Propiedades de la lecitina de soja, mucho más que reducir el colesterol


Tradicionalmente, las propiedades de la lecitina de soja la convirtieron en un tratamiento popular para el colesterol alto.  Sin embargo, más recientemente se la ha propuesto como tratamiento natural para diversas enfermedades.  Más allá de reducir el colesterol malo, podría tener beneficios para muchas otras afecciones.

Conoce otro tratamiento natural para el colesterol: Semillas de lino

Beneficios de la lecitina
La lecitina de soja previene el daño que los radicales libres ejercen en las membranas celulares.

¿Qué es la lecitina de soja y cómo se utiliza?

Para comenzar, digamos que la lecitina es una sustancia grasa que se encuentra naturalmente en nuestro organismo recubriendo las membranas celulares.  Su función es protegerlas de los efectos de los radicales libres, posibilitar la entrada y salida de nutrientes y proporcionar elasticidad a las membranas.  Fue descubierta en el año 1850 por el científico francés Maurice Gobley y en general, designa un conjunto de grasas de color amarillo amarronado, compuestas por dos ácidos grasos entre otros componentes.

La lecitina de soja no es la única fuente de lecitina extra que podemos encontrar.  Otros alimentos ricos en lecitina son las nueces de Brasil, que contienen la cantidad más elevada de lecitina; las lentejas, semillas de lino molidas, maní o cacahuete, semillas de girasol y semillas de sésamo.

La lecitina de soja se consume como suplemento alimentario, en forma de cápsulas, perlas, ampollas o granulados.  Usualmente se añade a jugos o yogures o se espolvorea sobre distintas preparaciones de alimentos.    El motivo de incorporar lecitina de soja a la dieta, es que normalmente nuestra dieta es baja en lecitina ya que los alimentos que la contienen son ricos en grasas y se considera que engordan.

Más allá de sus beneficios, no deben consumirse más de dos cucharadas diarias de lecitina de soja ya que en dosis elevadas puede causar reacciones abdominales como dolor, diarrea o vómitos.  Además, es conveniente conocer sus contraindicaciones.  Por ejemplo no se recomienda su consumo a mujeres embarazadas o que estén amamantando, y tampoco quienes padecen problemas de tiroides.  En cualquier caso, antes de incorporar lecitina de soja a tu dieta… ¡consulta con tu médico!

Debido a sus propiedades emulsionantes, la lecitina de soja es utilizada también en la industria de la alimentación para ayudar a la combinación de los distintos ingredientes: chocolate, helados, pasteles, quesos, condimentos para ensalada o caramelos llevan lecitina de soja.  También se utiliza como estabilizante y antioxidante.

tarta de manzana con chocolate
Debido a sus propiedades la lecitina de soja se utiliza en la industria alimentaria como emusionante

Nuevas propiedades de la lecitina de soja

A su tradicional utilización para combatir el colesterol alto, actualmente se han sumado más afecciones que podrían mejorarse con un tratamiento natural a base de las propiedades de la lecitina de soja: problemas cardíacos, problemas del sistema nervioso, hígado y vesícula.

  • Propiedades de la lecitina de soja para el sistema cardiovascular: los fosfolípidos de la lecitina de soja actúan emulsionando las grasas adheridas a las paredes arteriales (ateromas) y disolviéndolas en agua con lo que se facilita su expulsión.  Al mismo tiempo, los fosfolípidos pueden forma colesterol bueno, favorece la circulación y evita la formación de coágulos en las arterias.
  • Sistema nervioso: la colina y el inositol, componentes principales de la lecitina de soja, son utilizados por el organismo para producir acetilcolina, que aumenta la síntesis de neurotransmisores.  Así, gracias a estas propiedades la lecitina de soja se convierte en un gran aliado para tratar problemas como falta de memoria, falta de concentración, prevención de la enfermedad de Alzheimer y en general para el buen funcionamiento del sistema nervioso.  Otras enfermedades que puede aliviar o prevenir: síndrome de Tourette y trastorno bipolar.
  • Sistema digestivo, metabolismo: la formación de emulsiones es una de las principales propiedades de la lecitina de soja.  Además, la lecitina se encuentra naturalmente en la bilis.  Al incorporar más lecitina al organismo, se facilita el metabolismo y absorción de las grasas, y está muy indicado para personas que han padecido la extracción de su vesícula biliar.  De hecho, proporciona mucha fosfatidilcolina, encargada de diluir el colesterol, muy necesaria para prevenir la formación de cálculos o piedras en la vesícula.   No dejemos de lado el hígado: la lecitina de soja permite prevenir muchas enfermedades del hígado, como el hígado graso, hepatitis, cirrosis y sus graves consecuencias como el cáncer de hígado.  Un estudio publicado por la prestigiosa Journal Clinical Gastroenterology informó sobre la utilidad de la fosfatilcolina en el tratamiento de la colitis ulcerosa grave; los pacientes que tomaron lecitina de soja mostraron una mejoría significativa de sus síntomas o pudieron suspender por completo sus tratamientos sin nuevos brotes de la enfermedad.

Propiedades de la lecitina de soja en sus distintas presentaciones

Las propiedades de la lecitina de soja pueden aprovecharse mejor según las distintas presentaciones, pero también el producto que se adquiera está en relación con los costos, hábitos de consumo y necesidades de los usuarios.

La lecitina de soja puede adquirirse en farmacias, herbolarios o tiendas de dietética especializadas.  Los comprimidos o perlas son más fáciles de ingerir ya que no es necesario controlar la dosis, pero la presentación en forma de polvo o granulado suele ser más económica.

Las perlas se elaboran con lecitina de soja extraída del aceite; se recomiendan 1 a 2 perlas, 2 o tres veces por día.  La lecitina de soja granulada puede agregarse a otros alimentos; la dosis recomendada es de una a dos cucharaditas de té tres veces por día.

Los comprimidos contienen directamente los principios activos de la lecitina de soja derivados de sus fosfolípidos, como colina e inositol.  Si se adquieren comprimidos es necesario leer atentamente la etiqueta, ya que las marcas ofrecen productos con diferentes concentraciones.  Normalmente contienen 250 mg. de colina y 250 mg. de inositol, y la dosis recomendada es de 1 a 3 comprimidos por día.

Propiedades de la lecitina de soja
La lecitina de soja normalmente se puede encontrar en presentación de cápsulas o pastillas, pero también en presentación líquida.

Esto te interesará: Pro y  contras de la soja