Miel, el néctar de la naturaleza


¿Qué es la miel?

Cae dorada y sedosa, ondulando de una manera mágica cuya sola visión ya parece reconfortarnos. Es la miel, el néctar que la naturaleza nos ofrece para cuidarnos, curarnos y endulzarnos un poco la vida. Hoy, conoceremos un poco mejor qué es, de dónde nos llega y cómo nos ayuda. ¿Preparados?

Néctar de flores y una pequeña abeja, eso es todo lo que se necesita para crear este exquisito edulcorante. Las abejas toman ese néctar que toda flor tiene y lo llevan hasta su colmena, donde lo convierten, mezclándolo con las enzimas que ellas mismas segregan y que suponen la clave de esta deliciosa transformación. La miel de abeja pura es un producto natural ideal para enriquecer nuestros platos, dándoles su dulzor característico, pero también para ayudarnos con problemas de salud.

miel-tarro
Una cucharadita de miel al día puede ahorrarnos muchos problemas

 

Un poco de historia

Es el edulcorante natural más antiguo del mundo y, de hecho, existen incluso pinturas rupestres que nos muestran a hombres recolectando miel de abeja. Las de la Cueva de la Araña, en Bicorp, sin ir más lejos, datan del 7.000 A.C.

Los egipcios la usaban, los griegos también y era considerado un alimento «estrella» al que no todos los individuos podían acceder y que incluso se empleaba como pago de impuestos. También podía emplearse para embalsamar. No en vano, llega hasta nosotros una leyenda que dice que el cuerpo de Alejandro Magno se trasladó desde Babilonia, donde había fallecido, hasta el lugar en el que sería sepultado en un recipiente de barro lleno de miel, en el que el cuerpo quedó sumergido, evitando así su descomposición.

Beneficios y propiedades de la miel de abeja pura

Al ser un alimento rico en azúcares, la miel de abeja nos proporciona una energía rápida y natural. Tiene menos calorías que el azúcar (387 calorías por 100 gramos, mientras que la miel tiene 304) por lo que engorda menos y puede ayudar a cuidar la línea sin perder el componente dulce y sabroso que necesitamos.

Además, ayuda a que las digestiones sean menos pesadas, pues, al ser una sustancia predigerida por las abejas, nuestro cuerpo la absorbe con mayor facilidad e incluso nos ayuda a aliviar los ardores y las molestias provocadas por las úlceras.

Por si esto fuera poco, se considera un alimento con propiedades antibióticas, antisépticas y cicatrizantes. Ayuda a prevenir infecciones, por lo que no está demás tomar una cucharadita al día. Además de hacer nuestra vida más dulce, consigue cuidar nuestro cuerpo.

Y, por supuesto, no es ningún secreto, la miel es el instrumento ideal para defendernos de los catarros. Consigue suavizar nuestra garganta y aliviar esa molesta tos que puede no dejarnos dormir por la noche. Las propiedades de este dulce son inmumerables, incluso se dice que es buena para luchar contra las alergias o para conseguir la ansiada regularidad a la hora de ir al baño. Pero no sólo para el organismo, la miel de abeja pura tiene propiedades excepcionales para nuestra piel y, usada como mascarilla facial, ayuda a conseguir un cutis suave y nutrido.

Tipos de miel

Existen muchos tipos de miel de abeja y, claro está, al provenir de diferentes plantas, los usos de cada una de ellas son tan diferenciados como extensos. Vamos a repasar los más importantes:

  • Miel mil flores: Ninguna variedad floral es la predominante, de ahí su nombre. Es ideal para los catarros y constipados por sus propiedades antisépticas.
  • Miel de romero: Es una de las más apreciadas por su característico sabor. Resulta muy tonificante e ideal para combatir el cansancio diario.
  • Miel de azahar: La miel que se obtiene de la flor del naranjo es principalmente apreciada por su poder calmante, y muy recomendable para personas que tienen problemas para dormir.
  • Miel de acacia: Suele ser recomendada a las personas que sufren de estreñimiento.
  • Miel de brezo: Su uso principal es para combatir enfermedades urinarias. Tiene un alto poder antiinflamatorio.
  • Miel de eucalipto: También posee un sabor muy rico. Por supuesto, sus cualidades principales se encuentran a la hora de tratar problemas respiratorios.

Descubre: La miel de brezo, ¡irresistible!

Información nutricional

Por último, os dejamos una tabla con la información nutricional de este fantástico alimento. Y vosotros, ¿ya sabéis por qué tenéis que tomarla?

Valores mediosPor cada 100 g
Valor energético304 kcal
Lípidos0 g
Colesterol 0 mg
Sodio4 mg
Potasio52 mg
Glúcidos82 g
Proteínas0,3 g
Calcio6 mg
Hierro0,4 mg
Magnesio2 mg
Vitamina C0,5 mg