Beneficios y tipos de lechuga, ¿cuál elegir?


¿Sabías que existen más de 100 tipos de lechuga? Evidentemente, en el supermercado no pueden tenerlas todos y la lista de las lechugas que conocemos y tomamos habitualmente se suele reducir a apenas 5 o 6 variedades. Hoy te queremos hablar de estos tipos de lechuga más conocidos, a los que en ocasiones no ponemos nombre y denominamos simplemente como «lechuga».

Esta hortaliza tiene muchos beneficios y es uno de los básicos en nuestra cocina gracias a su versatilidad para adaptarse a un sinfin de platos. Desde las clásicas ensaladas o como acompañamiento al menú principal, hasta formar parte de sandwiches, bocadillos e incluso platos calientes como las legumbres.

Beneficios comunes de los diferentes tipos de lechuga

Efectivamente, tal y como estarás pensando si existen varios tipos de lechuga, cada uno de ellos tiene unos características propias. De ello os hablaremos en el siguiente apartado de este artículo, pero ahora queremos que conozcas aquellos beneficios comunes para los distintos tipos de lechuga que nos da la naturaleza.

Fuente de Vitaminas: Ya te hemos hablado en más de una ocasión de la importancia de tomar vitaminas a través de la dieta. La lechuga es rica en Vitamina A, C, E y algunas del grupo B (B1, B2 y B3).

Fuente de minerales: Además de vitaminas, también es rica en minerales imprescindibles para nuestra salud como el calcio, magnesio, potasio y sodio.

Rica en hierro: Como hemos visto en otras ocasiones, el hierro es fuente de vida y de energía, por lo que es importante conocer que la lechuga también forma parte de los alimentos ricos en hierro.

Buena para adelgazar: Al ser un alimento hipocalórico, disponible en cualquier estación y con poder saciante, es un alimento básico en cualquier dieta para adelgazar.

Buena para los gases: Si sufres de esos molestos y dolores gases, la lechuga es uno de los alimentso que te ayudará a controlarlos y eliminarlos.

Rica en antioxidantes: Siempre incluimos los antioxidantes entre los beneficios de los alimentos que los contienen y es que gracias a ellos podemos frenar y retrasar el envejecimiento celular.

Buena contra la retención de líquidos: Aunque en ocasiones no le demos toda la importancia que merece, la retención de líquidos es un problema que puede ocasionarnos más de un quebradero de cabeza. No solo no conseguiremos adelgazar y aumentaremos nuestro volumen si la sufrimos, si no que además nos sentiremos hinchados, cansados y podremos tener problemas de circulación o de cálculos renales.

beneficios de la lechuga
Hay más de 100 variedades de lechuga

5 Tipos de lechuga

Lechuga romana:

De los diferentes tipos de lechuga, la más conocida y consumida en nuestro país es la lechuga romana. No solo es la más barata, si no que además es la que más propiedades nutritivas presenta, por lo que elegirla para tus platos es una fantástica opción.

Canónigos: 

Los canónigos son fácilmente reconocibles por su aspecto peculiar. Son pequeñas hojas de color verde oscuro, más frecuentes en las estaciones frías. De todos los distintos tipos de lechuga, es la que contiene más hierro.

Rúcula:

La rúcula es una lechuga con sabor fuerte y amargo, por lo que es frecuente utilizarla en variados platos. Su mejor época es durante el verano.

Escarola:

La escarola es muy habitual en dietas, ya que es la mejor de los diferentes tipos de lechuga para luchar contra la retención de líquidos. Tiene un color y un sabor relativamente fuerte.

Iceberg:

La lechuga iceberg está también entre las más utilizadas en la cocina, gracias a su textura crujiente es perfecta para sandwiches, bocadillos y hamburguesas; sin embargo, es la lechuga que contiene menos propiedades nutritivas, por lo que si consumes habitualmente este tipo de lechuga, sería interesante que probaras a cambiarla por otro para aprovechar mejor sus beneficios.