Dolor en las articulaciones, sospecha de artritis reumatoide


Si tienes molestias en varias articulaciones, incluyendo ambos lados del cuerpo, acude a tu médico, porque la artritis reumatoide puede estarte acechando.

La artritis reumatoide es una enfermedad que se desarrolla en alrededor del 1% de las personas y puede causar gran discapacidad si no se detecta y atiende a tiempo. Por eso es importante que actúes rápidamente.

Mientras tanto, continua leyendo este artículo, en el que te aclaramos algunas dudas que puedas tener sobre la artritis reumatoide.

Lee también: El ibuprofeno, ¿un aliado?

Y en esta dirección lo primero a conocer es ¿Qué es la artritis reumatoide?

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica inflamatoria de tipo autoinmune.

Y se carateriza  por desarrollarse tan solo cuando algunos elementos del sistema inmunológico de la persona reconocen como extraños a determinados componentes de las articulaciones.

Esto desencadena una reacción inflamatoria que provoca la liberación de sustancias que causan no solo la inflamación de las articulaciones sino también su destrucción a largo plazo.

El proceso transcurre con la formación de inmunocomplejos en los alrededores de la articulación. A esto contribuyen las células  que producen anticuerpos, que entre otros producen el llamado factor reumatoide.

Junto con la inflamación de los vasos, son atraídos a la zona diferentes tipos de células especializadas en la defensa de la persona, como son los macrófagos y los linfocitos T que complican la situación liberando más sustancias pro-inflamatorias en la articulación.

Estas sustancias causan también reacciones en todo el organismo o manifestaciones sistémicas.

Ejemplo de sustancias pro-inflamatorias implicadas en la artritis reumatoide son las denominadas citocinas, como son la interleucina-1 o IL-1 y el factor de necrosis tumoral-alfa o TNF-a. Ambas citocinas causan daño al hueso. En particular el TNF-a desempeña un papel crucial en la destrucción de la articulación en la artritis reumatoide, así como en la liberación de otras citocinas y sustancias pro-inflamatorias.

¿Pero qué personas se afectan más frecuentemente de artritis reumatoide?

La artritis reumatoide aparece con más frecuencia en la mujeres, ya que se afectan de dos a tres féminas por cada hombre.

Artirtis reumatoide
Las molestias en las articulaciones, pueden ser causadas por la artritis reumatoide

Aunque la edad de inicio puede ser cualquiera, es más frecuente que comience entre los 35 y los 50 años.

Cuando afecta a los niños se le llama artritis reumatoide juvenil que presenta diferencias y semejanzas con la del adulto.

¿Qué causas desencadenan la artritis reumatoide?

La causa intrínseca de la artritis reumatoide es desconocida.
Se sabe que algunas características genéticas crean predisposición a padecer la enfermedad y que existen determinados factores ambientales que pueden desencadenar el desarrollo de esta.

Entre los factores externos, es decir ambientales, se destacan el hábito de fumar así como algunas infecciones virales.

¿Qué manifestaciones o síntomas produce la artritis reumatoide?

Es común que se produzcan en primer lugar síntomas generales.
Entre estas manifestaciones generales de la artritis reumatoide se incluyen:

  • Rigidez de las articulaciones en la mañana que es la llamada rigidez matutina.
  • Malestar y debilidad general
  • Cansancio o astenia en la tarde
  • Falta de apetito
  • Fiebre leve o febrícula.

Estos síntomas generales pueden ser seguidos o acompañados de molestias articulares.

 Conoce mas: ¿Qué sabes de los dolores articulares?

Características de las alteraciones articulares en la artritis reumatoide:

  • Afectan tres o más articulaciones, por eso se dice que es una poliartritis. Aunque puede afectar cualquier articulación, más frecuentemente involucra las que unen los dedos índice y del medio a la mano, las que unen las falanges de los dedos, las muñecas, los codos, las de los dedos de los pies y los tobillos. También puede afectar la columna vertebral en la región superior del cuello.
  • La afectación de articulaciones es simétrica. Esto significa por ejemplo, que se afectan ambos tobillos o ambas muñecas. Esta característica es muy específica de la artritis reumatoide pero debe perdurar por un periodo igual o superior a seis semanas.
  • La rigidez matutina de las articulaciones dura al menos una hora
  • La presencia de rigidez en articulaciones luego de un periodo de inactividad a lo largo del día
  • Las articulaciones muestran los síntomas fundamentales de la inflamación como son: dolor, rubor o eritema, calor, aumento de volumen y limitación de su función, es decir, dificultad para realizar los movimientos.
  • Deformidad de las articulaciones como la flexión fija, como consecuencia de lo anterior.
  • Inestabilidad de las articulaciones
  • Síndrome del túnel del carpo, cuando está afectada la muñeca ocasionando  presión al nervio . Esto afecta la velocidad de conducción nerviosa ocasionando dolor en la mano y en la muñeca con sensación de hormigueo.
Manifestaciones cutáneas de la artritis reumatoide
La artritis reumatoide puede ocasionar nódulos reumatoides subcutáneos

