El Zika, y ahora el Guillain Barré… ¿que debes saber?


El síndrome de Guillain Barré se encuentra entre las complicaciones menos frecuentes, pero a la vez entre las más severas que trae como consecuencia el padecer de la enfermedad provocada por el virus del Zika.

¿Sabes que es la enfermedad del Zika?

¿En qué consiste el síndrome de Guillain Barré?

Se trata de un trastorno neurológico grave que se desarrolla cuando el sistema inmunológico comienza el ataque al propio sistema nervioso de la persona afectada.

El síndrome de Guillain-Barré requiere de una atención médica especializada
Se ha observado una mayor frecuencia en la presentación del síndrome de Guillain-Barré en los países afectados por el Zika

De ahí que se considere al síndrome de Guillain-Barré como un trastorno autoinmune que afecta al sistema nervioso y desencadena una parálisis de los músculos del cuerpo que tiene como característica el ser progresiva.

¿Cómo se manifiesta el síndrome de Guillain-Barré?

De esta forma las defensas del cuerpo, es decir la respuesta inmune, destruye la mielina que envuelve los nervios, lo que de esta forma determina que dejen de cumplir la función que les corresponde. Y si no trabajan los nervios no podrá llegar a los músculos las órdenes que emite el cerebro.

La mielina se afecta en el síndrome de Guillain-Barré
El síndrome de Guillain-Barré se produce como consecuencia de una afectación en la mielina

Las consecuencias no se dejan esperar y se manifiesta la imposibilidad de sentir sensaciones del tipo del calor, dolor, entre otras, acompañándose de la parálisis progresiva de algunos de los músculos del cuerpo.

Dice el viejo proverbio que “órgano que no se usa se atrofia” y es lo que sucede con estos músculos que al dejar de contraerse y funcionar, sobreviene la atrofia muscular y se consolida la parálisis creando la discapacidad del paciente en tan solo unas horas, aunque también puede desencadenarse en varios días o hasta en 3 o 4 semanas.

Habitualmente el proceso de la parálisis es de carácter ascendente, es decir, afectando primero a los miembros inferiores, expresándose como debilidad en las piernas que puede estar acompañada de sensación de hormigueo o adormecimiento y sigue su tránsito hacia las extremidades superiores hasta llegar en ocasiones a los músculos de la cara.

En algunos pacientes se presentan dificultades en los movimientos de los ojos que ocasiona la llamada visión doble, que en determinadas personas también expresan  dificultad para tragar.

Estas manifestaciones determinan que resulte imprescindible el ingreso en unidades hospitalarias  especializadas pues reclaman equipamiento y personal que puedan brindar respiración asistida porque un 30% aproximadamente de los pacientes pueden  tener afectados los nervios del diafragma y de esta forma dificultarse la respiración, porque este músculo es fundamental para respirar normalmente.

En algunos casos aparecen afectaciones en la presión arterial, en ocasiones se presentan variaciones severas de la tensión arterial, mientras en otros los cuadros de hipotensión pueden acompañarse de arritmias.

Otros síntomas y manifestaciones propias del síndrome de Guillain Barre:

  • Pérdida de los reflejos en las extremidades, tanto en piernas como brazos
  • Movimientos sin coordinación que determinan que no pueda caminar sin asistencia
  • Desmayo
  • Babeo
  • Sentirse mareado al pararse

¿Cuál es la causa de la enfermedad de Guillain-Barré?

El síndrome de Guillain Barré no tiene una causa conocida, aunque en el 60% de los casos desarrollan el cuadro después de haber sufrido una infección, ya sea viral o bacteriana, como puede ser gripe, lesiones tipo herpes o una simple gastroenteritis.

Se considera que en estos casos el virus que ocasiona la infección tiene  antígenos con estructuras o secuencias de proteínas que son parecidas a las que aparecen en algunas partes de las proteínas que forman la mielina que cubre los nervios. Esto explica por qué los anticuerpos que se producen por la persona afectada para defenderse, es decir, para combatir la infección también podrían actuar sobre la mielina.

