Consejos para desintoxicar el cuerpo tras los excesos


Las tapitas en vacaciones, las cenas copiosas en Navidad, los helados en verano o las comidas de empresa o familiares. Nos gusta comer y, sin ninguna duda, no es malo pasarse de vez en cuando si no tienes ningún problema de salud que te lo desaconseje, pero después de unos días de excesos, debemos ser responsables y contrarrestar con otra temporadita en la que desintoxicar el cuerpo después de estos excesos sea nuestra prioridad.

Esto no consiste solo en comer menos: hay una serie de consejos que te guiarán para aprender a desintoxicar el cuerpo, un aspecto muy importante para cuidar tu salud. Toma el camino correcto y aprender a darle un respiro a tu cuerpo después de los excesos mediante una correcta nutrición (no es lo mismo nutrirnos que comer) y un estilo de vida saludable.

Olvida los grandes atracones para después apenas llegar al mínimo de calorías diarias que se considera sano. Con estos vaivenes maltratarás aún más tu organismo. Conoce los mejores trucos para desintoxicar el cuerpo sin pasar hambre ni desequilibrar tu alimentación. La salud, ante todo.

Trucos para desintoxicar el cuerpo

desintoxicar el cuerpo
El agua con limón en ayunas es una ayuda fantástica para desintoxicar el cuerpo

Con la alimentación:

Agua con limón en ayunas:

El agua con limón es una excelente idea para desintoxicar el cuerpo. Aunque es aconsejable hacerlo en cualquier ocasión, cobra especial importancia si necesitas depurarlo después de una temporada de excesos.

Pero además, no solo nos ayudará en este sentido, si no que también tiene propiedades diuréticas, retrasará la aparición de arrugas, mejorará tu estado de ánimo y te ayudará a restablecer las buenas digestiones, uno de los principales problemas asociados a los excesos de las comidas típicas de épocas navideñas o vacaciones. Su preparación es tan sencilla como echar un chorrito de limón en un vaso de agua.

Para maximizar sus efectos, lo mejor es consumirlo en ayunas, 5 minutos antes del desayuno. Aunque recién levantados probablemente lo que menos nos apetezca sea un vaso de agua con un toque ácido, tu cuerpo te lo agradecerá, no hay nada más efectivo para depurar el organismo que este sencillo gesto.

Un día a caldos y frutas:

Aunque tengas la tentación de comer algo más sólido, si necesitas desintoxicar el cuerpo tras los excesos es una buena idea concienciarte para pasar un día tomando exclusivamente caldos y frutas. Las sopas ligeras y las frutas con un alto contenido en agua, como la sandía, el melón o la pera son las mejores opciones.

Si comes las cantidades correctas, no deberías pasar hambre, pero en cualquier caso es una manera natural de hacer descansar a tu cuerpo sin comprometer tu alimentación, ya que los caldos y las frutas tienen muchos nutrientes que continuarán cuidando tu nutrición. ¿Eres incapaz de seguir este método y el cuerpo te pide algo más sólido? Introduce un par de yogures bajos en grasas o alguna rebanada de pan integral con un chorrito (pequeño) de aceite de oliva.

La sandia tiene numerosos beneficios para la salud
La dieta de la sandía es una posibilidad que te permite bajar unos kilos pero solo por unos días

Evita fritos, precocinados y comidas grasas al menos durante los 3 siguientes días:

Si has terminado tus vacaciones y no te has privado de nada, toma especial cuidado los tres siguientes días para que tu cuerpo se depure después de este frenético ritmo. Come sano durante este período de tiempo, evitando precocinados, comida rápida, fritos y grasas y apuesta por carnes y pescados a la plancha, lácteos con bajo contenido en grasa como la leche desnatada o los yogures 0% o frutas y verduras.

Dale tregua a tu estómago y empieza a comer sano, en la cantidad que quieras. Si son alimentos saludables y naturales, no deberías preocupar si el tamaño del plato ha crecido considerablemente. Tu estómago será el que te diga cuánto quiere. Aprende a escucharle.

Bebe mucha agua:

Beber mucha agua es fundamental para retomar la buena salud de tu organismo y desintoxicar el cuerpo tras los excesos. Estar bien hidratado es muy importante y gracias al agua eliminaremos toxinas a través de la orina a la vez que mantenemos los riñones activos y limpios.

Recuerda: dos litros de agua al día siempre deberían estar entre tus prioridades de salud, pero más aún después de una temporada de excesos. No es un capricho de los médicos ni una estrategia de marketing de las distribuidoras de agua embotellada. Realmente necesitamos beber mucho líquido para mantenernos hidratados, depurar el organismo, acabar con la retención de líquidos y tenderle una mano amiga a algunos órganos, como por ejemplo, los riñones.

Ejercicios para adelgazar piernas
Hacer deporte en compañía ayuda a motivarnos y mantener alejada la pereza. ¡Es otra clave para desintoxicar el cuerpo!

Con tu estilo de vida:

¡Muévete!:

Pero no solo con la alimentación debemos desintoxicar el cuerpo. Recuerda que también tu estilo de vida determina quien eres. Abandona el sedentarismo y muévete más. No hace falta que corras la maratón o te conviertas ahora en el deportista del año, no se trata de eso. Pero si, por ejemplo, tienes las tardes libres, puedes aprovechar para salir a caminar con un amigo/a, apuntarte a clases de baile o sencillamente ir caminando hasta el centro de la ciudad cuando salgas de compras en lugar de ir en coche.

Si entre semana no tienes tiempo de hacer nada por los horarios del trabajo, elige el sábado o el domingo para hacer actividades al aire libre. A todos nos gusta tirarnos en el sofá a ver una película, pero hay día para todo y siempre puedes salir a pasear un rato por las mañanas. Te oxigenarás y desintoxicarás tu cuerpo a partes iguales.

Los excesos nunca son buenos:

Quizás este consejo llega un poco tarde, pero apúntatelo para la próxima vez. Puedes darte un capricho o una cena copiosa de vez en cuando, especialmente cuando hay ocasiones señaladas, pero no lo tomes por costumbre. Aprende a controlarte y a vivir más sano.

Adiós hábitos nocivos:

Ya no tienes 15 años. Fumar ya no es algo «de mayores» y beber alcohol no va a hacer que tus amigos te llamen más a menudo para quedar. Ya sabes que la vida no funciona así y sin embargo sigues atado a hábitos que están castigando tu cuerpo. Desintoxicar tu cuerpo de excesos no implica solo bajar unos kilos o darle un respiro a un estómago al que has sometido a un ritmo frenético.

Elimina el alcohol de tu rutina, deja el tabaco y recupera tu salud.

También te interesará: Trucos para dejar de fumar, si quieres es posible