Metformina para adelgazar, conoce sus riesgos


Las dietas milagro y los supuestos alimentos o pastillas milagro para perder peso son prácticamente el día a día de aquellas personas que quieren o necesitan bajar de peso con urgencia. Sin embargo, la mayoría de las veces no buscamos la suficiente información ni le hacemos caso a los posibles efectos secundarios que todos estos remedios supuestamente milagrosos pueden tener. La última moda en dietas exprés está basada en un componente bastante desconocido y nos prometen que gracias a él diremos adiós a todos esos kilos que nos sobran: hablamos de la metformina para adelgazar. ¿Quieres saber de qué se trata? ¿Conoces todos los riesgos que conlleva? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre éste nuevo método.

Te recomendamos leer también este artículo: La dieta disociada y sus riesgos. ¡Cuidado!

¿Qué es la metformina?

La metformina es una clase de medicamento que se usa para controlar la diabetes de tipo 2. Este medicamento lo que hace es controlar la cantidad de glucosa en sangre, disminuyendo la cantidad que se absorbe de los alimentos y la que se forma en el hígado. De esta forma, potencia el efecto de la insulina en pacientes con diabetes, por lo que los médicos la recetan para este tipo de enfermedades.

La metformina es para tratar la diabetes
La metformina es un medicamento que se receta a personas que sufren diabetes del tipo 2.

Metformina para adelgazar, ¿realmente funciona?

Siguiendo con la base anterior, es lógico pensar que efectivamente la metformina para adelgazar sí funciona, ya que controla el azúcar en sangre. Además, una de las características de éste medicamento es que hace que el paso de la comida desde el estómago hasta el intestino sea mucho más lento por lo que la sensación de saciedad durará más y por tanto las ganas de comer llegarán mucho más tarde.

La idea de que la metformina para adelgazar es efectiva viene de los propios pacientes diabéticos que la usan: suelen perder bastante peso que este medicamento, debido a todo lo anterior que hemos dicho. Sin embargo debemos recordar, señalar y prestar mucha atención al echo de que estamos hablando de personas con diabetes del tipo 2, por lo que sino padeces de este trastorno no es una buena idea tomar este medicamento.

Quién no debe tomar metformina para adelgazar.

Antes de tomarla, como cualquier medicamento, existen grupos de personas que deben abstenerse de tomarla ya que podría ser verdaderamente perjudicial para su salud. Entre ellos destacamos las personas con problemas renales, cardíacos o cualquier otro tipo de problema que produzca acidosis; también están incluidas las mujeres que tomen la píldora anticonceptiva, están embarazadas, pretendes estarlo o estás dando el pecho; las personas que consuman alcohol con regularidad, los atletas o deportistas y los mayores de 80 años.

La metformina no puede usarse junto a las anticonceptivas.
No debes tomar metformina para adelgazar si estas tomando anticonceptivos orales, estás embarazada, pretendes estarlo o estás dando el pecho.

Si estás fuera de todos estos grupos, en principio no debería haber ninguna razón preocupante por la que no debas tomarla, sin embargo asegúrate de avisar a tu médico que la estás tomando si vas a someterte a cualquier tipo de cirugía, a rayos X, si te van a hacer un contraste o si tomas alguno de estos medicamentos:

  • Acetazolamida.
  • Amilorida.
  • Inhibidores de la encima convertidora de angiotensina (ACE).
  • Beta bloqueadores.
  • Bloqueadores de canales de calcio.
  • Cimetidina.
  • Digoxina.
  • Diuréticos.
  • Furosemida.
  • Terapia de reemplazo hormonal.
  • Insulina u otros medicamentos para la diabetes.
  • Isoniacida.
  • Medicamentos para el asma y el resfriado.
  • Medicamentos para enfermedades mentales y náusea
  • Medicamentos para la enfermedad de la tiroides.
  • Morfina.
  • Niacina.
  • Esteroides orales.
  • Fenitoína.
  • Procainamida.
  • Quinidina y quinina.
  • Ranitidina.
  • Topiramato.
  • Triamterene.
  • Trimetoprima.
  • Vancomicina.
  • Zonisamida.

Efectos secundarios de la metformina para adelgazar.

Y aquí es donde os vamos a explicar los peligros que conlleva el tomar un medicamento para algo para lo que no está prescrito. Los efectos de la metformina son, incluso para pacientes con diabetes, bastante amplios. Entre los efectos secundarios leves que podemos tener si usamos la metformina para adelgazar se encuentran la diarrea (razón por la que muchos pacientes pierden peso), hinchazón, dolor de estómago, flatulencia, indigestión, estreñimiento, sabor metálico en la boca, acidez, dolor de cabeza, enrojecimiento de la piel, cambios en las uñas, fiebre, mareos, vómitos, pérdida de energía y dolor muscular.

Además de estos, podemos sufrir otro tipo de efectos secundarios que son mucho más graves: sarpullidos y dolor de pecho, que a menudo va relacionado con problemas más serios de corazón. De echo, en algunos pacientes, sobre todo los de avanzada edad, pueden llegar a sufrir acidosis láctica: una enfermedad bastante seria que consiste en el aumento del ácido láctico y que, en algunos casos, puede llegar a ser mortal.

Son muchos sus efectos secundarios
Entre los efectos secundarios podemos encontrar dolor de estómago, hinchazón, diarrea, náuseas, vómitos y dolos muscular.

Y si por si esto no fuera suficiente, para la mujeres que toman la pastilla anticonceptiva es mucho peor. Entre los síntomas que pueden aparecer si tomar metformina para adelgazar a la vez que las anticonceptivas encontramos  disminución de la libido, coágulos en la sangre, triglicéridos altos, depresión, varices e incluso aumento de peso; es decir, que no sólo estarás poniendo en riesgo tu salud, sino que además en lugar de perder peso puede que consigas todo lo contrario.

Metformina para adelgazar: conclusiones.

En Alimentos Ricos somos totalmente opuestos a la toma, ingesta o práctica de cualquier método que no sea saludable y, por tanto, perjudique nuestra salud. Es por eso que ante cualquier tipo de nueva dieta o nuevo remedio para perder peso, recomendamos acudir siempre al médico o especialista, ya que mejor que nadie él sabrá darnos las indicaciones adecuadas.

En el caso de la toma de metformina para adelgazar, es evidente que los efectos secundarios que produce son los suficientemente importantes como para no recomendarla. Hay que dejar claro que es un medicamento y que, como tal, está pensado para tratar un tipo específico de enfermedad además de que debe de ser el médico el que siempre la recete. Por tanto, si aún te quedan dudas sobre si debes tomarla o no, o quieres obtener más información, acude a tu médico y que él te ayude a tomar una decisión. Recuerda: ante la duda acude siempre al especialista.

Este artículo también te puede interesar: Perder 5 kilos en una semana: lo que nadie te cuenta.


Advertisements