Dolor de cuello y cabeza juntos… puede tratarse de cefalea tensional


¿Dolor de cuello y cabeza juntos? ¡Cuidado!  Puedes estar padeciendo una cefalea tensional.  Un dolor de cabeza o el cuello dolorido, por sí mismos, son bastante molestos, pero cuando se presentan juntos además de duplicar la molestia pueden ser el síntoma de alguna enfermedad que necesite otro tipo de tratamiento.  En esta nota analizaremos las posibles causas del dolor de cuello y cabeza y cómo tratarlo.

Esto te interesará: Causas de la migraña

El dolor de cuello y cabeza
El dolor de cuello y cabeza puede ser sintoma de cefalea tensional

Qué es la cefalea tensional

La cefalea tensional es uno de los tipos más comunes de dolor de cabeza, ya que está asociado al estrés y la rigidez muscular.  No nos cansaremos de insistir en que el estrés es identificado como uno de los causantes de la epidemia silenciosa de ENT (enfermedades no transmisibles como enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes).  Según la OMS  las ENT son la causa del 80% de las muertes totales.

En realidad cualquier persona puede tener un dolor de cabeza; de hecho, más del 90% de las personas adultas tendrá un dolor de cabeza en algún momento de la vida.  El dolor de cabeza es la forma más común de dolor y una causa importante de ausentismo laboral.  Si los dolores de cabeza no se atienden debidamente, pueden llegar a interferir con la vida cotidiana.

El dolor de cabeza tensional o cefalea tensional se encuentra dentro de los llamados “dolores de cabeza primarios”.

Estos dolores no son causados por ninguna otra enfermedad, y no se sabe qué los causa.  Lo cierto es que se desencadenan una serie de eventos que afectan los vasos y nervios de la cabeza y alrededores, activando las señales del dolor.

La cefalea tensional puede aparecer ocasionalmente como respuesta a un evento estresante, pero también puede ser crónica; de hecho, es más frecuente la cefalea tensional crónica y en la mayoría de los casos es un dolor casi constante que sólo varía en intensidad.

Las áreas de dolor son el cuello, cara y cuero cabelludo.  Los músculos de estas partes del cuerpo se contraen, lo cual produce dolor, aunque la causa exacta del dolor es desconocida.

Sí se conocen los factores que aumentan el dolor:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Fatiga visual
  • Lesiones o artritis del área del cuello
  • Enfermedad de la articulación temporomandibular (ATM)
  • Desequilibrios químicos en el cerebro
  • Definición
  • Problemas posturales como una mala posición ante el ordenador o en la mesa de trabajo.
La postura laboral correcta ayuda a prevenir dolor en el hombro, espalda y cuello

Hay personas que pueden tener una mayor tendencia o predisposición a padecer dolor de cuello y cabeza.   Los factores de riesgo de la cefalea tensional son:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Ser mujer
  • Apretar los dientes (bruxismo)
  • Apnea del sueño
  • Medicamentos
  • Interrupción del sueño
  • Sedentarismo
  • Sobrepeso
  • Hábito de fumar

Síntomas del dolor de cuello y cabeza

La cefalea tensional comienza lentamente y los síntomas van aumentando en intensidad aunque ésta puede ir variando a lo largo del día.

Los principales síntomas son:

  • Dolor constante y presión
  • Dolor sordo
  • Dolor a ambos lados de la cabeza, en la frente, en las sienes, parte posterior de la cabeza y cuello
  • Sensación de presión alrededor de la cabeza
  • Hermeticidad en los músculos de la cabeza y del cuello
  • Estremecimiento muscular y espasmos
  • Disminución de la capacidad para mover la cabeza

Los dolores de cabeza pueden llegar a ser tan severos y constantes que interfieren con las actividades normales y el sueño.

Tratamiento del color de cuello y cabeza

El tratamiento de la cefalea tensional se basa en estrategias para detener el dolor de cuello y cabeza y reducir la frecuencia de futuros episodios.  El médico realizará varios estudios que pueden incluir exámenes neurológicos, radiografía del cuello, tomografía computarizada y escáner cerebral, para determinar el tratamiento a seguir.

El tratamiento habitual del dolor de cabeza y cuello consta de medicamentos y estrategias de autocuidado, pero últimamente se ha descubierto que la debilidad de los músculos de la cabeza y cuello puede aumentar los episodios de cefalea tensional.

Los medicamentos pueden incluir:

  • Analgésicos de venta libre, aunque el exceso de estos analgésicos puede crear un efecto rebote provocando un mayor dolor cuando se deja de tomarlos.  Los analgésicos deberían tomarse al primer signo de dolor, antes de que empeore.
  • Antiinflamatorios y relajantes musculares
  • Antidepresivos
  • Inyecciones de toxina botulínica (Botox)
  • Autocuidados: masajes en sienes y cuello, duchas calientes, técnicas de relajación y fundamentalmente cambios en el estilo de vida, mejorando la postura o asegurándose de utilizar mobiliario ergonómico, descanso suficiente, ejercicios y alimentación saludable.  También es importante llevar un diario del dolor de cabeza, para lograr identificar eventos que pueden desencadenar el dolor de cuello y cabeza.

Tratamiento del dolor de cuello y cabeza con terapias no convencionales

Las medicinas alternativas o terapias no convencionales pueden ser muy útiles para el tratamiento del dolor de cuello y cabeza.  Entre éstas se encuentran:

  • Acupuntura: ayuda a espaciar los eventos y disminuir la intensidad del dolor.
  • Fisioterapia: consiste en un programa de ejercicios para realizar en casa con la finalidad de controlar y disminuir el dolor.
  • Masajes en cuello y hombros.
  • Fortalecimiento muscular para disminuir el dolor de cuello y cabeza.  Un estudio realizado en Dinamarca descubrió que las personas que padecían cefaleas tensionales estaban asociadas a debilidad de los músculos del cuello y hombros.  De hecho, las personas que sufren dolor de cuello y cabeza tienen un 26% menos de fuerza en esos músculos que los que no los padecen, y un 12% menos de resistencia y flexibilidad.  Las personas sanas tenían también más fuerza en los hombros.

Aunque hacen falta más estudios para determinar si la debilidad muscular es una causa o un efecto de la cefalea tensional, los especialistas dijeron que era necesario trabajar en el fortalecimiento muscular para mitigar el dolor y espaciar los eventos.

Los ejercicios de fortalecimiento ayudaron a reducir el dolor en el cuello además de lograr una mejora postural.

Dolor de cuello y cabeza
Los ejercicios de fortalecimiento de cuello y cabeza ayudan a mitigar el dolor

Aprende más: ¿Qué debes saber sobre el nolotil?