La cerveza engorda… ¿mito o realidad?


La cerveza es una de las bebidas que más pasiones despierta. Tomar una caña fresquita en un caluroso día de verano o simplemente disfrutar de su espuma con los amigos o tras el trabajo es un placer al que pocos pueden resistirse. De hecho, para muchas personas ha cambiado la frase de «salir a cenar» por «salir de cervezas».

Los beneficios de la cerveza son muchos, pero también tiene algunos efectos secundarios asociados. El más evidente, el peligro del alcohol si la tomamos con cierta graduación, pero hay otro mito que acompaña a esta espumosa bebida: la cerveza engorda.

Beneficios de la cerveza

Hoy queremos indagar más sobre el tema y descubrir si es cierto o solamente es una leyenda urbana para desprestigiar una bebida sana y deliciosa.

beneficios de la cerveza
La cerveza es una de las bebidas preferidas por los consumidores

La cerveza, ¿ángel o demonio?

La cerveza tiene muchas virtudes pero, como todo en esta vida, también tiene ciertos inconvenientes o efectos secundarios.

Entre sus cosas positivas, nos ayuda a reducir el estrés, es buena para el corazón, mejora la hipertensión e incluso reduce la formación de cálculos renales y de coágulos en la sangre. Estos motivos deberían ser más que suficientes por sí solos para recomendar el consumo de cerveza, pero no hay que olvidar que también tiene ciertos problemas asociados a ella.

Por una parte, su consumo excesivo provoca la conocida dependencia al alcohol, una adicción que debemos evitar siempre por sus fatales consecuencias. Por otra parte, como cualquier tipo de alcohol,  la cerveza engorda por su gran cantidad de calorías y azúcares. Sin embargo, es cierto que mientras que el resto de bebidas alcohólicas son «calorías vacías» sin ningún tipo de nutrientes, en la cerveza y el vino sí encontramos beneficios para nuestra salud que deberíamos aprovechar siempre que el consumo sea moderado.

¿Realmente existe la barriguita cervecera?

Existir, existe, pero no debemos culpar solamente a la cerveza. De hecho, el apellido de «cervecera» es algo injusto ya que esta hinchazón abdominal puede ser provocada por el consumo de cualquier tipo de alcohol, no solo de la cerveza. Esto es debido a que el alcohol bloquea la quema de hidratos de carbono y grasas, quedando almacenados en el organismo y provocando un inevitable aumento de peso y volumen. Además, suele por la noche cuando se ingiere más cantidad de estas bebidas alcohólicas, por lo que las calorías consumidas no se queman.

la cerveza engorda
El sedentarismo es uno de los mayores culpables de la temida barriga cervecera

Otro de los culpables es el sedentarismo, por lo que si aparece la incómoda barriguita cervecera debemos plantearnos el hecho de practicar más ejercicio o movernos más para acabar con ella.

Entonces… ¿la cerveza engorda?

Sí, como cualquier otro tipo de bebida alcohólica, la cerveza engorda. Pero también tiene muchísimos beneficios para la salud que no deberíamos desaprovechar. El tema de la barriguita cervecera tiene mitad de mito, mitad de realidad, ya que está provocada por otros factores aparte de la cerveza.

En cualquier caso, si queremos consumir alcohol es preferible apostar por el vino o por la cerveza antes que por otra.

por que engorda la cerveza
La cerveza engorda, pero no más que cualquier otro tipo de bebida alcohólica