienes un examen, reunión de trabajo o cita importante y te cuesta dormir, ¡haz caso al truco de las abuelas! Un vasito de leche con miel y a dormir como un bebé.

Lee también: Beneficios del café con miel, un desayuno todopoderoso.

Beneficios para la salud de la miel de naranjas.

Además de las características que os hemos contado, la miel de naranjas posee grandes beneficios para nuestro organismo y, por tanto, para nuestra salud:

  • Propiedades antimicrobianas y antisépticas. Al igual que el propio cítrico del que procede, la miel de naranjas va a ser una gran aliada contra resfriados, problemas respiratorios y problemas de garganta.
  • Propiedades antibacterianas que refuerzan el sistema inmune. Es por eso que, gracias a esta propiedad y a la anterior, la miel de naranjas es un producto imprescindible durante los fríos meses de invierno.
otras de las propiedades es el efecto cicatrizante
La miel de naranjas posee propiedades antibacterianas que refuerzan el sistema inmune.
  • Propiedades cicatrizantes y antiinflamatorios.
  • Contiene quercetina, hesperitina, luteolina, kaempferol, galangin, naringenina y isorhamnetin, todos con propiedades antioxidantes, muy beneficiosas para nuestro organismo y para prevenir y enfrentarnos a los problemas relacionados con el envejecimiento.
  • Ayuda a proteger contra el daño de los radicales libres.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades crónicas.
  • Posee un alto contenido en minerales como el zinc, boro, magnaneso, magnesio, selenio, cobre, sodio y potasio.

Si te ha gustado, lee también: Miel del palma, el tesoro de La Gomera.


Advertisements