¿Cómo puedo sospechar que tengo deficiencias de micronutrientes?


Uno de los objetivos de Alimentos Ricos es informarte sobre los beneficios de la alimentación en tu  bienestar y salud y de seguro te has hecho la siguiente pregunta… ¿Cuáles son los principales signos de las deficiencias de micronutrientes? Aquí encontrarás la respuesta a tu pregunta.

El tema de las vitaminas y minerales ha sido abordado en Alimentos Ricos en diversas ocasiones, pero hoy te recomendamos revisar tu lengua, tus encías, la piel, las uñas, tus huesos y tu cuello como señales de alarma ante la falta de algunos oligoelementos fundamentales para tu bienestar.

Te interesará leer: la importancia de las vitaminas para el funcionamiento de nuestro organismo

Alimentación y nutrientes

La alimentación es una de las funciones vitales para la propia existencia y es además la base para  una buena salud, para el crecimiento  y la reproducción. La adecuada nutrición garantiza tanto los macronutrientes como los micronutrientes.

El consumo de frutas y verduras evita las deficiencias de micronutrientes
La alimentación es la mejor prevención para las deficiencias de micronutrientes

Macronutrientes

Son los nutrientes que se necesitan en grandes cantidades, ellos abarcan las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas y ácidos grasos.

Oligoelementos o Micronutrientes

Se consumen en pequeñas cantidades pero no por ello son menos importantes, son determinantes para las funciones fundamentales del organismo. A ellos pertenecen las vitaminas y los minerales.

Los requerimientos diarios de cada uno de los componentes dependen de la etapa de la vida, por otra parte durante el embarazo y la lactancia también son mayores las demandas de algunos de los oligoelementos.

Deficiencias de micronutrientes y su evolución

Las deficiencias de micronutrientes siguen constituyendo un problema de salud en los países en vías de desarrollo y también presente en determinados grupos de población de países con economías desarrolladas.

La carencia de hierro, ácido fólico, vitamina A y vitamina D, se encuentran entre los principales problemas de deficiencia de micronutrientes. Los déficits de vitaminas y minerales pueden pasar por tres fases, ellas son:

Estadios iniciales

Una falta de asimilación o absorción de los oligoelementos conduce al consumo de las reservas de los mismos porque para mantener los niveles en sangre normales se van agotando las existencias almacenadas.

Carencia subclínica

Cuando no es posible seguir movilizando las reservas y se mantiene el  insuficiente aporte o asimilación se ponen en marcha mecanismos bioquímicos de compensación. Durante esta etapa aun no hay síntomas clínicos.

Afección clínica

Se comienzan a manifestar alteraciones en zonas específicas, y la intensidad y manifestaciones de las mismas  dependerá de la severidad de la carencia y del tiempo que la misma se haya mantenido.

Cuando existe un desbalance entre el aporte de nutrimentos a nivel celular y las necesidades del organismo se producen diversas enfermedades originadas por carencias nutricionales.

Cada una de ellas tiene características muy propias, pero de forma general hay algunas zonas de tu cuerpo que pueden evidenciar los signos de deficiencias de micronutrientes.

Causas de las deficiencias de micronutrientes

En general las causas relacionadas con la aparición de las carencias de micronutrientes se pueden agrupar en:

1.- Deficiente ingestión de micronutrientes, porque no se consumen o  se suplementan las cantidades de cada una de las vitaminas y minerales requeridas para un balance adecuado. También puede estar asociado a dietas desequilibradas. Hay grupos vulnerables o de riesgo como ancianos, minorías, alcohólicos, enfermos crónicos y otros grupos de bajos recursos.

2.- Deficiencias en la digestión y absorción de los micronutrientes, puede estar asociadas a la resección quirúrgica del estómago o de parte del intestino, también a enfermedades digestivas. Otro de los impedimentos para la absorción podría ser el las interacciones con metales o con otros componentes de la dieta.

3.- Pérdida excesiva por la orina, las heces, por fístulas, hemorragias  o drenajes. Algunos medicamentos pueden provocar pérdidas inusuales de micronutrientes.

4.- Grandes demandas metabólicas, como podrían ser situaciones fisiológicas como el embarazo, extensas quemaduras, traumas y otras situaciones.

La piel puede ser un espejo de las deficiencias de micronutrientes
Si al observar la piel o las mucosas se evidencia palidez puede ser un indicio de deficiencias de micronutrientes

Manifestaciones cutáneas de las deficiencias de micronutrientes

La  piel el órgano más extenso de nuestro cuerpo puede ser reflejo de la falta o el déficit de algunos nutrientes, puede manifestar cambios en su coloración normal, en otros casos puede existir una disposición anormal de la pigmentación o manifestaciones eritematosas.

