7 claves sobre los pólipos en el colon y el cáncer


A un joven de 24 años,  le preocupó escuchar de su médico  que era posible que tuviera  pólipos en el colon.  Aunque no sabía exactamente en qué consistían estos, sí tenía  la impresión  de que no se trataba de algo bueno.

Guiado por el conocimiento que el médico tenía de los problemas de salud de su familia, este le había indicado un examen de heces fecales para buscar sangre oculta. El resultado positivo había dado la señal de alerta. Ahora era necesario realizar otros exámenes   para corroborar  o rechazar la presencia de pólipos en el colon.

Entre el 15 a 20% de la población adulta presentan esta afección, es por lo tanto uno de los problemas mas frecuentes de afectación de colon y el recto.

Los antecedentes familiares de pólipos en el colon o de cáncer colorrectal, unido a la presencia de sangre en heces fecales son dos indicadores muy poderosos para investigar la presencia de esta patología.

Conoce más: los tipos de cáncer  más frecuentes

Evitar el peligro que encierran los pólipos en el  colon está estrechamente vinculado con detectarlos a tiempo.  Por ello también puede ser importante para ti, que conozcas cuánto riesgo corres de tener  pólipos en el  colon, cuál es la conducta a seguir para librarte de sus peligros y de su posible evolución hacia cáncer de colon.

1.- ¿En qué  consisten los pólipos en el  colon?

Los pólipos en el  colon son unas masas o tumores que crecen desde la pared hacia la superficie interior del intestino grueso siendo más común en sus  segmentos terminales.

Cuatro regiones  componen al colon. Una es  el colon ascendente,  que se sitúa verticalmente de abajo hacia arriba, a la derecha del abdomen. Otra es el  colon transverso, nombre que indica su localización de derecha a izquierda del abdomen. La otra porción es el colon descendente que se ubica de forma vertical de arriba hacia abajo, en el lado izquierdo de la cavidad abdominal. A continuación de este se ubica  el colon sigmoide, el cual  se continúa con el recto.

Porciones del colon
El intestino grueso se divide en colon ascendente, colon transverso, colon descendente y colon sigmoide

En cualquiera de estas porciones pueden presentarse los pólipos en el colon. Estos pueden ser de dos tipos.

2.- ¿Qué molestias se sienten al tener  pólipos en el colon?

Generalmente los pólipos en el colon son asintomáticos, es decir la persona no experimenta ninguna molestia asociada a ellos. Se encuentran de forma fortuita al efectuarse una radiografía del intestino.

La sospecha de esta afección, puede surgir del hecho de que generalmente ocasionan sangramiento o hemorragias leves. Estas hemorragias pueden detectarse en forma de sangre oculta en las heces fecales.

Solamente cuando los pólipos son muy grandes pueden aparecer otras molestias como son secreciones mucosas,  cólicos y la obstrucción intestinal.

Con el tiempo pueden ocasionar fatiga y cansancio como consecuencia de la pérdida de sangre por tiempo prolongado.

3.- ¿Hay relación entre los pólipos en el colon y el cáncer?

La mayoría de los pólipos son benignos en su etapa inicial, pero algunos tipos de pólipos pueden ser malignos o cancerosos desde su inicio o pueden convertirse en cáncer.

De acuerdo a la forma en que crecen los pólipos son denominados sésiles cuando presentan una  base amplia, mientras los pediculados tienen una base de sustentación estrecha.

Los pólipos planos por lo general son más pequeños y difíciles de observar y tienen una mayor probabilidad de ser cancerosos que los pólipos elevados.

