Los efectos secundarios de la Dieta Dukan


La Dieta Dukan se ha hecho popular en todo el mundo gracias a sus resultados rápidos. Su libro ha vendido más de 1 millón y medio de copias, además de coronarse durante varios años como el libro más deseado de librerías como Amazon. Sin embargo, nutricionistas y médicos miran con cierto recelo esta dieta basada en la ingesta elevada de proteínas y la casi total anulación de los hidratos de carbono.

Todos deberíamos defender la alimentación sana y equilibrada por encima de cuestiones estéticas. Somos lo que comemos y nuestro organismo necesita todos los nutrientes y propiedades contenida en los diferentes tipos de alimentos. Limitar un tipo de producto determinado, como los hidratos de carbono, y sobrealimentarnos de otros podría dar lugar a consecuencias negativas a medio y largo plazo.

Por ello, hoy queremos hablarte de los efectos secundarios de la Dieta Dukan.

Efectos negativos de la Dieta Dukan

Efectos secundarios de la dieta dukan
La Dieta Dukan se desarrolla en tres grandes fases

A corto plazo

Halitosis, problemas bucales, cansancio, náuseas, mareos, debilidad, fatiga e insomnio son los efectos secundarios más comunes que experimentan las personas que siguen un dieta del tipo de la Dieta Dukan o la Dieta Atkins. La falta de hidratos de carbono hace que nuestro organismo aumente los niveles de cetona a la vez que quema grasa como un medio para obtener la energía que necesitamos día a día.

A medio plazo

Si has comenzado la Dieta Dukan recientemente probablemente hayas notado que te resfrías con más facilidad. En este sentido, los responsables también son los hidratos de carbono: al no obtener energía de una fuente externa, nuestras defensas bajas y seremos más propensos a constiparnos o coger enfermedades comunes.

A largo plazo

Seguir esta Dieta Dukan por mucho tiempo nos puede llevar a problemas realmente preocupantes para nuestro organismo. Uno de los problemas que pueden surgirnos a largo plazo está relacionado con los huesos: nuestro complejo óseo se volverá más débil y podríamos ser más propensos a sufrir enfermedades en los huesos, debido a unos niveles demasiado altos de proteínas. Los riñones son otros de los órganos que podrían verse afectados tras un largo período utilizando la Dieta Dukan como alimentación habitual.

Evidentemente, las deficiencias nutricionales aparecerán si continúas con este tipo de dietas basadas en la ingesta de proteínas. Anemia, falta de antioxidantes, envejecimiento temprano, cataratas o incluso problemas relacionados con el corazón o algunos tipos de cánceres están asociados a alimentos deficientes o incorrectas.

Por todos estos motivos, en Alimentos-Ricos somos defensores de las dietas en las que no desplacemos totalmente ningún alimento, si no que sepamos darle la importancia y el lugar que corresponda. Evitar los hidratos de carbono es uno de los grandes errores de las dietas, ya que son absolutamente imprescindibles para nuestro organismo. Saber con qué los acompañamos o a qué horas los ingerimos pueden ser soluciones para que no se conviertan en nuestro enemigo y podamos seguir una dieta saludable y sin consecuencias futuras.

Si aún así estás decidido a llevar a cabo la Dieta Dukan por sus sorprendentes y rápidos resultados, te aconsejamos que no la tomes durante un período demasiado largo de tiempo.