Frutas de temporada, las mejores de verano


Tras hacer un recorrido por las mejores frutas de temporada de otoño, invierno y primavera, llegamos por fin a la temporada estival, el verano, la época del año más deseada por los niños pero también la más calurosa y que más estragos puede causar. Mantener nuestro cuerpo hidratado es fundamental para cuidar nuestra salud y paliar los efectos negativos de las elevadas temperaturas.

En las frutas tenemos uno de los mejores aliados para combatir el calor y refrescarnos mientras nos alimentamos y nutrimos. Hoy hemos recogido las cinco mejores frutas de temporada para los meses de junio, julio y agosto, el momento del año en que tienen mejor sabor, son más naturales y su precio también baja.

Las mejores frutas de otoño

Las mejores frutas de primavera

Las mejores frutas de invierno

frutas de temporada
Nada más refrescante que una rodaja de sandía

Frutas de temporada en verano

En verano necesitamos estar bien hidratados, algo que no solo se consigue bebiendo agua. Las cremas frías, las hortalizas y las frutas son los mejores aliados durante la temporada estival, todas ellas aportan un plus de hidratación a nuestro cuerpo, castigado por las altas temperaturas.

Además, al ser tan refrescantes y ligeras, la mayoría de las frutas de temporada de verano no contienen apenas calorías y son muy fáciles de comer. Nos apetecen a cualquier hora e incluso les gustan a los niños, quienes suelen ser más reticentes a la hora de comer fruta.

Aprovecha las bondades de las frutas de verano para nutrirte con todas sus vitaminas.

¿Cuáles son las cinco mejores frutas de temporada en verano?

frutas de temporada
Melón y sandía, esos compañeros inseparables que no pueden faltar en tu nevera cada verano

Sandía: Si pensamos en verano, es inevitable no pensar en una buena rodaja de sandía, probablemente la fruta más fresca y rica en agua que podemos encontrar en la frutería o el supermercado. Con ella podemos hacer gazpachos, zumos o simplemente tomarla a bocados después de las comidas. La sandía es rica en antioxidantes, en arginina, en licopeno y en Vitamina A.

Melón: El compañero vital de la sandía es el melón, la segunda fruta más característica de los meses de verano. Un 90% de su composición es simplemente agua, pero también es muy nutritiva: contiene Vitamina A, calcio, magnesio, potasio y fósforo, entre otros.

Melocotón: A finales de la primavera comienzan a llegar las frutas de temporada de la familia del melocotón pero es en pleno mes de julio cuando alcanza su pico de mejor momento. Al igual que el melón, el melocotón es rico en minerales (calcio, hierro, fósforo, potasio y manganeso) y también en vitaminas (A, B y C).

Ciruela: La ciruela es otra de las frutas más características del verano y entre sus valores nutricionales destacamos su alto presencia en hierro, fibra y vitamina C.

Pomelo: Aunque forma parte de la familia de las naranjas, el pomelo se adelanta un poco a sus hermanos y llega a finales de verano. Al tratarse de un cítrico, su contenido en Vitamina C es muy elevado, por lo que nos comienza a preparar para el cambio de tiempo que está a la vuelta de la esquina.

beneficios del pomelo
El pomelo es una fruta muy nutritiva