Palidez de la piel

Cuando al observar la piel y las mucosas de una persona observas una coloración pálida,  se puede sospechar la presencia de anemia y sus causas pueden estar asociadas a deficiencias de micronuntrientes.

Anemia por déficit de hierro

Cuando no se consume o no se absorbe adecuadamente el hierro, sus bajos niveles pueden conducir al agotamiento de las reservas de hierro sin manifestaciones de anemia, o acompañada de disminución de los niveles de hemoglobina produciéndose así la anemia.

Es muy frecuente durante el embarazo y a nivel mundial está considerada la deficiencia de hierro y la anemia como uno de los principales problemas de salud en niños menores de 2 años y en algunos países se estima que hasta el 70% están afectados por esta patología. Se ha demostrado que esto influye en el desarrollo normal del lactante, tanto desde el punto de vista físico como en sus funciones motoras y cognitivas.

También puede ser causa de fatiga, cansancio, agotamiento y afectaciones de la memoria y otros problemas mentales.

Entre las deficiencias de micronutrientes la carencia de hierro es una de las fundamentales
Una de las deficiencias de micronutrientes comunes en niños menores de dos años es la carencia de hierro

Anemia Perniciosa

En ocasiones al déficit de hierro se le adiciona el déficit de vitamina B12, es frecuente en los vegetarianos estrictos o en los ovolactovegetarianos, al no consumir carnes no tienen los niveles adecuados de esta vitamina. Una vía para solucionar esto es incorporar en la dieta alimentos muy ricos en hierro como lentejas y soya.

Deficiencia de cobre

La deficiencia de cobre no es frecuente, pero puede presentarse en algunos casos de personas con diarrea crónica, enfermedad celiaca o enfermedad de Crohn, donde hay dificultades con la absorción de cobre. También puede ser consecuencia de una intervención quirúrgica llamada derivación gástrica.

Cuando existe esta dificultad se afecta la movilización del hierro hacia la sangre por deficiencia de ceruloplasmina una enzima que es responsable de esta función y necesita para su acción al cobre.

Se presenta también pérdida de pigmentación en cabellos y piel, cabello frágil, así como otros problemas asociados a la disminución de los glóbulos blancos, osteoporosis, ruptura de vasos sanguíneos y otros.

La pelagra está asociada a una falta crónica de vitamina B3

La falta de niacina también llamada vitamina B3 se manifiesta muy típicamente en la piel, mediante eritema, descamación, formación de escamas y queratosis en las regiones de la piel que más se exponen al sol. Se conoce como pelagra.

Se presenta en personas que obtienen la mayor parte de su energía a partir del maíz y pobre en carne magra, pescado, cereales, leche y vegetales. Se describe como la enfermedad de las cuatro D: dermatitis fotosensible, diarrea, demencia y deceso.

Dermatitis

Si presentas irritación de la piel, eczemas, acné, tienes caspa y seborrea, si tus heridas y úlceras se demoran en cicatrizar podría estar asociado a una carencia de vitamina B5 o ácido pantotéico. Este componente integra el grupo de las vitaminas del complejo B.

La vitamina B5 interviene en la estimulación y regeneración celular de las uñas, la piel y las mucosas. También se asocia a una mejora en la respuesta ante el estrés y el esfuerzo físico.

Signos de deficiencias nutricionales en la cavidad bucal y la lengua

Una de los espejos de las deficiencias de micronutrientes es la lengua y la cavidad bucal, en especial cuando están relacionadas con la falta de vitaminas. En la lengua se observan diferentes alteraciones como sensación de ardor, papilas atróficas, inflamación de la lengua (glositis).En otras aparecen grietas o fisuras y pueden llegar a formarse hasta úlceras.

Déficit de Vitamina C

Cuando el consumo de vitamina C no alcanza los 10mg/día se puede presentar una enfermedad llamada escorbuto. En las encías se refleja esta deficiencia, son llamadas encías escorbúticas y provoca inflamación, sangramiento conduciendo al aflojamiento de las piezas y hasta pérdida de las mismas.

Además de las alteraciones en las encías, la lengua también sufre afectaciones  manifestándose glositis, zonas enrojecidas y hemorragias con pequeños puntos de sangre o petequiales.

La deficiencia de vitamina C también origina lesiones en la piel que se caracterizan por una hemorragia alrededor de los folículos y debajo de las uñas. Esta vitamina no se produce por el organismo por lo que debe ser consumida mediante los alimentos o la suplementación.

Otras deficiencias nutricionales asociadas con cambios en la lengua

Las deficiencias de  Vitamina B-12, Vitamina A, ácido fólico, riboflavina, piridoxina, niacina, cinc, hierro entre otras producen cambios morfológicos evidentes en la lengua.

