Mononucleosis infecciosa: la temida enfermedad del beso


La mononucleosis infecciosa es una infección de evolución aguda, relativamente benigna, .causada por el virus de Epstein-Barr (VEB). Este virus se esparce mediante la saliva, de ahí que frecuentemente se le reconoce como la “enfermedad del beso.”

También existe el estornudo como vía de contaminación al usar vasos y otros utensilios para comer de personas enfermas de mononucleosis. Sin embargo esta no resulta tan contagiosa como el resfriado común.

De forma excepcional es causada por otros tipos de virus como es el caso de los citomegalovirus (CMV).

Otros artículos relacionados: La meningitis, te contamos más sobre ella

Enfermedad del beso
Es conocido que una de las vías fundamentales de diseminación de la mononucleosis es el beso

Y fue el pediatra alemán Emil Pfeiffer (1846-1921) la primera persona que describió la enfermedad  nombrándola “fiebre ganglionar”  por sus principales síntomas: fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos. También se le conoce como mononucleosis por herpesvirus 55-gamma, fiebre ganglionar o angina monocítica.

Síntomas de mononucleosis

¿Qué es la mononucleosis? Vamos a intentar explicártela atendiendo a sus síntomas principales. Sin embargo, es cierto que podemos no tener todas estas apariciones e incluso tener otras que no te mencionamos aquí. Cada persona y cada cuerpo es un mundo y no a todos nos afectan por igual las enfermedades por lo que, ante la duda, lo mejor es acudir a un doctor que sea quien emitirá un diagnóstico en firme y en base a ello nos ponga el mejor tratamiento para resolver nuestro problema lo antes posible y con el mínimo de consecuencias.

Si bien se manifiestan diversos síntomas y como siempre resulta difícil enmarcar el comportamiento de las personas afectadas por mononucleosis en un cuadro clínico típico, no es menos cierto que podemos generalizar en un conjunto de manifestaciones que son los principales síntomas que se encuentra cuando existe la infección por  mononucleosis:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Ganglios linfáticos inflamados, sobre todo los de la región del cuello
  • Cansancio
  • Pérdida de apetito
  • Aumento de tamaño del bazo (esplenomegalia) en el 50% de los casos
  • Erupción en la piel
  • Dolores en las articulaciones
  • Ictericia en solo el 4 % de los adultos jóvenes infectados
  • Aumento del tamaño de las amígdalas
  • Enrojecimiento de la boca y garganta
  • Malestar general
  • Dolores en todo el cuerpo
Enrojecimiento de la boca y garganta en un paciente afectado con mononucleosis
Aumento del tamaño de las amígdalas ocasionada por mononucleosis

En ocasiones  también aparece inflamación del bazo. La mayoría de las personas evoluciona satisfactoriamente sin complicaciones  en dos a cuatro semanas, pero recordamos de nuevo, cada persona presenta un ritmo diferente en las enfermedades, tanto en su desarrollo como en su resolución.

Rash cutáneo presente en un paciente con mononucleosis
Erupción en la piel de una persona con Mononucleosis

El periodo de incubación es de 4 a 7 semanas en tanto la fiebre, principal manifestación, desaparece en el orden de los 10 dias. De hecho la inflamación del bazo y de los ganglios solo dura unas 4 semanas   No obstante, puede mantener  cansancio durante algunos meses después de haberse infectado, ya que por lo general es una enfermedad de lenta recuperación y cuyos síntomas tardan bastante en desaparecer por completo.

¿A quienes afecta la enfermedad del beso?

La gran mayoría de las infecciones son asintomáticas o tal vez asociadas a síntomas respiratorios inespecíficos leves.

La mononucleosis se encuentra diseminada a lo largo y ancho de todo el globo terráqueo. De hecho ocurre comúnmente en etapas tempranas de la vida con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes, personas entre los 15 y 17 años de edad. Sin embargo, se puede tener a cualquier edad.

Muy frecuente en todo el mundo, con un periodo de incubación es de 4 a 7 semanas que transcurre, en la gran mayoría de las personas sin manifestaciones o síntomas respiratorios inespecíficos leves.

La transmisión ocurre por contacto con secreciones orales, en especial a través de la saliva. La multiplicación de los virus se produce en las células epiteliales de la garganta, lo que justifica que este sea uno de las manifestaciones más frecuentes: el dolor de garganta. También se afectan las glándulas salivales con distribución de los virus mediante la sangre a todo el organismo.

