Amigdalitis: ¡no se debe pasar por alto!


Se considera que la amigdalitis provoca dolor e inflamación en las amígdalas causada por una infección, frecuentemente ocasionada por virus y bacterias, fundamentalmente los estreptococos A, que producen el molesto dolor de garganta.

El diagnóstico de amigdalitis se puede lograr observando el estado de las amígdalas
Se puede diagnosticar la amigdalitis a través de un simple examen médico aplicando un depresor para poder observar las amígdalas

¿Dónde se localizan las amígdalas y que funciones cumplimentan?

Las amígdalas, tejido de color rosáceo que presentan forma ovalada, se encuentran a cada lado de la parte posterior de la garganta y contribuyen a protegerte contra infecciones causadas por virus o bacterias al cumplimentar, como filtros protectores, la función de eliminar los microorganismos que atraviesan por la nariz y la boca.

Con más precisión podemos definir que las amígdalas se encuentran entre la cavidad bucal y la faringe, es decir, entre el llamado arco palatino anterior y el posterior.

¿Quiénes son los más afectados por amigdalitis?

Aunque también se presenta en adultos son los niños y jóvenes los más afectados por amigdalitis. Desde el punto de vista estadístico se evidencia que pasada la adolescencia la amigdalitis se presenta con menos frecuencia.

Síntomas que nos hacen pensar que tenemos una amigdalitis

Frecuentemente, frente a un dolor de garganta, se considera de forma indistinta que se trata de faringitis o amigdalitis, en franca confusión pues a fin de cuentas no es lo mismo. Cuando se habla de dolor de garganta se refiere que la propia zona de la garganta duele, sobre todo cuando se traga, se encuentra irritada, pica y esta hinchada.

Así encontramos algunos síntomas que pueden ser comunes y que de forma frecuente aparecen en las amigdalitis. Entre estos se encuentran:

  • Dolor de garganta que aparece de forma súbita, es decir, rápidamente
  • Fuerte dolor y malestar al tragar
  • Fiebre alta
  • Amígdalas inflamadas
  • Color rojizo de las amígdalas
  • Presencia de pus
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en del cuello
  • Dolores generalizados en todo el cuerpo
  • Sarpullido si es causada por estreptococos

¿Cómo se confirma el cuadro de amigdalitis?

Mediante la exploración física utilizando un depresor de madera que permite la exploración de las amígdalas a través de la boca.

Para aliviar el dolor de la garganta

Hay remedios de uso popular que pueden contribuir en aliviar una amigdalitis. Entre estos se encuentran:

  • gargarismos (1 cucharadita de sal con alrededor de 200 ML de agua tibia)
  • chupar pastillas para la garganta
  • usar infusiones de manzanilla para aliviar el dolor al tragar
  • tomar bebidas frias
  • comer postres congelados
  • utilizar humidificadores en los lugares de estar, fundamentalmente en la habitación de dormir
  • consumir altas cantidades de líquidos
  • ingerir leche con miel
  • dejar de fumar
  • llevar una dieta saludable
  • practicar ejercicios de forma sistemática
  • evitar el estrés
  • ingerir comidas blandas o liquidas para disminuir las molestias al tragar
  • alimentación rica en vitaminas y equilibrada

Otros deben estar indicados por un médico. Entre estos se encuentran:

  • Tomar antiinflamatorios, como pueden ser acetaminofén (Tylenol); ibuprofeno (Motrin) o naproxeno
  • Usar antibióticos

Se pueden prevenir las amigdalitis

Hasta ahora la prevención de las amigdalitis solo puede lograrse de forma indirecta al aplicar medidas que son consideradas de carácter general. Entre estas se encuentran:

  • Aquellas personas con amigdalitis o dolor de garganta deben cubrirse al estornudar o toser.
  • Una medida de carácter general pero aplicable sin cuestionamiento alguno para evitar las amigdalitis es el lavado de las manos con frecuencia.
  • Otras medida, también general pero aplicable al caso de las amigdalitis es el hacer uso individual de los utensilios para comer, como son los tenedores y vasos. Es decir, no compartir el uso de estos.

No obstante, la amigdalitis aparece frecuentemente y resulta muy molesta afectando el normal desenvolvimiento de la vida de muchos niños y adolescentes.