5 motivos por los que estás engordando sin explicación


Es imposible que en los últimos meses, tu báscula haya levantado el hacha de guerra contra ti. Y no solo ella, también la ropa, cada vez te queda más estrecha (¡o peor aún! ¡no cierra!) e incluso tú mismo te lo notas en el espejo. ¿Estás engordando sin explicación aparente? Lamentamos decirte que los cambios de peso siempre tienen algún motivo detrás. Lo normal es que los vinculemos a una temporada de excesos con la comida, algo que sucede especialmente después de vacaciones, navidades… pero si tu alimentación está siendo la misma de siempre (¿seguro que la cantidad de Donuts diarios no ha subido? Sé sincero contigo mismo…), entonces debemos buscar dónde está el motivo.

En este artículo te queremos ayudar a saber por qué estás engordando.

Otros artículos de interés: La pirámide de la alimentación, conócela

¿Por qué estoy engordando?

Entre los motivos más habituales a estos cambios de peso, encontramos los siguientes.

Descansar dormir mal engorda
Dormir mal engorda y afecta a nuestro cuerpo mucho más de lo que podrías imaginar

Dormir menos y peor:

Sí, seguro que has escuchado mil veces que dormir poco engorda y no te lo has creído. Pero lo cierto es que un descanso insuficiente y pobre está directamente relacionado con el peso. ¿Por qué? Cambiarán nuestros biorritmos y nuestro metabolismo.

Cambios en el estilo de vida:

¿Has cambiado de trabajo a uno más sedentario o, por el contrario, has dejado de trabajar? ¿Antes hacías deporte y ya no? ¿Te has mudado y ya no sales a pasear cada tarde? Cuidado, porque los cambios en el estilo de vida tienen mucho que ver en el tema del peso. Intenta mantener la rutina y si no es posible, cámbiala por una nueva que te haga ser menos sedentario.

Estrés:

El tercer motivo más habitual para responder a tu pregunta de por qué estás engordando lo encontramos en la psicología. El estrés influye también en el cambio de peso, tanto a la hora de engordar como de adelgazar. ¿Qué podemos hacer? Trata de realizar ejercicios de relajación y relativiza más. No merece la pena que te pongas nervioso ante cosas que no puedes cambiar, porque el estrés no solo nos afecta en el peso, también en la salud.

como combatir el estres ansiolíticos
Las responsabilidades diarias hacen que en ocasiones no podamos evitar el estrés

La hora de la cena:

¿Últimamente cenas más tarde? Amigo, ahí tienes también la respuesta a tu pregunta. Trata de distanciar más la hora de cenar con la hora de acostarte para que no se vea repercutido en tu peso.

Salud:

Sí, todo lo anterior son causas habituales por las cuales puedes estar engordando, pero no hay que olvidar que nuestro cuerpo por fuera es un reflejo de lo que puede estar pasando por dentro. Ciertas enfermedades nos pueden estar engordando, por lo que si no le encuentras sentido a este cambio brusco de peso, acude a un doctor para que evaluéis si todo está bien.

perdida de peso
En el tiroides encontramos a uno de los principales culpables de la pérdida o el aumento de peso

Sigue leyendo: ¿Por qué dormir mal engorda?