Dieta cetogénica: todo lo que necesitas saber


Hace no mucho hablamos en nuestro blog sobre cómo combatir la epilepsia a través de la dieta cetogénica, una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos que se ha popularizado gracias  a la dieta Atkins. Lo asombroso de la dieta cetogénica y la razón por la que cada vez más personas deciden empezarla es porque te permite adelgazar sin pasar ni un poco de hambre. Obviamente esto crea controversias: hay gente que la sigue con los ojos cerrados y otros que opinan que este tipo de dieta es dañina para el organismo.

Con esta dieta no se pasa hambre
Es una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos

En esta entrada vamos a intentar aclarar las dudas o, al menos, explicar los pros y los contras de la dieta cetogénica para que vosotras elijáis si queréis seguirla o no. ¿Preparadas? Allá vamos.

Ventajas de la dieta cetogénica.

  • Si hablamos de dieta en el sentido de perder peso, es cierto que la dieta cetogénica es más eficaz. Es decir, con este tipo de dieta se pierde más peso que con una dieta normal ya que se reduce notablemente la proporción de grasa de nuestro cuerpo, aunque no afecta de manera alguna a la masa muscular.
  • Por otro lado, reduce los niveles de triglicéridos y de colesterol, razón por la que es recomendable en personas que lo padezcan.
  • Por último y no menos importante, es fácil de seguir ya que es mucho más saciante que una dieta normal, razón por la cual las personas que la siguen no pasan hambre.

Desventajas de la dieta cetogénica.

  • Una de las principales desventajas que tiene esta dieta es su escaso aporte de vitaminas, minerales y fibra, lo que significa que nos encontraremos más cansados o con fatiga y, probablemente, tengamos estreñimiento.
  • Es posible también tener mal aliento o halitosis por el aumento de cuerpos cetónicos en el organismo.
  • Y otra de las desventajas, aunque esta no ocurre siempre, es que puede provocar arritmias, por lo que no se aconseja a las personas que sufran algún tipo de problema cardíaco.
Existen varios pros y contras en esta dieta
Una de las principales desventajas es la falta de vitaminas, minerales y fibra

A simple vista se puede decir que las desventajas son mucho más importantes que las ventajas que nos da la dieta cetogénica, a pesar de lo cual no quiere decir que no se pueda seguir esta dieta con la supervisión de un especialista.

Nosotros hoy os traemos un ejemplo de la dieta cetogénica que consiste en un plan de 30 días, totalmente adaptable a tus gustos y que te servirá de prueba si tienes dudas sobre seguirla o no.

Ejemplo de dieta cetogénica

Para esta dieta, elegís una de las tres opciones que os damos y las vais combinando para crear vuestro propio plan. Recuerda que durante esta dieta puedes comer sin límites, es decir, que salvo las cantidades que se indican, puedes comer hasta saciar el apetito, lo cual te evitará tener hambre entre horas. Si a pesar de ello, necesitar picar algo, recuerda no probar nada que tenga azúcares.

En cuanto a las carnes se puede comer de cualquier tipo, así como la forma de cocinarlo puede ser a la plancha, al horno o en la sartén con un poquito de aceite. En el caso del pescado,recuerda que tienen preferencia el salmón, el atún, el bacalao y las sardinas. Al igual que ocurre con la verdura, las acelgas, el brócoli y las espinacas son las que más nutrientes nos aportarán y equilibrarán el déficit de fibra.

Alimentos prohibidos: aunque parezca mentira la fruta está totalmente prohibida, así como las patatas y demás tubérculos; el tomate y cualquier derivado y los pimientos.

El salmón, el atún y cualquier tipo de carne están permitidos
Las carnes y los pescados son fundamentales en esta dieta
  • Desayuno :

    • Huevos con tocino
    • Tortilla de espinacas con salchichas.
    • Batido de claras de huevo, queso fresco, plátano y dos cucharadas de aceite de coco. Puedes endulzarlo con un poco de edulcorante.
    • A la opción que elijas, agrégale de 10 a 30 almendras  para evitar el estreñimiento.
  • Comida:

    • Ensalada de pechuga de pollo con espinacas y tocino con una cucharada de aceite de oliva.
    • Carne con espinacas y salsa verde.
    • Pescado con espinacas y mantequilla.
  • Cena:

    • Atún con jalapeños, mezclado con dos cucharadas de aceite de coco, cebolla y limón.
    • Pescado con salsa verde y brócoli.
    • Salchicha italiana con salsa verde.