Tus uñas pueden reflejar deficiencias nutricionales…

Las uñas es una de las regiones del organismo que pueden servir de base para sospechar la presencia de deficiencias de micronutrientes.

La carencia de vitamina B12, se evidencia por un cambio de coloración apareciendo uñas de color de gris o negro azuladas, por su parte la carencia de vitamina B6 o de vitamina A se manifiesta con la formación y fragmentación de capas en las uñas que fácilmente se pueden separar.

En el caso de la pelagra previamente mencionada las uñas son de color mate y se presentan manchas blancas en forma transversal.

También los déficits de zinc, hierro y selenio, se manifiestan provocan alteraciones en las uñas. Una de las más frecuentes es los niveles bajos de hierro, en este caso se presentan numerosas alteraciones como uñas  aplanadas o en forma de cuchara y tienen depresiones, esta condición es conocida como coiloniquia.

Una de las deficiencias de micronutrientes asociada con el consumo de Yodo es el bocio
El aumento de volumen de la región del cuello puede ser expresión de una de las deficiencias de micronutrientes en este caso el Yodo

Aumento de volumen en el cuello podría estar asociado a déficit de Yodo

Cuando se produce un déficit de Yodo fundamentalmente vinculado a la baja funcionalidad de la glándula tiroidea y una alteración en los niveles de hormonas producidos por esta glándula o la adenohipófisis se puede acompañar de un aumento de volumen de la glándula tiroidea.

Cuando a la simple observación aparece un desarrollo marcado de la región anterior del cuello debe ser investigado su posible asociación con un déficit de yodo.

Generalmente estos casos se acompañan de mayor sensibilidad al clima frio, un aumento de peso, estreñimiento y falta de energía.

Conoce más: la glándula tiroidea y el hipotiroidismo

Manifestaciones osteomusculares de las deficiencias de micronutrientes

Los huesos pueden ser una de las regiones donde se reflejen las deficiencias de micronutrientes. Entre ellas podrían ser:

Osteoporosis

Esta es una de las patologías frecuentes en las mujeres después de la menopausia, la osteoporosis secundaria está asociada a la deficiencia de calcio, magnesio y vitamina D. Cuando esto sucede hay un mayor riesgo de fracturas y mediante exámenes especiales se puede conocer la densidad ósea y así llegar a la conclusión del nivel de afectación de la estructura ósea.

Para considerar a la persona con deficiencia de vitamina D la concentración sérica de 25-hidroxivitamina D (25 (OH) D debe estar entre 15 o 20 ng/ml.

Las alteraciones óseas pueden ser expresión de deficiencias de micronutrientes
Cuando hay alteraciones en la asimilación del calcio, la vitamina D o los folatos se puede producir deficiencias de micronutrientes asociada con el metabolismo óseo

Raquitismo

Cuando la deficiencia de vitamina D se produce en niños da origen al raquitismo y en el adulto a la osteomalacia. Esta enfermedad ósea se presenta en las primeras etapas de la vida del niño entre los seis y veinticuatro meses de vida.

Las deformidades en la estructura ósea es su principal manifestación, ella se presenta como consecuencia de una afectación en la asimilación de calcio y folatos. De ahí que el metabolismo óseo normal se ve seriamente comprometido.

Enfermedad de Kashin-Beck

Cuando se le añaden a estas das deficiencias previamente mencionadas también la carencia de selenio y yodo, se puede producir la enfermedad de Kashin-Beck, una afección frecuente en China. Esta osteocondropatía se caracteriza por dolores articulares, la necrosis del cartílago, rigidez y dificultades en el movimiento de numerosas articulaciones.

Prevención de las deficiencias de micronutrientes

Las dietas ricas en vegetales y frutas es el arma fundamental para la prevención de las enfermedades carenciales. Las vitaminas y los minerales no son sintetizados por el organismo de ahí que su ingestión mediante los alimentos, sus precursores o la suplementación es esencial para el mantenimiento de las funciones fisiológicas.

Las frutas y verduras previenen las deficiencias de micronutrientes
El consumo de frutas y verduras es el arma más poderosa para no padecer deficiencias de micronutrientes

Si tu lengua, tus encías, tu piel, tus uñas o alguna de las otras zonas previamente señaladas,  muestran indicios que hagan sospechar la presencia de una carencia de vitaminas o minerales debes acudir al médico para que te efectúe los exámenes complementarios necesarios.

Dependiendo del déficit encontrado y de su severidad será necesario aplicar la suplementación adecuada, pero atendidas a tiempo pueden ser solucionadas las deficiencias de micronutrientes y así evitar sus nefastas consecuencias.

Lee más: La importancia de los antioxidantes, ¿la conoces?