En reportes acerca de la interacción del síndrome de Guillain Barré con infecciones virales o bacterianas se ha demostrado que existe relación con el:

  • Dengue
  • Chikungunya
  • Gripe
  • Virus de inmunodeficiencia humana (VIH)
  • Enfermedades gastrointestinales
  • Micoplasma
  • Mononucleosis, la llamada enfermedad del beso

Puedes necesitar información complementaria acerca de la mononucleosis

También te puede interesar conocer más del dengue

…y ahora el Zika y Guillain-Barré…

Habitualmente la infección por Zika pasa inadvertida y sin manifestaciones, es decir es asintomática y no se puede definir con certeza la afectación por el virus.

El incremento en los casos de Guillain-Barré se ha asociado con el virus del Zika
El síndrome de Guillain-Barré se ha asociado al incremento en la transmisión del virus del Zika

De hecho en Brasil, en estos momentos de auge de infección por el virus del Zika, donde se estima que hay entre 400 000 y un millón de personas afectadas, se ha observado incrementos del número de casos que padecen el síndrome de Guillain Barré reportándose alrededor de unos 1700 casos confirmados, en tanto en Colombia se conocen de unos 86, 118 en El Salvador  y 66 en Venezuela.

¿Es frecuente el Síndrome de Guillain-Barré?

El síndrome de Guillain-Barré es realmente una enfermedad rara pues se considera que afecta a una persona por cada 100.000 habitantes.

El síndrome puede presentarse a cualquier edad, indistintamente del sexo entre edades comprendidas entre los 30 y 50 años.

¿Qué importancia tiene el padecer del síndrome de Guillain-Barré?

Entre el 25% y el 30% de los pacientes con el síndrome de Guillain Barré sufren de parálisis que afecta la respiración, dando lugar a que en el orden del 5% de estos pacientes mueran.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico que cure el síndrome de Guillain Barré, no obstante se utilizan medidas que contribuyan a disminuir la gravedad de las manifestaciones y apresuran la recuperación en la mayoría de los pacientes el tratamiento es sintomático, que es aquel que se utiliza para mejorar los síntomas como pueden ser los dolores musculares o la fiebre si la hubiera y contribuye de forma importante en aliviar el malestar de estas personas.

Entre las medidas de apoyo se pueden utilizar el monitoreo y control de la respiración, actividad cardiaca y la presión arterial. En aquellas personas con dificultades respiratorias se les aplica respiración asistida y monitoreo de las posibles complicaciones.

En función de su carácter inmunológico, en muchas ocasiones se recurre al uso de inmunoglobulinas que se administran por vía intravenosa.

También se ha utilizado el tratamiento con plasmaféresis, sistema que genera la posibilidad de eliminar los autoanticuerpos al funcionar este método como si fuera un filtro que elimina los componentes formes de la sangre, es decir, las células, compuestas por glóbulos rojos y blancos de la sangre. Se separan de esta forma del plasma que rápidamente se recupera con posterioridad.

En muchos casos los pacientes reciben rehabilitación en función de fortalecer los músculos afectados y poder restablecer las funciones motoras.

A menudo, incluso antes de que se le dé inicio a la fase de recuperación, se les brindan instrucciones a las personas que atienden a estos pacientes para que hagan movimientos manuales que coadyuven a la movilidad fundamentalmente de las extremidades.

¿Cuál es el pronóstico del síndrome de Guillain-Barré?

Tan solo el 10% de los pacientes afectados por el síndrome de Guillain-Barré logran recuperarse con discapacidades que se puedan considerar como  severas; mientras alrededor del 5% mueren.

La gran mayoría de los pacientes que han padecido el síndrome de Guillain-Barré sobreviven y se logra que el 80% de estos se recuperen completamente en tan solo unos meses. Las manifestaciones solo perduran durante pocos dias o semanas,  en tanto la recuperación transcurre sin complicaciones neurológicas que a largo plazo se puedan considerar dentro de la categoría de graves.

En algunos de estos pacientes la debilidad moderada puede permanecer por periodos de tiempo más prolongados. La evolución clínica se puede considerar como buena si las manifestaciones desaparecen en un período de alrededor de las tres semanas después de sus inicios.

Moraleja, en tiempos como estos de emergencia epidemiológica por la rápida difusión del virus del Zika deben extremarse las precauciones y frente a la sospecha acudir de inmediato  al médico. Dilatarlo puede conducir a complicaciones como es el síndrome de Guillain-Barré.

Conoce más: Otros datos que debes conocer sobre el Zika