Los avances en los estudios histológicos y su asociación con el cáncer ha obligado a establecer una nueva clasificación de los pólipos estableciéndose dos grandes grupo:

1.- Pólipos neoplásicos

  • Son tumores o masas de células (neoplasias) generalmente benignos, pero con potencial maligno por lo que pueden originar cáncer de colon.
  • En esta gran grupo están incluidos los pólipos adenomatosos, la displasia o hiperplasia y los pólipos aserrados.
  • A este grupo pertenecen entre el 60 y el 70% de los pólipos de colon.
  • Se acepta que más del 95% de los adenocarcinomas provienen de adenomas de ahí su creciente importancia.
  • El riesgo de degeneración maligna aumenta en la medida que el tamaño del pólipo sea mayor al momento de su detección. Se considera que los pólipos de dimensiones superiores a 1 cm son los que tienen mayor riesgo de malignizarse.
  • Actualmente se consideran a los pólipos aserrados con potencial de malignizarían, de ahí que en esta nueva clasificación son incluidos en este grupo.
  • La mayor parte de los cánceres colorrectal se originan a partir de pólipos adenomatosos.
Pólipos adenomatosos en el colon y riesgo de cáncer de colon
Los pólipos adenomatosos en el colon incrementan el riesgo de cáncer de colon

2.- Pólipos no neoplásicos

  • En ellos generalmente no se produce un crecimiento tumoral o del número de células.
  • Los pólipos hamartomatosos están incluidos en este grupo, los más peligrosos son los pólipos juveniles múltiples que presentan mayor riesgo de malignizarse y originar el cáncer de colon.
  • Incluyen diferentes tipos de pólipos como los inflamatorios o falsos pólipos característicos de algunas enfermedades intestinales inflamatorias.  Tal es el caso de la colitis ulcerativa crónica, la disentería bacilar entre otras.

4.- ¿Los pólipos en el colon tienen que ver con la herencia?

Algunas de las enfermedades que producen pólipos en el colon tienen una base hereditaria.

Ejemplo de ello es la poliposis adenomatosa familiar. Esta es una enfermedad hereditaria que se caracteriza por la formación de 100 o más  pólipos en el colon que dan lugar al cáncer de colon en edades alrededor de los 40 años.  Por lo general afecta a varias personas en la familia, en estos casos debe hacerse un seguimiento a los familiares desde edades muy tempranas.

Se reporta que cuando alguien de la familia ha tenido cáncer de intestino grueso o cáncer de útero o de ovarios antes de los 50 años hay más probabilidades de que aparezcan los pólipos de colon.

Esto es muy importante desde el punto de vista de  la prevención pues se sabe que  alrededor del 20% de los casos de cáncer de colon son hereditarios.

5.- ¿Cómo se pueden detectar los pólipos en el colon?

Si tienes antecedentes como los anteriormente mencionados y aparece sangre en la deposición o cambios en el comportamiento habitual de tus deposiciones, debes acudir a tu médico para que te indique los exámenes que podrán confirmar la presencia de pólipos en el colon.

Los métodos más frecuentemente empleados para confirmar la presencia de esta afección son:

Examen de heces fecales

Mediante el examen de la materia fecal, se puede detectar la  presencia de sangre oculta en las heces que no sea visible aparentemente y también mediantes de pruebas del DNA se puede evidenciar cambios indicativos de cáncer. La ausencia de sangre no descarta la presencia de pólipos en el colon.

Los exámenes de imágenes son imprescindibles para la detección de pólipos en el colon
La detección de pólipos en el colon se realiza fundamentalmente a través de la colonoscopia, técnica que utiliza una sonda con lente y fuente de luz

Enema opaco

En ocasiones pueden detectarse los pólipos en el colon a través de un tipo de  radiografía denominado enema de bario. Se introduce en el recto una solución de bario mediante un enema y posteriormente se efectúa la radiografía.

Colonoscopia y Sigmoidoscopia

Estas pruebas son las mas eficaces para el diagnóstico del los pólipos en el colon. Ellas permiten el examen visual de la superficie interna del colon.

Mediante la Sigmoidoscopía se puede observar el último tercio del intestino grueso. Para lo anterior se introduce a través del recto un tubo fino con una luz en su parte anterior.

