Qué es el yoga y sus beneficios para el dolor de espalda


Mucha gente se pregunta qué es el yoga y si realmente servirá para aliviar sus padecimientos o mejorar su concentración o relajación.  No es para menos, ya que hay muchos mitos alrededor de esta técnica milenaria.   Hasta hace unas pocas décadas el yoga era poco conocido en el mundo occidental, pero actualmente forma parte de la llamada “medicina complementaria y alternativa” (MCA)  y se combina con las prácticas tradicionales.  En esta nota te revelaremos qué es el yoga y cómo puede ayudarte a mejorar tu salud.

Conoce más: Tipos de yoga

Aprende por que es el yoga bueno para tu salud
De entre los tipos de yoga, es el que más estiliza el cuerpo y tonifica los músculos.

Qué es el yoga, esa práctica milenaria

El yoga nació en la India hace milenios; de hecho, se considera que se practicaba desde tres mil años antes de nuestra era.  Está relacionado con los conocimientos védicos, es decir, todo el acopio de sabiduría hindú reflejados en las escrituras de los cuatro Vedas.

En realidad, hay distintas clases de yoga como una filosofía que combina posturas físicas y técnicas de respiración para alcanzar un conocimiento profundo de sí mismo a través de distintas prácticas y actitudes.

Según los especialistas todo el mundo puede practicar yoga incluidos los niños.  La práctica del yoga conduce a la persona desde adoptar actitudes éticas y pacifistas y un estilo de vida basado en la honradez, la moderación, la posesión justa, la austeridad y la disciplina, hasta una interiorización profunda que permite el control de la respiración, la abstracción sensorial, concentración y meditación.

En Occidente se ha popularizado el “Hatha Yoga”, una técnica focalizada en el ejercicio muscular y en la flexibilidad con el objetivo de lograr la relajación total, verdadero antídoto contra el estrés y los desequilibrios en la salud que produce la vida en las ciudades.   Sin embargo, esto ha dado lugar a la aparición de prácticas que se enfocan sólo en el aspecto físico en vez de combinar los aspectos físicos y mentales de esta escuela.

En síntesis, ¿qué es el yoga? Una disciplina basada en miles de años de experiencia que se fundamenta en un amplio desarrollo interior trabajando el cuerpo físico.  Su objetivo es mantenernos sanos y ayudarnos a encontrar la felicidad.  Nos enseña a controlar nuestros sentidos y nuestra mente, para que podamos vivir en armonía con la Naturaleza, nosotros mismos y las personas que nos rodean.

Cómo funciona el yoga

Una práctica de yoga básicamente consiste en una sucesión de ejercicios a partir de una postura, a la que se pueden incorporar movimientos, regulando la respiración para entrar en un estado de meditación.

Yoga
El yoga promueve la relajación y contribuye a mejorar la digestión.

Los ejercicios y la regulación de la respiración permiten la relajación del cuerpo y la mente aliviando el organismo de las tensiones y el estrés.  No es un dato menor: según la Organización Mundial del Trabajo, el estrés laboral es uno de los principales problemas de salud de los trabajadores y puede resultar perjudicial para la salud de las personas y la productividad de las empresas.

Por otra parte aunque actualmente se tiende a estandarizar los ejercicios, es importante saber que cada persona debe elegir los que le resultan más fáciles de practicar y más útiles para sus necesidades y tiempo disponible.

Al comienzo pueden resultar difíciles pero en la medida en que los músculos adquieren flexibilidad y la mente se va liberando de las tensiones, no solamente resultarán más sencillos sino que cada vez podrás realizar nuevos ejercicios cada vez más complejos.  ¡Tú misma te asombrarás!  Lo importante es no forzar los músculos; cada movimiento debe ser realizado en forma armónica y placentera.

Qué es el yoga y cómo hacerlo mejor… Para realizar tus ejercicios de yoga te recomendamos:

  • Elegir horas de la mañana, lo más temprano posible.
  • Disponer de un lugar con oxígeno, si es posible al aire libre, tranquilo y limpio.
  • Tomar previamente una ducha corta.
  • Al realizar los ejercicios tomar conciencia de los movimientos y la respiración.
  • Utilizar ropa cómoda y una esterilla, alfombra o colchoneta.
  • Adoptar una actitud positiva.

En general el yoga es seguro, pero solicita consejo a tu médico si:

  • Estás embarazada.
  • Tienes hipertensión arterial, glaucoma o ciática.

Qué es el yoga y por qué es bueno para el dolor de espaldas

Un estudio realizado por Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians, ACP) demostró que el yoga puede ser un alivio frente a los dolores lumbares crónicos, si bien se aclaró que el yoga no es una panacea.

El hallazgo está en línea con las nuevas directrices en cuanto al tratamiento del dolor de espaldas, que indican que se debe comenzar por tratamientos no farmacológicos, ya que se ha demostrado que los analgésicos no son muy efectivos y tienen efectos secundarios desfavorables.

Además, la práctica del yoga, al combinar ejercicios, respiración consciente y meditación, es beneficiosa porque las personas que padecen dolor de espaldas sufren además sensación de impotencia frente al dolor y debilitamiento del organismo a causa de los ataques de dolor.

Según los especialistas, las posturas de yoga beneficiosas para el dolor de espaldas son:

  • Marjariasana o postura del gato.  Con las palmas y las rodillas apoyadas en el suelo, brazos perpendiculares y rodillas en línea recta con la cadera, la vista dirigida al frente.  Inhalar levantando el mentón y llevando la cabeza hacia atrás; al mismo tiempo empujar el vientre hacia abajo y levantar el coxis apretando los glúteos. Mantener la posición cinco a diez segundos respirando profundamente.  Exhalar bajando el mentón hacia el pecho y relajando los glúteos.
  • Pavanamuktasana o rodillas llevadas al mentón.  Permite liberar los gases abdominales.  Acostada boca arriba, juntar los pies y colocar los brazos a los lados del cuerpo.  Luego inhalar levantando la rodilla derecha y abrazándola entrelazando los dedos.  Exhalar empujando la rodilla con las manos hasta que llegue al pecho y presionar el muslo contra el abdomen.  Mantener la posición cinco a diez segundos mientras se inhala.  Exhalar llevando el mentón hacia la rodilla.  Mantener la posición respirando profundamente.  Para relajar, llevar la rodilla y espalda hacia el suelo y descansar acostada boca arriba.  Repetir con la otra rodilla.  Más exigente: repetir con ambas rodillas a la vez.
Las posturas del yoga
Elige las posturas de yoga que te resulten mas faciles

Encuentra aquí más ejercicios: Dolor de espaldas