La dieta disociada y sus riesgos. ¡Cuidado!


¿Alguna vez te has sentido abrumado por no poder perder peso o por que todo lo que has probado no parece funcionar y sigues ganando kilos? ¿Has probado diferentes dietas de internet, revistas y hasta la que realizó tu vecina? Te puedo asegurar que si estás en ese camino o te sientes identificada/o con lo que digo te interesará leer este artículo sobre la dieta disociada.

¿Escuchaste hablar de la dieta disociada?

Entre las miles de dietas que existen en internet o en las revistas, podemos encontrar una de las más difundidas y famosas, la dieta disociada. ¿La has realizado? ¿Conoces a alguien que la realizó o lo esta haciendo en este momento?

En realidad hay una gran cantidad de dietas que podrían considerarse bajo éste título, pero todas tienen un aspecto en común, la misma base, que es no mezclar alimentos que posean diferentes macronutrientes (proteínas, grasas e hidratos de carbono).
Esta condición es casi imposible de realizar si uno lo analiza bien, debido a que los alimentos, en su mayoría, se componen de distintos macronutrientes.

La dieta disociada
La dieta disociada se encuentra dentro de las llamadas “dietas milagrosas” que prometen una gran pérdida de peso en poco tiempo, algo totalmente peligroso para nuestro organismo.

La dieta disociada clásica promete una pérdida de hasta 5 kilos por semana, ya que los creadores aseguran que al realizarla se movilizan los depósitos de grasa, se queman las reservas de glucógeno y se elimina agua.

¿Te suena bien el perder 5 kilos en una semana? ¿Crees que es una buena opción para ti o para cualquiera la dieta disociada? Yo te puedo asegurar sin ninguna duda que no lo es, y te voy a contar porque.

¿En que consiste esta dieta?

Esta dieta se basa en que las grasas, azúcares y proteínas de los diferentes grupos de alimentos no pueden ser digeridos y asimilados por separado en el aparato digestivo. Clasifica los alimentos en cinco grupos diferentes: Hidratos, frutas, proteínas, grasas y vegetales.

Quizás quieras leer también: El arroz engorda y otras leyendas que deberías conocer

No indica cuáles son las cantidades de alimento que uno debe ingerir pero la base de la misma es que no se pueden mezclar de ninguna forma los alimentos de cada grupo en una misma comida.
Como mencione anteriormente, esto es imposible debido a que son muy pocos los alimentos se componen de diferentes nutrientes.
Analicemos la leche por ejemplo, 100cc de leche entera contienen 5 gramos de hidratos de carbono, 3 gramos de proteínas y 3 gramos de grasa.

Las dietas milagro no son una buena opción
Cuando se pierde mucho peso de golpe con dietas muy bajas en calorías, en la mayor parte de los casos el peso se recupera y se puede llegar a ganar más kilos de los que uno tenia antes de realizar este tipo de dietas.

La dieta disociada consiste en que puedes comer todo lo que quieras pero de alimentos que estén en el mismo grupo. ¿No te suena absurdo?
Y a su vez también se prohíbe mezclar dentro del mismo grupo, por ejemplo, frutas ácidas con dulces o diferentes tipos de hidratos de carbono. No sólo es complicada sino que además puede traernos muchos problemas de salud de los que te hablaré a continuación.

No tiene ningún fundamento científico que la avale y mediante palabras pseudo científicas pretende que termines creyendo cosas totalmente absurdas, como el hecho de que nuestro organismo no puede digerir y metabolizar diversos nutrientes al mismo tiempo. Lo cuál es completamente falso.

Peligros y complicaciones de la dieta disociada

Bajo valor calórico

Éstas dietas generalmente aportan muy pocas calorías, lo que se puede traducir en diversas alteraciones y complicaciones, que van desde mareos y sequedad de la piel hasta pérdida de cabello, amenorrea en mujeres, insomnio y depresión.

