Pipas de girasol: nuestra pequeña adicción


Cuando pensamos en pasar la tarde en un parque, quedar para ver el fútbol o simplemente una reunión de amigos con picoteo incluido hay algo que nunca puede faltar en la lista de la compra: las pipas, pero no las de calabaza o semillas de lino, sino las pipas de toda la vida, las pipas de girasol. Y es que da igual que sean con sal, sin sal, peladas o cualquiera de las distintas variantes que podemos encontrar en el mercado ya que todas ellas tienen una cosa en común, y es ¡que nos enganchan!.

Es por eso que hoy queremos que sepáis sus beneficios, sus propiedades y resolver por fin la eterna pregunta: ¿las pipas de girasol engordan?

Son un pequeño vicio
Las pipas de girasol tienen numerosos beneficios y propiedades

Propiedades de las pipas de girasol

Una de las características que presentan las pipas de girasol es que son ricas en ácidos grasos esenciales, lecitina, vitamina E y vitamina B2, lo que hace de ellas un fruto seco perfecto para estimular los agentes antioxidantes y nutrir al sistema nervioso. Es decir, las pipas de girasol nos ayudan a combatir el estrés, por lo que se recomiendan a personas que quieren dejar de fumar y en época de exámenes; tienen propiedades anti-inflamatorias y ayudan con los problemas de pérdida de memoria; así que sirven tanto para jóvenes como para no tan jóvenes.

Debido a su alto contenido en aminoácidos esenciales, las pipas de girasol también tienen una de la mejor calidad de proteína vegetal, lo que significa que tanto si eres deportista como vegetariano, una persona con mucho cansancio o simplemente con necesidad de un aporte extra de proteínas, las pipas de girasol no deben faltar en tu dieta.

Dicho todo esto, parece que las pipas de girasol, siendo tan pequeñas, no pueden tener más beneficios pero nada más lejos de la realidad y es que este pequeño vicio tiene también, como la mayoría de los frutos secos, un alto contenido en calcio. De hecho, y aunque parezca mentira, nos aportan el mismo calcio que la leche (120 mg. por cada 100 g.)

Así que si eres uno de los adictos a las pipas de girasol ¡estás de enhorabuena!

Ricas en vitaminas B y E
Nos aportan el mismo calcio que la leche

Beneficios de las pipas de girasol

Resumiendo un poco todo lo anterior, se puede decir que las pipas de girasol nos benefician:

  • Con los problemas cardiovasculares y de circulación
  • Mejorando la actividad cerebral, sobre todo la memoria.
  • Si eres deportista, una persona con estrés o cansancio ya que nos aportan proteínas extra.
  • En la piel, gracias a la vitamina E, ayudan a tenerla más sana.

La eterna pregunta

Como hemos dicho, vamos a intentar dar respuesta a esa gran pregunta que nos trae de cabeza a los adictos a las pipas de girasol, ¿engordan?

Si hablamos de calorías, tenemos una mala noticia y es que debido a su alto contenido en grasas vegetales la cantidad de caloría que tienen es bastante elevada: 515 kcal. por cada 100 g. Ahora bien, esto no significa que engorden.

Como todo, debemos consumirlas con precaución, sobre todo si lo que queremos es adelgazar o tenemos problemas de obesidad. Por ejemplo, podemos añadirle una cucharadita de pipas de girasol sin sal a nuestras ensaladas sin ningún tipo de problema si queremos perder peso. Así que es como el vaso de vino junto a las comidas: puedes comerlas sin temor a engordar siempre que las comas con moderación, ¡recuerda que los excesos nunca son buenos!.

Lo único que se recomienda es que sean pipas de girasol sin sal, ya que así evitamos los problemas relacionados con el exceso de sodio como la retención de líquidos o la celulitis.

Las pipas mejor sin sal
Una cucharadita de pipas sin sal en tu ensalada no hará que cojas peso

Valores nutricionales de las pipas de girasol

Valores mediospor cada 100 gramos
Agua7,30 g.
Calcio120 mg.
Energía 575 kcal.
Fibra2,70 g.
Grasas totales43 g.
Hidratos de carbono20 g.
Hierro6,40 mg.
Magnesio390 mg.
Potasio710 mg.
Proteínas 27 g.
Vitamina B11,60 mg.
Vitamina B20,19 mg.
Vitamina B39,10 mg.
Vitamina E37,80 mg.