¿Luchas contra el envejecimiento? Conoce la Vitamina E y sus propiedades


Con el descubrimiento del papel del estrés oxidativo en el proceso de envejecimiento y considerando el efecto antioxidante de la vitamina E y sus propiedades diversas, se ha hecho una gran propaganda sobre el uso de esta vitamina para contrarrestar los efectos de la edad y fundamentalmente a su uso  cosmético.

Sin embargo, ¿te has preguntado cómo se producen los efectos antienvejecimiento de la vitamina E? Aquí encontrarás la respuesta.

TE INVITO A LEER: IMPORTANCIA DE LAS VITAMINAS PARA LA SALUD

¿Cuáles son las propiedades de la vitamina E?

La vitamina E consiste en un grupo de compuestos también denominados tocoles que se dividen en tocoferoles y tocotrienoles, para cada uno de los cuales existen formas alfa, beta, gamma y delta. Es una vitamina liposoluble, lo que significa que es soluble en compuestos lipídicos o grasos.

La vitamina E tiene propiedades antioxidantes, pero también ha mostrado propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras. Es importante para el funcionamiento del sistema inmunológico y se ha demostrado que inhibe la proliferación celular  y estimula la muerte celular programada o apoptosis de células tumorales.

La vitamina E y sus propiedades son de gran importancia para la salud
Diversas formulaciones de vitamina E pueden cubrir los déficits nutricionales

Vitamina E y sus propiedades antioxidantes

La vitamina E reacciona con sustancias oxidantes o radicales libres potencialmente dañinos  y de esta manera impide que ataquen a las moléculas y estructuras  del organismo.

Como las membranas de las células  están compuestas en gran parte por lípidos, la vitamina E por su carácter liposoluble, se sitúa en el interior de las mismas y allí ejerce sus propiedades antioxidantes.

De esta manera ayuda a mantener intactas las membranas biológicas, al evitar que compuestos oxidantes como los radicales libres puedan dañarlas. También protege del ataque oxidante a los lípidos que son transportados en la sangre  en unas estructuras denominadas lipoproteínas.

Al frenar la cadena de reacciones por radicales  libres evita también que otras moléculas como las proteínas y el ácido desoxirribonucleico sean dañados. Así contribuye  a mantener las funciones celulares y evitar enfermedades.

Propiedades  antiinflamatorias de la vitamina E

El ataque oxidante a las membranas celulares por parte de los radicales libres, es un paso inicial en la síntesis de sustancias denominadas prostaglandinas, que favorecen la inflamación.   La presencia de suficientes cantidades de vitamina E en esas membranas inhibe este proceso lo que le confiere propiedades antiinflamatorias a esta vitamina.

Efecto de la vitamina E sobre el sistema inmunológico

La vitamina E entre otras acciones, influye en la estabilización de las membranas de las células que participan en la defensa inmunológica. Por ello, ante una deficiencia de esta vitamina ocurre una disminución de la función del sistema inmunológico con menor liberación de anticuerpos, aumentando así la predisposición a infecciones.

Esto adquiere mayor importancia durante el envejecimiento que se caracteriza por una tendencia al estado de estrés oxidativo en el que los radicales libres predominan y se asocia por tanto a la disminución de la defensa inmunológica que se observa en los ancianos.

La vitamina E y sus propiedades anti-proliferativas y  pro-apoptóticas

Se conoce que la vitamina E también ejerce otras funciones en la célula que no dependen de su poder antioxidante sino más bien de su capacidad de participar en mecanismos de regulación de genes. Ejemplo de ello es que actúa como mensajero en el interior de la célula,  mediando la inhibición de la proliferación o multiplicación celular. Esto puede tener importantes implicaciones en la prevención del cáncer.

También importante es la capacidad de la vitamina E de promover la muerte celular programada o apoptosis de células tumorales, proceso que bloquea la aparición del cáncer.

Por otra parte los tocoles protegen a las células normales de los efectos de la radiación,  pero al mismo tiempo promueven la apoptosis de células tumorales sometidas a radioterapia, lo que incrementa la efectividad de este tratamiento contra el cáncer.

¿Cuál es el uso de la vitamina E?

