Virus del Zika y el embarazo, una amenaza creciente


La asociación entre el virus del Zika y el embarazo es uno de los temas más actuales de las noticias médicas del 2016 y es que el incremento en la aparición de casos de microcefalia aumenta alarmantemente en Brasil uno de los países con mayor incidencia en la circulación de este arbovirus.

El Ministerio de Salud de Brasil informó en octubre de 2015 que en el estado de Pernambuco que anualmente reportaba 10 casos de microcefalia, en ese año habían ascendido a 141.

Comentemos entonces un poco sobre el virus del Zika y el embarazo, aunque todavía es una incógnita para la investigación, hay muchos aspectos que sugieren una seria amenaza para las zonas afectadas y para las embarazadas que son infestadas por el virus.

En Alimentos Ricos previamente abordamos los aspectos relacionados con el virus del Zika en América y la situación particular de España.

La exposición al virus del Zika en el embarazo podría estar asociado a la microcefalia congénita
El virus del Zika y el embarazo podrían estar asociados produciendo malformaciones y microcefalia en el recién nacido

¿Qué es la microcefalia congénita?

Cuando la circunferencia craneana de un bebé recién nacido es menor que lo esperado de acuerdo al sexo y el peso al nacer se denomina microcefalia congénita.

Esta enfermedad se produce muy poco frecuentemente y sus causas pueden ser genéticas o ambientales y entre estas últimas pueden estar asociadas a problemas tóxicos, infecciosos o por radiaciones.

Pueden presentarse además otras alteraciones como dificultades en el consumo de alimentos, convulsiones y tener consecuencias en el desarrollo del recién nacido pudiendo llegar a comprometer la vida del pequeño.

No existe un tratamiento específico para esta afección y lo principal es lograr un desarrollo de las capacidades del niño.

Microcefalia, virus del Zika y el embarazo

Desde octubre del 2015 a enero del 2016 se han reportado en Brasil más de 3 500 casos de bebés que al nacer tenían microcefalia o sea sus cabezas eran muy pequeñas.

Los datos del Sistema de Información de Brasil indican que actualmente la prevalencia de la microcefalia es de 99,7 por cada 100 000 nacidos vivos, mientras que en el 2000 esta cifra era de 5,5 casos y en el 2010 de 5,7 por cada 100 000 nacimientos.

Además de los datos anteriores se comprobó la presencia del virus en los restos fetales de dos casos de abortos y en otros  dos de microcefalia grave que condujeron a la muerte a los bebés. Fueron analizadas las muestras por prestigiosas instituciones y en los 4 casos se comprobó la presencia del virus del Zika.

Lo anterior se ha convertido en un desafío para la ciencia y se han concentrado esfuerzos y recursos para poder determinar la posible asociación entre el virus del Zika y el embarazo.

Los datos previamente expuestos son motivo más que suficiente para crear serias preocupaciones y para emitir medidas especiales y avisos de vigilancia extrema. Los riesgos de la infección con el virus del Zika en una mujer embarazada son desconocidos,  pero se postula que si la infección con el virus del Zika se produce en el primer trimestre del embarazo puede asociarse a malformaciones congénitas en el feto,  entre ellas la microcefalia.

Diagnosticar la infección con el virus del Zika en el embarazo es de gran importancia
La circulación del virus del Zika en el embarazo requiere de medidas especiales con la embarazada

Transmisión materno fetal del virus del Zika

Diversos trabajos señalan que esta es una de las vías de transmisión de la infección, pero todavía hay mucho por conocer con relación a este postulado, hay muchos aspectos desconocidos y sigue siendo aun un capitulo inconcluso que requiere nuevas investigaciones.

Conocer todo lo relacionado con la transmisión de este virus de la madre al feto es un reto científico y más aun las causas por las cuales se producen las malformaciones en los fetos. En otros virus transmitidos por mosquitos como el dengue y el chikungunya se ha descrito la transmisión perinatal.

Los servicios de atención médica deben dar seguimiento a las mujeres en edad fértil y en particular a las que presenten síntomas de infección por el virus del Zika y el embarazo.

Diagnóstico del virus del Zika y el embarazo

Si has decidido viajar a una zona con circulación del virus del Zika y estás embarazada debes acudir a tu médico ante el menor síntoma. El esquema diagnóstico recomendado por la OPS establece las siguientes etapas:

Diagnóstico clínico

Se evalúan los antecedentes de los contactos previos y de la visita a otros países afectados, así como los síntomas clínicos indicativos de la infección por el virus del Zika.

Diagnóstico diferencial

Se tendrán en cuenta otras afecciones que causen erupción cutánea y fiebre.

Diagnóstico de confirmación

El diagnóstico de confirmación requiere de la toma de muestra de plasma, en casos excepcionales podría ser de liquido amniótico y deberán ser analizadas por laboratorios especializados.

Diagnóstico virológico

Se aplican varios métodos de biología molecular para determinar los ácidos nucleícos virales mediante la prueba de transcripción reversa y por la Reacción en Cadena de la Polimerasa.

Diagnóstico serológico

Mediante los métodos inmunológicos de Elisa o Inmunofluorescencia se pueden determinar los anticuerpos anti IgM específicos para virus Zika.

Ultrasonografia y microcefalia

A  partir de que se confirme la infección por el virus del Zica  es recomendable que sea sometida la embarazada a ultrasonidos periódicos de forma tal de poder detectar los cambios anatómicos en el feto, así como evaluar su desarrollo.

El mosquito puede transmitir el virus del Zika a mujeres embarazadas
Debes evitar la exposición al virus del Zika en el embarazo

Recomendaciones para las mujeres embarazadas

La situación previamente expuesta ha determinado que la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y los Centros para la Prevención y el Control de las enfermedades de los Estados Unidos hayan emitido recomendaciones especiales dirigidas hacia las mujeres embarazadas. Entre ellas:

  • Si estas embarazada y vas a visitar un país o una zona en la que hay un brote activo del virus del Zika debes de buscar la asesoría especializada de tu médico y siempre que sea posible posponer el viaje.
  • Si decides viajar la principal medida es evitar las picadas de los mosquitos y para ello debes cubrirte con mangas largas, pantalones largos y protegerte con las prendas de vestir adecuadas.
  • Utilizar mallas o mosquiteros en ventanas y puertas.
  • Puedes usar los repelentes con demostrada eficacia y que sean seguros para mujeres embarazadas.
  • Si durante o después de tu viaje presentas alguna manifestación como fiebre, erupción cutánea, enrojecimiento de los ojos, dolores articulares o musculares debe acudir de inmediato a una consulta especializada.
  • Recordar que entre el 70 y el 80% de las personas no presentan síntomas clínicos.

Hay numerosas recomendaciones de acuerdo a la situación epidemiológica en la que habite la mujer embarazada, aquí solo abordamos  las referidas a mujeres que viven  en áreas libres y tienen planeado viajar a áreas donde circula el virus del Zika.

Si tienes algún plan de viajar a América debes conocer…

Si yo fuera tú y no hubiera una situación urgente o que no fuera  imprescindible viajar a un área afectada, pospondría mi viaje o cambiaría mi recorrido, hasta que haya más claridad sobre la relación entre el virus del Zika y el embarazo.

Conoce más sobre el virus del Zika