El único reservorio reconocido son los seres humanos que durante un año o más después de la infección son portadores del virus en la garganta.

El dolor de garganta aparece frecuentemente entre las manifestaciones de mononucleosis
Entre las manifestaciones más frecuente se encuentra el dolor de garganta

El diagnóstico se hace mediante análisis de sangre con el propósito de diferenciarla con otras enfermedades que con frecuencia manifiestan los mismos síntomas o muy parecidos, como son:

  • difteria
  • infecciones por estreptococos
  • rubéola
  • infecciones por adenovirus 
  • citomegalovirus (es imposible distinguirlas tan solo por los síntomas clínicos)
  • toxoplasmosis

¿Qué es la mononucleosis exactamente? ¿Qué tratamiento se aplica para combatir la mononucleosis o enfermedad del beso?

Si hablamos de mononucleosis o enfermedad del beso, habitualmente el tratamiento se dirige en función de brindar mejoría en la evolución de los síntomas que con mayor frecuencia aparecen. Para este propósito se utilizan analgésicos y tratamiento contra la fiebre, ingestión de líquidos, reposo y gárgaras con agua tibia y sal.

Se debe evitar el uso de aspirinas por el riesgo de hemorragias. En ocasiones se usan corticoesteroides en forma de prednisona  (40 mg/día durante 5 a 7 días). También se utiliza el acetaminofén o el ibuprofeno.

Los pacientes deben evitar realizar actividad física intensa durante la fase aguda o la convalecencia. La recidiva de fiebre y malestar ocurre por lo común en los pacientes que retornan prematuramente a la actividad habitual.

Complicaciones más frecuentes que se presentan en las personas afectadas por mononucleosis infecciosa

En múltiples ocasiones aparecen manifestaciones compatibles  con cuadros clínicos  de meningitis o meningoencefalitis.

Otra complicación frecuente es la aparición del Síndrome de Guillain-Barré que se caracteriza por ser de causa desconocida aunque relacionado con infecciones previas, es poco frecuente, determinando un fallo del sistema inmunológico que de repente ataca al sistema nervioso periférico ocasionando que los músculos no respondan  a las órdenes del cerebro.

También aparece frecuentemente la denominada mielitis transversa, así como parálisis  de nervios craneales y la neuritis múltiple.

En otras personas aparecen manifestaciones de miocarditis y pericarditis. Es menos frecuente, pero en algunas ocasiones aparece ruptura del bazo. En contraste esta complicación, por suerte poco frecuente, resulta la más compleja así como la llamada hemorragia subcapsular.

También se presenta anemia, ocasionada por la destrucción masiva de los glóbulos rojos. Podemos ver mononucleosis sin fiebre o con fiebre.

La hepatitis casi siempre se acompaña de ictericia, es decir coloración amarillenta de piel y mucosas y que se presenta con mayor frecuencia en pacientes mayores de 35 años de edad.

Otro elemento que aparece como complicación es la inflamación de los testículos

infecciones
¿Se puede prevenir la enfermedad del beso?

¿Se puede prevenir la mononucleosis o la enfermedad del beso?

Es importante utilizar medidas higiénicas para evitar la contaminación mediante la saliva de personas infectadas. Las personas afectadas con mononucleosis o la enfermedad del beso habitualmente son contagiosas mientras mantengan los síntomas e incluso  hasta unos cuantos meses después. El tiempo durante el cual una persona con la enfermedad es contagiosa es variable. Además, se puede presentar de diferentes maneras. Por ejemplo, podemos ver mononucleosis sin fiebre o con ella, .

El virus puede vivir durante varias horas fuera del cuerpo. Evite compartir utensilios con alguien cercano que padece mononucleosis. Dentro de estas medidas se deben incluir el lavado meticuloso de las manos y no beber líquidos de un recipiente común para reducir al mínimo el contacto con la saliva.

Se debe aplicar medidas de desinfección de los objetos contaminados con secreciones de la nariz y la garganta. Al efecto se debe utilizar pañuelos desechables.

También se debe implementar el uso de los desinfectantes para las manos, los llamados “hand sanitizer”  por su denominación en inglés.

Y sobre todo recuerde evitar besar a una persona afectada por mononucleosis infecciosa: la temida enfermedad del beso.

No obstante si sospechas que puedes haber contraído la mononucleosis consulta a tu médico cuanto antes.

También te puede interesar: ¿Conoces los beneficios del Ibuprofeno?