El uso de la vitamina E y sus propiedades pudiera dividirse en dos tipos fundamentales. Uno de ellos, es el  uso cosmético que se basa principalmente en el poder antioxidante y su esperado efecto sobre el envejecimiento celular. El otro  es el uso terapéutico, que implica su utilización para la prevención y tratamiento de diferentes enfermedades.

Uso cosmético de la vitamina E

La vitamina E se considera beneficiosa para la piel y el cabello.  En la esfera de la cosmética se ha recomendado en cremas para la piel, champú para el pelo, geles, jabones, entre otras formas.  Se aconseja para mantener la belleza del cutis tanto aplicada de forma tópica, como ingerida en los alimentos ricos en vitamina E o incluso en suplementos dietéticos.

Su protección de la piel incluye la neutralización del efecto de toxinas provenientes del medio ambiente que se depositan en la misma. También ofrece protección contra la acción dañina de  las radiaciones solares, además de intervenir  en la regeneración y cicatrización. Por todo ello se considera que puede atenuar la aparición de las arrugas características del proceso de envejecimiento de la piel.

La salud ocular está asociada a la Vitamina E y sus propiedades
La vitamnina E y sus propiedades repercuten en una buena salud ocular

Uso terapéutico de la vitamina E

Son muchas las enfermedades en las que se ha demostrado la participación de los radicales libres y el estrés oxidativo. Por ello el uso de la vitamina E y sus propiedades con fines terapéuticos ha sido amplio.

No en todos los casos se dispone de suficiente evidencia como para afirmar que la vitamina E puede prevenir o curar determinada enfermedad. Incluso los  ensayos clínicos han dado en ocasiones resultados contradictorios. Dentro de las enfermedades en las que se investiga  el uso de la vitamina E  y sus propiedades para la prevención o el tratamiento  se encuentran:

  • Enfermedades de la córnea y la retina tales como: cataratas, deterioro de la retina por la luz solar, retinosis pigmentaria, retinopatía del prematuro
  • Enfermedades relacionadas con la aterosclerosis, como el infarto cardiaco y el cerebral
  • Enfermedades neurodegenerativas, como la demencia
  • Diferentes tipos de cáncer, como el de páncreas y próstata
  • Enfermedades hepáticas, como la hepatitis C y el hígado graso
  • Enfermedades ginecológicas, como la mastalgia cíclica
  • Ruptura de los eritrocitos o hemólisis en el recién nacido prematuro

¿El  consumo de vitamina E puede tener efectos adversos?

A dosis de suplementos de vitamina E mayores o iguales a 400UI se ha observado en algunos estudios, efectos adversos, como por ejemplo un incremento de la mortalidad por cualquier causa. Sin embargo, otros estudios no han encontrado esta relación. No se sabe cuáles mecanismos pudieran ser responsables de esos resultados adversos.

Como la forma más abundante de tocoles es el alfa-tocoferol, es este el que se ha usado más frecuentemente en los ensayos clínicos y ahora se investiga sobre las otras formas de tocoferoles y tocotrienoles.

¿Se deben consumir suplementos de vitamina E?

Como ya se mencionó los ensayos clínicos en humanos aún no han dado resultados concluyentes respecto a la mayor parte de de los posibles usos de la vitamina E y sus propiedades con fines terapéuticos.

Las investigaciones continúan y mientras tanto la mejor opción parece ser obtener la vitamina E a  partir de los alimentos ricos en esta vitamina que son principalmente de origen vegetal.  Entre otros se encuentran: el aceite de soya, maní, girasol y maíz, los guisantes secos, el trigo, la avena, el pan integral, las almendras, los albaricoques secos  y las aceitunas.

Consume alimentos ricos en vitamina E para prevenir su déficit
Los alimentos ricos en Vitamina E son numerosos y es la vía mas saludable de consumirlos

Algunos alimentos de origen animal también son fuente de vitamina E, como son:   el huevo entero, el hígado de cerdo y la mantequilla.

En determinadas situaciones que pueden generar deficiencias de la vitamina E, como por ejemplo en el síndrome de malabsorción,  el médico debe indicar la forma y frecuencia de la ingestión de suplementos de forma preventiva.

Todos los elementos antes descritos soportan el empleo de la vitamina E y sus propiedades en múltiples y diversas situaciones cosméticas y de salud pero siempre supervisado por un profesional.

CONOCE MAS: LOS ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA E


Advertisements