Exceso de proteínas

La dieta disociada es hiperproteica, es decir que se consumen mayores cantidades de proteínas. Si se consume proteínas en exceso y el aporte de hidratos de carbono es bajo o muy bajo, aumentan los niveles de nitrógeno lo que puede provocar con el tiempo descalcificación ósea y daños renales.

Riesgo cardiovascular

Al incluir alimentos que poseen gran cantidad de grasas y, peor aun, grasas saturadas, como son por ejemplo carnes grasas, embutidos y fiambres, eleva los niveles de colesterol y triglicéridos.

Por la clase de alimentos que incluye y no restringir cantidades, puede aportar hasta 1500 mg de colesterol diarios. Para que se den una idea de lo mucho que es esto, les cuento que los niveles máximos saludables que debemos consumir diariamente de colesterol son de 300 mg, y las personas que tienen colesterol elevado o patologías en las que deba cuidarse el aporte de este, deberían consumir hasta 200 a 250 mg por día.

La dieta dissociada y sus peligros
La dieta disociada puede provocar graves complicaciones. Siempre se debe consultar a profesionales y no seguir este tipo de dietas.

Pérdida de masa muscular

La función principal de los hidratos de carbono es la energética, es decir, ellos nos aportan la energía necesaria. Las proteínas tienen una función estructural, forman y reparan tejidos.
Sabiendo esto podemos decir que la dieta disociada produce pérdida de masa muscular, debido a que el aporte de hidratos de carbono es muy bajo y estos no alcanzan para generar la energía que necesitamos, entonces lo que ocurre es que el organismo utiliza las proteínas para obtener la energía que le falta, y éstas no pueden ser utilizadas para la función primordial que deberían cumplir.

Cetosis

Esta es otra complicación que se deriva del bajo aporte de hidratos de carbono. Como el organismo trata de preservar las proteínas para el fin que éstas tienen, el de construir y reparar tejidos, se comienza a utilizar a las grasas como combustible enérgetico principal, lo cual produce unos compuesto llamados cuerpos cetónicos. Esto puede provocar mal aliento, pérdida de apetito, mareos, dolores de cabeza y hasta posibles arritmias.

Estreñimiento

La dieta disociada contiene muy poco aporte de fibra lo cuál puede provocar constipación.

La mejor dieta

Todas las dietas que puedas encontrar en internet o diversos lugares, que prometen cosas milagrosas, no son una buena opción para tí. La dieta disociada es una o una serie de dietas que se clasifican bajo este título, pero hay miles de dietas que circulan por ahí y todas conllevan complicaciones y efectos secundarios que pueden llegar a afectar tu salud gravemente.

Entonces ¿cuál es la solución? ¿Qué debes hacer para perder peso seguro y estar más saludable?
Primero deberías consultar a un profesional en el tema que pueda ayudarte y encaminarte, y sobretodo educarte para que adquieras hábitos alimentarios saludables que puedas realizar por el resto de tu vida.

hábitos y alimentación
Llevando una alimentación equilibrada y variada se puede bajar de peso, no es necesario realizar dietas. Lo importante es adquirir buenos hábitos alimentarios.

Un plan de alimentación debe ser personal y adecuado solo para ti. Los profesionales como nutriólogos o licenciados en nutrición, tienen el conocimiento necesario para analizar tus hábitos, tu situación particular, y teniendo en cuenta tus características físicas y biológicas diseñar un plan de alimentación que se ajuste perfectamente a ti.

Lee también: Consejos de un nutricionista sobre lo que debemos cenar

No debes seguir dietas que no tienen fundamento científico ni tienen en cuenta tu situación biológica particular. Así como vas al médico cuando tienes un resfrío, si quieres bajar de peso debes consultar a un profesional que pueda ayudarte, y no seguir dietas de revistas que prometan asombrosos cambios en poco tiempo, no te dejes engañar.

No bajes rápido, baja seguro y educate para que no puedan engañarte. Llevar una alimentación saludable es un modo de vida.