Tarta de ciruelas, la tradición que no debe faltar en tu cocina


Una forma muy rica de aprovechar las frutas de temporada es realizar sabrosas tartas. Después de las ricas tarta de piña y tarta de manzana, os vamos a enseñar dos ricas recetas para preparar una tarta de ciruelas que te convertirá en la envidia de tus invitados.

Con la llegada de temperaturas más templadas vuelve a aparecer en nuestros hogares una fruta tan peculiar y con tantas variantes como es la ciruela. Hay variedades que aguantan más tiempo sin estropearse pero otras variedades, como la ciruela Santa Rosa, son más delicadas y una opción fantástica para evitar que se nos estropeen es crear elaboraciones culinarias como son las tartas de ciruelas.

Todos los tipos de ciruelas sirven para hacer tartas
Con cualquiera de sus variedades podrás hacer una tarta de ciruelas exquisita, la única diferencia será el color y la intensidad de dulzor

Tarta de ciruelas

¿Qué necesitamos?

Para la base:

  • 350 gr harina
  • 100 gr azúcar glas
  • 170 gr mantequilla
  • 3 yemas de huevo

Para el relleno:

  • 170 gr mantequilla
  • 170 gr azúcar
  • 2 huevos
  • 170 gr almendras molidas
  • 6 ciruelas

¿Cómo lo preparamos?

Empezaremos por la base, para eso vamos a conseguir que la mantequilla (no margarina) tenga textura de pomada dejándola a temperatura ambiente al menos treinta minutos y batimos junto a las tres yemas de huevo. Echamos el azúcar glas poco a poco y cuando esté totalmente integrada agregamos la harina tamizada con un colador y amasamos bien. Pondremos sobre film transparente, cubrimos con este mismo tipo de papel y  extendemos con un rollo de cocina hasta que tenga un grosor de menos de un dedo, ponemos en un molde desmontable para el horno, cubrimos con papel de aluminio y horneamos 5 minutos a 180 grados, estando el horno ya caliente. Transcurrido ese tiempo sacamos del horno y quitamos el papel de aluminio.

Seguimos con el relleno para esta tarta de ciruelas. Las almendras, que podemos comprarlas ya molidas o procesarlas en un molinillo de café, las vamos a mezclar con el azúcar que es el otro ingrediente seco de nuestro relleno, y pondremos en un vaso de batidora, donde también añadiremos los dos huevos y la mantequilla. Batimos bien.

Lavaremos bien las ciruelas, partimos por la mitad y quitamos el hueso. Ponemos en el molde sobre la base que ya habíamos calentado, con la piel hacia arriba, y cubrimos con el relleno batido. Metemos al horno que ya teníamos caliente a 180 grados y cocinamos hasta que esté firme. Ya tendremos lista la tarta de ciruelas, dejamos que enfríe, desmontamos el molde y servimos.

Tarta de ciruelas enteras
Deliciosa tarta de ciruelas que utiliza la fruta entera para disfrutar al máximo su sabor

Tarta de ciruelas para thermomix

¿Qué necesitamos?

Para la masa quebrada:

  • 350 gr harina de repostería
  • 130 gr mantequilla
  • 70 ml agua
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 huevo
  • Sal

Para el relleno de ciruelas

  • 500 gr ciruelas
  • 200 gr azúcar
  • 30 gr maizena (harina refinada de maíz)

¿Cómo lo preparamos?

Vamos a empezar haciendo la masa quebrada para la base de nuestra tarta de ciruelas. Pondremos en el vaso de thermomix la harina, la mantequilla fría y cortada en cuadraditos, el azúcar, la levadura química, el agua y una pizca de sal; y programamos 15 segundos a velocidad 6. Transcurrido ese tiempo tendremos nuestra masa lista. Ponemos sobre papel film transparente y hacemos una bola, ya que tendrá una textura terrosa, como a trozos. Envolvemos la masa con el film transparente y dejamos en la nevera unos quince minutos.

Mientras la masa reposa comenzamos con el relleno de nuestra tarta de ciruelas. Empezaremos lavando bien nuestras ciruelas y quitando el hueso del interior, y echamos en el vaso de thermomix junto con el azúcar y la maizena. Programamos 10 segundos a velocidad 5.

Espolvoreamos una superficie lisa y limpia con harina y extendemos la masa con ayuda de un rodillo de cocina. Cubrimos con esta masa un molde para horno desmontable y agregamos todo el relleno. Si hay mucho sobrante de masa puedes cortarlo, pero es recomendable dejar al menos un dedo de masa por encima del relleno.

Esa masa que sobra podemos aprovecharla para decorar nuestra tarta y hacerla mucho más apetecible. Volvemos a amasarla, extendemos con el rodillo y cortamos en tiras de unos dos dedos de ancho. Esas tiras las ponemos sobre nuestra tarta de ciruelas en un sentido, paralelas entre sí, y otras cruzadas también paralelas, haciendo una especie de reja. Pintaremos esta “reja” con el huevo batido para que coja un bonito color dorado.

Tarta de ciruelas para thermomix
El resultado de esta tarta de ciruelas con base de masa quebrada no podría ser más apetecible

Ya lo tenemos todo preparado para meter en el horno precalentado a 180 grados durante 40 minutos. Pasado ese tiempo solo tenemos que dejar enfriar, desmoldar y servir esta rica y sencilla tarta de ciruelas.