Dieta de los 13 días: lo que necesitas saber


La dieta de los 13 días o dieta de la NASA es una de las dietas más efectivas para bajar de peso. Ideada en un primer momento para astronautas, esta dieta se popularizado últimamente por sus asombrosos resultados: puedes perder hasta un kilo por día, si se siguen las instrucciones al pie de la letra, claro. Esto ha hecho de la dieta de los 13 días en la favorita de las mujeres que pretenden bajar mucho de peso en poco tiempo.

Sin embargo, como cualquier dieta express que se populariza y que garantiza la pérdida de peso instantáneo (recordad lo que ocurrió con la dieta Dukan), las alarmas han llegado a médicos y especialistas. Hoy te vamos a hablar de la dieta de los 13 dietas y el efecto rebote… además de otros datos que te resultarán de interés.

Conoce más: ¿Qué sabes sobre la Dieta Dukan?

Es una de las dietas más eficaces
En 13 días se puede perder hasta un kilo por día

Riesgos de la dieta de los 13 días para adelgazar

Son estos médicos y especialistas nos que nos alertan que una dieta de este tipo ofrece más riesgos que beneficios, y es que si pretendemos cambiar radicalmente nuestros hábitos alimenticios y perder tanto tiempo de excesos en sólo 13 días, no es de extrañar que este tipo de alarmas se disparen.

Lo primero que hay que tener en cuenta, es que cualquier pérdida de peso tan radical afecta a nuestra salud de una manera u otra. En este caso, ya que la dieta de los 13 días sólo nos aporta setecientas calorías diarias y su variedad alimenticia es más bien limitada, podemos vernos afectados por problemas como la anemia o, en casos más extremos, desnutrición.

Otro de los inconvenientes a los que nos enfrentamos si pretendemos empezar esta dieta es el ya famoso efecto rebote, es decir, pasados los 13 días sino tenemos cuidado con lo que comemos no va a ser nada difícil recuperar esos kilos que perderemos o incluso más; y no hay que ser muy experto en la materia para saber que bajar y subir mucho de peso en poco tiempo no es nada beneficioso para nuestro organismo.

Características de la dieta de los 13 días de la nasa

Como ya hemos comentado antes, una de las características que tiene esta dieta es que no se consumen más de setecientas calorías diarias, además de ser baja en hidratos de carbono. También es conocida como la dieta nasa de los 13 días  o dieta del astronauta día por día.

Otra de las peculiaridades es que sólo se pueden hacer tres comidas al día: desayuno, almuerzo y cena. Es por eso que, para evitar que se pase hambre, las infusiones, café y acompañamientos son ilimitados siempre que sea dentro de esas tres comidas diarias: se acabaron las meriendas y los aperitivos de media mañana.

Un riesgo es el efecto rebote
Perder mucho peso en poco tiempo no es saludable

Dieta de los trece días

Para que comprendáis los riesgos y características de las que os hemos hablado, aquí os dejamos la famosa dieta de los 13 días y sus características. Este es el plan nutricional que propone.

DÍA 1

  • Desayuno: Infusión o café solo sin azúcar.
  • Almuerzo: Dos huevos duros con espinacas cocinadas como más te guste (crudas, al vapor o cocidas). En este caso la cantidad de espinacas es ilimitada.
  • Cena: Un filete de carne roja magra a la plancha y una ensalada de lechuja, acelgas o apio. La cantidad de ensalada aquí también es ilimitada.

DÍA 2

  • Desayuno: Infusión o café solo sin azúcar.
  • Almuerzo: Un filete de pechuga de pollo a la plancha o cocido y una ensalada de lechuga. La cantidad de ensalada aquí también es ilimitada.
  • Cena: Cinco lonchas de jamón cocido y una ensalada verde.. La cantidad de ensalada aquí también es ilimitada.

DÍA 3

  • Desayuno: Infusión o café solo sin azúcar y una tostada con un poquito de aceite.
  • Almuerzo: Ensalada de apio, lechuga, tomate y espárragos y una naranja. En este caso la cantidad de ensalada es ilimitada.
  • Cena: Mix de frutas con un yogur descremado.

DÍA 4

  • Desayuno: Infusión o café solo sin azúcar y una tostada con un poquito de aceite.
  • Almuerzo:Siete lonchas de jamón cocido, un huevo duro y tres zanahorias rayadas.
  • Cena: Mix de frutas con un yogur descremado.

DÍA 5

  • Desayuno: Cinco lonchas de jamón cocido, una infusión o café solo sin azúcar y una taza de zanahorias hervidas.
  • Almuerzo: Dos filetes de pescado cocido o a la plancha, una taza de zanahorias hervidas y un tomate.
  • Cena: Un filete de pollo o ternera cocido o a la plancha-

DÍA 6

  • Desayuno: Infusión o café solo sin azúcar.
  • Almuerzo: Un cuarto de pollo asado sin piel sazonado con limón y una ensalada al gusto. La ensalada es ilimitada.
  • Cena: Dos huevos duros y una taza de zanahorias ralladas.

DÍA 7

  • Desayuno: Infusión o café solo sin azúcar.
  • Almuerzo: Un filete de pollo o ternera a la plancha y una naranja.
  • Cena: Se puede repetir cualquiera de las cenas anteriores.

A partir del octavo día se empieza a repetir hasta completar los trece días. ¿Realmente te parece algo sano y recomendable? Bajo nuestro punto de vista, todo lo que nos haga saltarnos pasos en la pirámide de la alimentación, no lo es. Piénsatelo dos veces antes de hacerlo.

El especialista te dirá si puedes seguirla
Acude a tu médico antes de empezar

Recomendaciones finales

Si a pesar de los riesgos que te hemos comentado quieres probar esta dieta de los trece días, recuerda beber mucha agua y no tener miedo de pasarte con las raciones ilimitadas: no pases hambre. El hambre cuando estamos haciendo dieta hace que sintamos una mayor ansiedad hacia la comida, estemos más irascibles, descansemos peor y caigamos antes y con mayor probabilidad en el efecto yoyó.

Algo muy importante que debes recordar es que la dieta de los 13 días está pensada para durar exactamente esos días, nunca la alargues más ya que puede ser perjudicial para tu salud. No por hacerla durante más días vas a conseguir mejores resultados, al contrario, el efecto rebote posterior será mayor y no solo dejarás de perder peso si no que tus resultados médicos sufrirán las consecuencias.

Y por último lo más importante de todo: habla con tu médico o especialista antes de empezar, él te dirá realmente si puedes dañar tu salud al hacerla, ya que depende en gran medida de tus circunstancias personales, tu estado de salud actual o tus necesidades nutricionales.

Con la salud NUNCA te la juegues. No merece la pena perder unos años de vida por bajar unos kilos de más. Consulta con tu doctor o acude a un nutricionista si quieres adelgazar, pero nunca pongas este deseo por encima de tu salud.

Lee también: Otras dietas peligrosas que no debes seguir