¿Cuáles son las ventajas y desventajas de consumir té verde?


El té verde es una de las infusiones con más popularidad entre aquellos que disfrutan de un buen té. Normalmente, se suele diferenciar entre té y café, como si tuviéramos que elegir entre uno u otro. Es decir que normalmente hay quienes sienten más debilidad por el café mientras que otros disfrutan más de un té. Pero puede ser también según el momento del día.

Si eres consumidor de té verde y te has puesto a investigar un poco, seguro que te has encontrado con opiniones bastante contrapuestas. Hay quienes opinan que el té verde es muy bueno, mientras que otros lo rechazan porque, como todo, también tiene sus puntos negativos. ¿En qué nos podemos basar para decir si el té verde es bueno o malo?

Como siempre, depende de para qué lo necesitemos o qué beneficios queramos encontrar con él. Hoy te hemos preparado un artículo gracias al cual queremos que conozcas las ventajas y desventajas del té verde. Porque nada es blanco o negro, es importante que conozcas bien este alimento para decidir si, en base a sus características personales y tus necesidades, te va a hacer bien o si por el contrario debes buscar otro tipo de bebidas.

Otros artículos de interés: Propiedades del té verde

Ventajas del té verde

Rico en antioxidantes:

infusiones colesterol

Una de las principales ventajas del té verde es su riqueza en antioxidantes. Gracias a esto, conseguiremos algunos beneficios como frenar el envejecimiento celular, mantener nuestra piel más joven y bella y darle a nuestro cerebro el rejuvenecimiento que necesita.

Los alimentos ricos en antioxidantes deberían estar muy presentes en nuestra alimentación, son imprescindibles no solo para no envejecer prematuramente por fuera, también para que por dentro nuestro organismo se encuentre joven, sano y nuestro sistema inmunológico esté fuerte y protegido contra enfermedades.

El té verde es una forma muy fácil de consumir antioxidantes y mantenernos hidratados a la misma vez.

Alivia los dolores menstruales:

adelgazar con té verde medicina herbaria depurar el hígado

Por otro lado, el té verde te ayudará, si eres mujer, a aliviar los clásicos dolores o cólicos menstruales. Para ello, es mejor tomarlo en caliente, a media mañana o a media tarde, cuando notes que aumenta el dolor o las molestias ocasionadas por estos días del mes.

Reduce la retención de líquidos:

te verde propiedades

Tanto si estás haciendo dieta como si por salud quieres acabar con la retención de líquidos, nada mejor que incluir una buena hidratación en tus hábitos de rutina diarios. Para ello, tenemos muchas formas de conseguirlo, pero sin duda, las infusiones son, por sus valores nutricionales añadidos, una de las mejores opciones para acabar con la retención de líquidos a la vez que nos cuidemos por dentro y por fuera.

Para ello, podemos concienciarnos de la importancia de tomar los famosos 2 litros de agua al día. Para que no se nos olvide, podemos tener siempre una botella a mano en nuestra oficina o mesa de trabajo y de este modo ir bebiendo pequeños sorbos hasta que nos la acabemos casi sin darnos cuenta.

No olvides que el agua que tomes junto con las comidas también te ayudará a cumplir este propósito por lo que puedes contarlo como agua consumida dentro de estos dos litros. Por ejemplo, si tomas dos vasos de agua en la comida y otros dos vasos de agua en la cena, ya estarás tomando un litro de agua.

Pero sin duda las infusiones son otra manera ideal de consumir agua (a fin de cuentas están basadas en este líquido) pero además acceder a una fuente de nutrientes esenciales para el organismo. Un té verde a media tarde te va a aportar muchas ventajas.

Desventajas del té verde

Puede frenar la absorción de ácido fólico e hierro:

té verde para la salud.

Pero no todo es positivo. Hay muchas personas que rechazan directamente el consumo de té verde. Y, aunque esta es una actitud bastante extremista, está fundamentada en hechos comprobados.

Por ejemplo, el té verde dificulta la absorción de ácido fólico y de hierro. Por ello, deberíamos tener especial cuidado con consumirlo si estamos buscando quedarnos embarazadas o si ya lo estamos, ya que, como seguro que bien sabrás, el ácido fólico es imprescindible tanto para la salud de la madre como para la del futuro bebé. Por ello, si estás tomando complementos de ácido fólico o estás teniendo cuidado en llevar una dieta rica en él, deberías tener aún más cuidado de en qué momento del día consumes té verde o en qué cantidad. Obviamente, el té verde no es tu enemigo número 1, por lo que puedes tomarlo pero con cuidado. Por ejemplo, no lo tomes justo después de las comidas ni justo a continuación de tomarte tu suplemento de ácido fólico, ya que reducirá su absorción. Tampoco abuses de su consumo. Con una taza al día tendrás suficiente para disfrutar de esta bebida y que no afecte a este tema.

Al igual que acabamos de decir con el ácido fólico, ocurre lo mismo con el hierro, o algo muy similar. Si padecemos anemias ferropénicas con relativa frecuencia o si solemos estar bajos en hierro o el médico nos ha recomendado poner más cuidado en consumirlo, también debes saber que el té verde puede actuar como inhibidor del mismo. Sigue las mismas recomendaciones que te hemos propuesto para el ácido fólico. Tómalo alejado de las comidas y solo una taza de té verde al día.

Contiene teína:

Por último, otro de los motivos por los que hay personas que eliminan el té verde de su dieta es precisamente por su contenido en cafeína y teína. ¿De verdad son malos? Se les suele señalar bastante y no tiene por qué, como siempre, todo con mesura y siempre que no exista una contraindicación médica, no tienen por qué ser negativos ninguno de estos dos componentes.

La cafeína y la teína nos dificultan a la hora de dormir o descansar mejor, pero también nos dan más energía durante el día. Por ello, lo ideal es tomarlo en las primeras horas del día, especialmente en el desayuno o a media mañana. Si estás embarazada, deberías evitarlo, aunque si no existe contraindicación médica, una taza al día (y no más) no te va a hacer daño. Si tu duda es sobre la lactancia, tampoco suele existir relación entre problemas para el bebé y consumo de cafeína por parte de la madre. Procura no tomar más de dos tazas de café o té al día y, si quieres estar más tranquilo, recuerda que el café se eliminar del cuerpo en unas 5 horas, por lo que puedes calcular cuándo será la próxima toma antes de tomarte tu café.

Por último, recuerda que siempre debe ser un doctor quien te asesore, según a tu estado de salud y tu historial clínico, lo que puedes tomar y lo que no. Por ejemplo, hay personas que, por su hipertensión o problemas relacionados, tienen totalmente prohibido todo tipo de café o té. En ese caso, o en cualquier otro, debes confiar totalmente en lo que te diga tu doctor y no en cualquier información que encuentres por Internet, ya que aquí todo será genérico, pero dentro de eso, cada persona es un mundo y no puedes tomar como propias las recomendaciones o consejos para otros, especialmente si tu historial clínico tiene alguna particularidad.

Sigue leyendo: Contraindicaciones del té verde