Mitos y realidades de los alimentos para prevenir el cáncer


Mitos y realidades de los alimentos para prevenir el cáncer

El cáncer es uno de los flagelos de la humanidad, pero cada día hay más evidencias que puedes hacer mucho para prevenir el cáncer, con una actitud responsable, con hábitos saludables de vida y sabiendo que tú eres el máximo guardián de tu propia salud.

Cifras que impactan…

El cáncer constituye una de las causas de muerte más importante a nivel mundial, entre los años 2005 y 2015 y a pesar de los avances en su diagnóstico y tratamiento, se estiman en 84 millones las personas que morirán por este padecimiento.

En el año 2012 se reportaron 8,2 millones de muertes por cáncer y 14 millones de nuevos casos. Y se estima que en el año 2032 llegarán a los 22 millones de nuevos casos anuales.

Lo que afirma la ciencia

Las asociaciones y grupos de expertos más prestigiosos del mundo afirman que entre un 30 y un 40% de los nuevos casos de cáncer que aparecen anualmente podrían ser evitados con:

  • Mayor actividad física
  • Mantener un peso ideal
  • Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas
  • Eliminar el tabaquismo
  • Alimentación saludable con predominio de frutas y vegetales

La alimentación para prevenir el cáncer

Todos los organismos especializados en cáncer y oncología consideran que una alimentación saludable y balanceada es una de las mejores medidas para evitar la aparición de diferentes tipos de cáncer. Cada vez surgen más evidencias sobre las combinaciones de alimentos para prevenir el cáncer.

La principal medida para una alimentación saludable es el consumo regular de frutas y vegetales
Las frutas y los vegetales aportan fibras, minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales para la salud

Numerosas publicaciones hacen referencia a alimentos que previenen el cáncer e inclusive en algunas se denominan alimentos anticancerígenos, pero cuando uno profundiza en los resultados aportados por las investigaciones científicas a la luz de los conocimientos actuales muchas de estas aseveraciones no resultan tan rotundas como se postula.

Otras están en un terreno muy dudoso, apoyadas por algunos trabajos y cuestionadas por otros. Aquí revisaremos lo más actual sobre los alimentos para prevenir el cáncer y como ayudarte para que tu salud sea mejor cada día.

Del estado actual de las investigaciones de la alimentación para prevenir el cáncer podemos afirmar…

  • Las personas que consumen abundantes frutas y vegetales, tienen menor riesgo de padecer de algunos tipos de cáncer y la mortalidad global con respecto al no consumo se reduce en un 26% con relación a los que no comen regularmente estos productos.
  • Los estudios indican que lo óptimo es consumir 5 porciones diarias de 80 gramos cada una de frutas y verduras. De ellas 3 de vegetales y dos de frutas.
  • Los alimentos es la mejor vía para recibir las vitaminas y minerales que necesita nuestro organismo para su óptimo funcionamiento.
  • La mejor recomendación para obtener sustancias antioxidantes es mediante el consumo de frutas y vegetales que contengan vitamina C, vitamina E, carotenoides, como el beta-caroteno y la vitamina A y otra gran variedad de fotoquímicos.
  • El consumo excesivo de bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de cáncer de la boca, laringe, faringe, esófago, hígado y mamas.
  • El consumo de alimentos con alto contenido de fibra como los granos enteros, las verduras y las fibras se relaciona con la menor incidencia de cáncer de colon y recto.
  • Estudios recientes indican que el ajo, la cebolla, el café, el jengibre, comino, curry, y el té verde pueden tener compuestos activos que están asociados a un menor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, la mayoría de los estudios se han efectuado en animales, aún no hay estudios concluyentes.

Algunos mitos sobre los alimentos para prevenir el cáncer

  • No se ha encontrado que la suplementación con antioxidantes disminuya el riesgo de padecer cáncer, de hecho algunos estudios indican que puede aumentar su incidencia.
  • Diferentes estudios sugieren que la suplementación con betacarotenos no es conveniente, todo lo contrario debe ser evitada fundamentalmente en fumadores. En dos estudios se demuestra que puede ser dañina y en otro no se manifiestan diferencias.
  • El café se asociaba con una mayor incidencia de cáncer de páncreas, en la actualidad se valora que el consumo moderado de café ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer.
  • Los suplementos de vitaminas y minerales no contribuyen a reducir el riesgo de cáncer y cuando sean consumidos nunca deben sobrepasar el nivel de los requerimientos diarios.
  • El elevado consumo de grasa se ha asociado a la mayor incidencia de cáncer de próstata, mama y colon, pero hasta ahora no hay trabajos científicos que soporten esta afirmación.

De todo lo anterior podemos concluir que para luchar contra la aparición de tumores malignos la alimentación tiene un papel protagónico y hay numerosas cosas que podemos hacer para ayudar a prevenir el cáncer.