La colonoscopia  permite visualizar el intestino grueso completo  y también el intestino delgado en sus  segmentos terminales. Se considera el estándar de oro en el examen del colon.

Un tubo largo y flexible (colonoscopio) permite la observación del interior del intestino grueso mediante una cámara. Las imágenes son proyectadas en una pantalla.

El colonoscopio posee aditamentos que posibilitan la toma de muestras de tejido para estudios histopatológicos  y la extracción terapéutica de los pólipos.

Colonoscopia virtual o Tomografía computarizada (CT scan)

Esta prueba es realizada mediante la introducción de un tubo delgado y flexible en el recto y se van efectuando cortes sucesivos de imágenes radiológicas que son analizadas mediante computación.

La tomografía computarizada requiere menos tiempo que la colonoscopia, pero si aparecen pólipos es imprescindible el empleo de la colonoscopia.

Cápsula endoscópica

La cápsula endoscópica del colon  permite la visualización del interior del colon de una forma menos invasiva.  La cápsula endoscópica se introduce por vía bucal viajando a lo largo del tubo digestivo, por lo cual es más confortable para la persona  y representa menos riesgos.

El uso de la cápsula endoscópica es muy importante en los casos en que la colonoscopia es incompleta por no poderse llegar a todas las regiones del colon o cuando existen enfermedades que no hacen recomendable el empleo de una sonda rectal.

Estas pruebas requieren de una adecuada y cuidadosa preparación que logre el vaciamiento total del intestino. La presencia de un pólipo, obliga a la revisión completa del colon ya que más de un 30 % de las personas tienen varios.

6.- ¿Se pueden prevenir que los pólipos en el colon se conviertan en cáncer?

La estrategia para la prevención del cáncer de colon a partir de los pólipos en el colon, tiene tres pilares básicos:

1.- Adoptar un estilo de vida saludable

Consumir frutas y vegetales y alimentos ricos en fibras y bajos en grasa. Evite los hábitos tóxicos como alcoholismo, evite el sobrepeso y la obesidad. Mantenga una actividad física sistemática.

El consumo de frutas y vegetales es un elemento básico en el estilo de vida
Para prevenir los pólipos en el colon, el consumo regular de frutas y vegetales es clave

2.- Detección temprana de los pólipos en el colon

Debe someterse a exámenes periódicos para la detección de pólipos en el colon si tiene antecedentes familiares como los descritos previamente y después de los 50 años si no tiene antecedentes.

3.- Eliminación de los pólipos en el colon

La extirpación de los pólipos es una de las medidas más efectivas para evitar el cáncer de colon. La mayoría de los pólipos pueden ser eliminados en el mismo momento en que se efectúa la colonoscopia. El pronóstico es muy bueno si se extirpan los pólipos, pero los pólipos que no se extirpan se pueden convertir con el tiempo en malignos.

7.- ¿Cual es la conducta a seguir ante  la presencia de pólipos en el colon?

Como previamente señalamos la extirpación de los pólipos en el colon es la mejor alternativa y la forma más efectiva para evitar su conversión en cáncer. Este procedimiento puede ser efectuado en el momento de la colonoscopia mediante electro cauterización, en otras se corta mediante un alambre con corriente.

Si el pólipo es demasiado voluminoso puede ser necesaria la extirpación quirúrgica y en algunos casos de forma excepcional podría ser recomendada por el médico la extirpación de una parte del colon.

Si has presentado pólipos adenomatosos, estos pueden volver a presentarse, por que debes efectuarte la colonoscopia periódicamente. El médico determinará el plazo más recomendable para tu caso dependiendo de la cantidad, tamaño y la edad y salud de la persona. El mismo puede variar entre 1 y 10 años.

De la información brindada se desprende, que la presencia de pólipos en el colon es una condición  peligrosa que puede dar lugar a la aparición del cáncer de colon. Su detección temprana es posible  y su eliminación evita el desarrollo de complicaciones posteriores.

Te interesará leer: No le temas a la colonoscopia, molesta pero necesaria