Qué es la hepatitis y qué tipos de hepatitis se conocen


Seguramente sabes qué es la hepatitis: algo tan simple como una inflamación del hígado.  Sin embargo no es tan sencillo; diferentes virus pueden atacar el hígado produciendo diversas clases o tipos de hepatitis.  Pero además, la hepatitis puede ser causada por una enfermedad autoinmune o inclusive por el consumo de alcohol o sustancias… En este artículo te revelaremos lo que realmente hay que saber acerca de la hepatitis y cómo prevenirla.

Esto te interesará: Como evitar la hepatitis

inflamación del hígado
La inflamacíon del hígado o hepatitis tiene muchas causas, siendo las más comunes una infección bacteriana o reacción a ciertas sustancias.

Qué es la hepatitis, causas, síntomas y consecuencias

Como lo decíamos al comienzo, la hepatitis es una hinchazón del hígado.  Aunque muchas personas pueden padecer una hepatitis sin ningún síntoma, en otros casos hay claros indicios acerca de la enfermedad. 

Muchos órganos pueden inflamarse y luego sanar sin ninguna consecuencia.  En el caso del hígado no es así.   Excepto en el caso de la hepatitis A, que es la forma más leve de la enfermedad, los otros tipos de hepatitis pueden volverse crónicos, dañar el hígado y hasta durar toda la vida.  ¡No es un dato menor! Ya que el hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, además de ser el de mayor tamaño: participa en el proceso digestivo, almacena energía y ayuda a la eliminación de las toxinas.   De hecho, el hígado es un sofisticado laboratorio que lleva a cabo miles de transformaciones químicas cada día.

La hepatitis puede ser causada por virus, consumo de alcohol o sustancia o una enfermedad autoinmune; en este caso, el propio organismo ataca las células sanas del hígado considerándolas extrañas.

¿Qué es la hepatitis y sus principales causas?:

  • Enfermedad autoinmune.
  • Infecciones por virus, bacterias o parásitos.
  • Daño hepático por alcohol o sustancias.
  • Sobredosis de medicinas como el paracetamol.
  • Hígado graso.
  • Trastornos hereditarios como la fibrosis quística.
  • Hemocromatosis o exceso de hierro en el organismo.
  • Enfermedad de Wilson (exceso de cobre en el organismo).

La hepatitis puede tener muchos síntomas, pocos y hasta ninguno.   Por ejemplo algunos de los síntomas de la enfermedad son:

  • Coloración amarillenta de la piel y los ojos
  • Orina oscura y heces pálidas, arcillosas.
  • Fatiga, náuseas, vómitos y dolor abdominal.
  • Pérdida del apetito
  • Diarrea

Qué es la hepatitis: Las consecuencias de la hepatitis, a su vez, pueden ser leves o de distinta gravedad.  En algunos casos no queda huella alguna; en otros se produce cirrosis, que son cicatrices en el hígado, y en sus formas más graves hasta puede causar cáncer de  hígado.

Tipos de hepatitis

Que es la hepatitis
La hepatitis C es causada por el VHC.

¿Sabes qué es la hepatitis y sus tipos? Las hepatitis se clasifican de acuerdo con el virus o motivo que las causa.  Analiza esta lista:

  • Hepatitis A y E: virus presentes en agua o alimentos contaminados, por ingestión de esa agua o alimentos;
  • Hepatitis B, C y D: contacto con tejidos o secreciones corporales infectadas, por ejemplo transfusiones sanguíneas, contacto sexual, equipos médicos contaminados, parto (hepatitis B).
  • Hepatitis alcohólica: el alcohol es un verdadero veneno para nuestro hígado.  La hepatitis alcohólica es la segunda etapa del daño que el alcohol puede causar al hígado, comenzando por el hígado graso alcohólico para finalizar en la cirrosis.  La buena noticia es que las lesiones en el hígado a causa del alcohol son reversibles en las dos primeras etapas.
  • Hepatitis autoinmune: las causas de esta enfermedad aún no son muy conocidas.  El organismo por equivocación ataca las células sanas del hígado.  Esta enfermedad es más frecuente entre las mujeres y puede ser desencadenada por otras enfermedades, estrés o sustancias tóxicas.  Si es detectada a tiempo, la hepatitis autoinmune puede ser tratada con medicamentos, pero en muchos casos la única solución es el trasplante de hígado.

¿Qué es la hepatitis A, B, C, D y E?

Se denomina de esta manera las distintas formas de hepatitis causadas por uno de los cinco virus detectados como responsables de la enfermedad según lo explica la Organización Mundial de la Salud. 

  • Hepatitis A: es causada por el virus A (VHA).  Este virus se encuentra en agua o alimentos contaminados y en las heces y mucosas de las personas infectadas.  Se transmite por ingerir agua o alimentos contaminados o estar en contacto con las heces o mucosas de personas contaminadas, como por ejemplo las relaciones sexuales.   Es una forma leve de la enfermedad y quienes la padecen quedan inmunizados.  Se previene con vacunación.
  • Hepatitis B (VHB):  se transmite por la exposición a sangre, semen y otros humores  corporales infectados.  Puede transmitirse en el momento del parto, por transfusiones de sangre, instrumental médico infectado o drogas inyectables.  Se previene con vacunación.
  • Hepatitis C (VHC): Casi siempre el contagio es por exposición a sangre contaminada, como transfusiones o instrumental médico contaminado y también por inyección de drogas con agujas infectadas.  No hay vacuna contra la hepatitis C.
  • Hepatitis D (VHD): se presenta sólo cuando las personas están infectadas con el virus B.  La vacuna contra el virus B puede prevenir la hepatitis D.
  • Hepatitis E (VHE): el contagio es similar al del virus A.  Es una enfermedad epidémica en los países en desarrollo pero cada vez más aparece en los países desarrollados.  Existen vacunas pero no están muy difundidas.

¿Qué es la hepatitis y su prevención?

Además de la vacunación, hay otras formas de prevenir esta enfermedad relacionadas con qué es la hepatitis como lo acabamos de ver.

Para evitar el contagio entre personas lo más importante es utilizar medidas de protección, como preservativos en las relaciones sexuales o guantes descartables.  También, evitar compartir objetos de uso personal como peines, cepillos de dientes o rasuradoras.

Si vas a hacerte un tatuaje o piercing, asegúrate de que el profesional utiliza instrumental previamente esterilizado.

Para prevenir el contagio por ingestión de agua o alimentos contaminados, beber agua segura y evitar consumir alimentos crudos o poco cocidos; además, lavarse prolijamente las manos restregándolas con el jabón por lo menos durante veinte segundos.

El lavado de manos
El lavado de manos estricto previene el contagio de la hepatitis

Muy relacionado: Hepatitis C


Advertisements