Manifestaciones de la artritis reumatoide en otros órganos

· Nódulos reumatoides  o abultamientos debajo de la piel
· Nódulos reumatoides en las vísceras
· Úlceras en las piernas
· Mononeuritis múltiple, o daño a las vías nerviosas
· Derrames de la pleura o revestimiento pulmonar
· Derrames del pericardio o revestimiento del corazón
· Nódulos y fibrosis pulmonar
· Miocarditis o inflamación del músculo cardiaco
· Inflamación de ganglios linfáticos
· Aumento de tamaño del bazo o esplenomegalia
· Sequedad de la boca, los ojos, la piel, la mucosa nasal entre otras localizaciones, lo que provoca a su vez numerosos trastornos.

Deformidades en la artritis reumatoide
La artritis reumatoide puede producir deformidad que afectan la estética y la función de la mano.

En estas condiciones ¿como es que podemos realizar el diagnóstico de la artritis reumatoide?

Como lo adelanta el título de este artículo, cualquier persona que presente molestias en varias articulaciones y con presencia de simetría, es decirla llamada  poliartritis simétrica, debe sospechar que tiene artritis reumatoide hasta que se demuestre lo contrario.

La Asociación Americana de Reumatismo ha elaborado un listado de criterios diagnósticos basados en los datos clínicos anteriormente comentados, datos radiológicos y resultados de laboratorio.

Al efecto, para poder confirmar el diagnóstico de artritis reumatoide en una persona, esta debe cumplir con al menos 4 de estos criterios.

Manifestaciones radiológicas de la artritis reumatoide

Es adecuada la indicación de rayos X de la mano, la muñeca y las articulaciones inflamadas.

  • Aumento de volumen de los tejidos blandos al inicio de la enfermedad
  • Disminución del espacio articular, por destrucción del cartílago articular
  • Osteoporosis alrededor de la articulación, que se evidencia por una menor densidad ósea debido a descalcificación del hueso
  • Erosiones o deterioros en los márgenes de la articulación
La artritis reumatoide destruye las articulaciones
La inflamación característica de la artritis reumatoide provoca erosiones de las articulaciones que llevan a su destrucción

Resultados de laboratorio en la artritis reumatoide

  • Factor reumatoide, se detectan anticuerpos contra inmunoglobulina humana en 70% de las personas con artritis reumatoide. Aunque aparece en otras enfermedades no alcanzan altos títulos en estas.
  • Anticuerpos frente al péptido citrulinado, son bastante específicos para la artritis reumatoide.
  • Líquido sinovial turbio, amarillo, menos viscoso, no presenta microorganismos, pero se detectan gran cantidad de leucocitos o células de defensa sanguíneas. Esto se produce durante el periodo de activación de la artritis reumatoide.

Los estudios sanguíneos pueden revelar:

  • anemia o disminución de la hemoglobina
  • reactantes de fase aguda según la fase de activación de la enfermedad. Ejemplo son la proteína C reactiva y la VSG.

Una vez diagnosticada ¿que tratamiento podemos seguir para la artritis reumatoide?

El tratamiento incluye:

  • Equilibrio entre ejercicio y reposo. Es adecuado un reposo regular no completo en la cama. Durante la fase activa de agudización de la inflamación debe realizarse ejercicio pasivo, es decir, de amplitud de movimiento. Luego se puede recuperar la masa muscular y evitar las contracturas en flexión a través del ejercicio activo como el caminar o ejercicios específicos para la articulación afectada.
    La intensidad y duración del ejercicio dependerá de lo que la persona pueda soportar sin extenuarse.
  • Medidas físicas. Se puede indicar el uso de zapatos ortopédicos, que eviten el apoyo sobre las articulaciones afectadas o que se adapten a las deformaciones grandes. También la colocación de férulas para la inmovilización temporal de las articulaciones puede reducir los signos de inflamación.
  • Nutrición específica. Se refiere fundamentalmente al cambio de carnes por pescado, ricos en aceites omega-3, que se considera disminuyen la formación de sustancias pro-inflamatorias.
  • Medicamentos. Se utilizan para reducir los síntomas de inflamación, evitar las deformidades y la destrucción de las articulaciones. Se utiliza fundamentalmente:
  • Corticosteroides. Tiene una fuerte acción inmunosupresora pero también serios efectos adversos, sobre todo cuando se administran por vía sistémica. Por ello solo se indican en casos graves de manifestaciones articulares o sistémicas. También pueden utilizarse corticosteroides de liberación lenta como el acetato de metilprednisolona, inyectados dentro de la articulación y esto reduce los efectos adversos.
    Se ha recomendado la administración de glucocorticoides exógenos como la prednisona de liberación lenta a bajas dosis durante la noche, para evitar la exacerbación de la enfermedad en este periodo y la aparición de rigidez matutina. A este concepto se le llama cronoterapia.
  • Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad. Se usan fundamentalmente al inicio de la enfermedad y pueden combinarse. Producen un efecto favorable en la mayoría de las personas pero presentan riesgos.
    Pueden ser sintéticos convencionales como el metotrexato y la hidroxicloroquina. Otros se clasifican en biológicos como el etanercept. Por último, están, entre otros los llamados sintéticos,  como es el tofacitinib.
  • Antiinflamatorios no esteroideos. Son útiles para aliviar el dolor y la inflamación al impedir la formación de prostaglandinas, sustancias pro-inflamatorias, pero no impiden la destrucción de las articulaciones.
    Entre ellos se encuentran los que inhiben a las dos enzimas ciclo-oxigenasas que sintetizan las prostaglandinas, y por ello se denominan antiinflamatorios no esteroideos no-selectivos. Ejemplo son: el ketoprofeno, el diclofenaco, el ibuprofeno, el flurbiprofeno, entre otros.
    Por otra parte, están los que inhiben solo a la ciclo-oxigenasa inducible o COX-2, que por ello se llaman antiinflamatorios no esteroideos específicos o coxibs. Ejemplo son el celecoxib y el meloxican.
    Los antiinflamatorios no esteroideos y particularmente los no-selectivos, están contraindicados para su uso a largo plazo en personas con riesgo de enfermedad ulcerosa gástrica. No deben utilizarse tampoco en alérgicos a la aspirina. También deben usarse con cuidado en personas con afecciones en los riñones.
  • Fármacos citotóxicos. Debido a sus graves efectos adversos, se usan solo cuando los fármacos modificadores de la enfermedad reumática han fracasado. Entre ellos se citan la azatioprina y la ciclosporina.
  • Tratamiento quirúrgico. Puede dirigirse a disminuir las deformaciones y a facilitar el tratamiento. Pueden colocarse prótesis articulares en casos graves o extirparse algunas articulaciones de los dedos, entre otras opciones quirúrgicas.

Otros temas de tu interés: ¿Deseas conocer mas sobre alguno de estos fármacos?

¿Qué otros factores pueden influir en la evolución de la artritis reumatoide?

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que a menudo causa grave discapacidad, reducción de la calidad de vida y altos costos, a pesar de la eficacia de los tratamientos actuales. Esto tiene un gran impacto en la esfera psicológica, por lo que las personas que la padecen tienen a sufrir de depresión y ansiedad.

Se ha identificado una relación estrecha entre la presencia de depresión y ansiedad y la evolución articular y global de la enfermedad. En esto influyen diferentes factores entre los que se pueden citar:

  1. Falta de conocimiento sobre la enfermedad y de comprensión de sus síntomas que causa estrés psicológico. Este estrés psicológico puede ocasionar:
  • Falta de seguimiento del tratamiento
  • Tendencia al hábito de fumar
  • Reducción de la actividad física

Por lo tanto, la depresión y la ansiedad no parecen tener influencia sobre los procesos inmunológicos involucrados en la artritis reumatoide, sino sobre las conductas y percepciones de la persona que la padece.

De esta manera, se hace muy importante la prevención y detección de estos trastornos psicológicos, así como su adecuado tratamiento para contribuir a una mejor evolución y mejoría de los síntomas en la persona con artritis reumatoide.

También es muy importante la participación del paciente en las decisiones respecto a las diferentes opciones de tratamiento para su padecimiento de artritis reumatoide en aras de lograr  una mejor satisfacción de la persona con el mismo, que a la larga favorece la mejoría de su enfermedad.