¡S.O.S.! Qué hacer de comer cuando no tienes nada preparado


El terror de muchas de nosotras es llegar a casa, no tener nada pensado ni preparado para la hora de la comida y no saber qué hacer de comer. Además, en muchas de esta ocasiones esto se junta con que llegamos tarde a algún sitio, tenemos que volver al trabajo o simplemente no nos queda tiempo para pararnos a pensar en qué hacer de comer y el resto de las mil cosas que tenemos que hacer.

Siendo sinceras, la mayoría de nosotras cuando nos encontramos en esta situación optamos por la vía fácil: pedimos comida a domicilio o  nos acercamos al supermercado más cercano a por uno de esos deliciosos platos precocinados. Pero todas sabemos que esta opción no es ni la más sana ni mucho menos una opción para usar todos los días. Por eso hoy os vamos a dar algunas ideas para que sepáis qué hacer de comer en esta situación.

Cuando no sabes qué hacer de comer acabas cocinando siempre lo mismo
Uno de nuestros mayores terrores es llegar a casa y no saber qué hacer de comer

¿Qué tenemos en casa?

Lo primero ante todo para saber qué hacer de comer es saber qué tenemos en la nevera. Si eres de las que no sabe qué esconde su nevera hasta que no lo mira o tienes por costumbre no comprar hasta que no queda más que un triste yogur en el frigorífico, te aconsejamos que empieces a organizar tu lista de la compra, así siempre sabrás lo que vas a encontrar en tu despensa y no te costará tanto decidir qué hacer de comer.

Hay productos básicos que siempre deben estar presentes en tu cocina.

Una vez que tienes claro los alimentos que tienes en la cocina, lo siguiente que debes tener a mano son algunas recetas de emergencia que te ayuden a cuando no sabes qué hacer de comer y para esto nosotros os vamos a dejar algunas ideas.

La pasta como nuestra mejor amiga.

Seguramente cuando no sabes qué hacer de comer optas por la opción rápida: macarrones. Y es que es así, cuando ninguno sabe qué comemos optamos por un plato de pasta que está delicioso, le gusta a todo el mundo y encima es fácil y rápido de hacer.

Pero si estás cansada de los típicos macarrones con tomate, puedes echarle un ojo a otras recetas de pasta que están igualmente riquísimas pero no aportan un poquito de variedad a nuestro menú.

El arroz nunca falla.

Otro plato al que acudimos en caso de emergencia es el arroz, debido a que podemos hacerlo en una multitud de variedades: arroz blanco, ensalada de arroz, arroz con tinta de calamar, paella, etc. Este plato tan frecuente en la comida asiática tiene multitud de beneficios que lo convierten en un salvador para los días que no sabemos qué hacer de comer.

setas de chopo
El risotto de setas de chopo es una apuesta segura

Patatas fritas y huevo.

Otro claro ejemplo de las comidas express. Las patatas fritas con huevo son prácticamente parte del menú semanal, sobre todo cuando tenemos niños en casa. Sin embargo, no es precisamente el plato más saludable que existe, por eso, aunque usemos los mismos ingredientes, puedes probar a variar su elaboración. Un ejemplo más saludable sería cocer ambos, las patatas y el huevo, y preparar una ensalada de patata cocida con huevo añadiéndole un chorreoncito de aceite y una pizca de sal. Puedes agregarle más ingredientes que tengas en la cocina: maíz, aceitunas, zanahoria, cebolla, etc. O también puedes probar con otras recetas.

Ensalada para los más sanos.

Y por último, pasando de un extremo a otro, están las que cuando no saben qué hacer de comer se preparan una ensalada. Lo cierto es que es sin duda la opción más sana y saludable, por lo que si eres una amante de lo verde te animo a que prepares tus ensaladas de distintas maneras, ya que al contrario de lo que mucho piensan, una ensalada no tiene por qué ser siempre lechuga y tomate. Sin ir más lejos, una ensalada que a mí me encanta está prepara con pimientos asados del piquillo, atún, tomate y cebolla; con una pizca de sal, pimienta, aceite y vinagre, ¿la has probado alguna vez? Y sino, existen multitud de recetas de ensaladas para chuparse los dedos, ¡prueba alguna y nos cuentas!

propiedades de la rucula
Con la rúcula podemos crear deliciosas ensaladas llenas de color y sabor

Otras ideas que te ayudarán a saber qué hacer de comer.

En este artículo hemos querido daros un poco de inspiración para esos días en los que no sabéis qué hacer de comer en base a los platos que son más rápidos y fáciles de preparar. Pero desde aquí os recomiendo que lo mejor que podéis hacer es prepararos un menú semanal o sino os gusta esa idea, tener siempre a mano unas cuantas recetas de emergencia que os ayuden a salir del paso. Todo esto va a depender del gusto y del estilo de alimentación que llevéis cada una en casa, por eso lo ideal es organizar las recetas en función de su ingrediente principal: carnes,pescados, verduras, legumbres, pasta, arroz y otros alimentos.

De esta forma cuando lleguéis a casa y no sepáis qué hacer de comer, lo único que tendréis que hacer será abrir vuestro recetario por el alimento que os apetezca en ese momento y decidir qué receta vais a usar o qué receta podéis usar dependiendo de los ingredientes de los que dispongáis. Por supuesto, presta atención a las recetas que incluyes, ya que lo mejor será que sean recetas sencillas, fáciles y sin necesitar demasiados ingredientes para esas ocasiones en las que estamos un poco escasos.