5 gestos saludables que te harán superar los atracones de Navidad


Cuando llega el mes de diciembre es inevitable no pensar en todo lo que viene asociado a él: los regalos, los gastos (más excesivos de los que debiéramos), las comilonas, el alcohol, las cenas de empresa… En Navidad todo parecen ser excesos y es inevitable que al final pasen factura al cuerpo. Llegamos a enero con más o menos efectos de estas fiestas y, aunque al final siempre merece la pena si los disfrutamos, en ocasiones simplemento consiste en seguir una rutina saludable para que no nos pasen tanta factura. Por ello, hoy queremos contarte cómo puedes superar los atracones de Navidad sin tener que renunciar a ellos.

¿Es posible? ¡Claro que sí! Como siempre, todo depende de tu actitud y de lo que hagas el resto del mes. Vamos a ser sinceros. Por muchas comidas de empresa que tengas, por muchas reuniones con la familia o con los amigos, no estamos fuera de casa disfrutando 24/7. Por lo tanto, que hagamos excesos más días o noches de la cuenta no significa que el resto del mes también nos saltemos todas las cosas sensatas que nos diría la voz de nuestra conciencia.

¿Quieres saber cómo lo puedes conseguir? Te lo contamos a continuación.

Otros artículos de interés: Cómo superar la cuesta de enero

Consejos sanos para superar los atracones de Navidad

No te saltes tu rutina de alimentación todos los días, a todas las horas:

perder peso en navidad

Ya te hemos adelantado algo en la introducción, pero vemos conveniente desarrollarlo aquí. Es normal que tengas bastantes comidas y cenas. Incluso, más de las que te gustaría. De hecho, hay semanas en las que probablemente se nos junten 3, 4 o hasta 5, según la cantidad de compromisos que tengas y la vida social que suelas disfrutar.

Sin embargo, y precisamente porque estas comidas o cenas son claramente de excesos, es importante que te conciencies más que nunca en cumplir con una dieta sana el resto del tiempo. Cuando estés en casa, no sigas cayendo en la tentación de comer dulces y platos ricos en salsas y grasas.

Intenta reservar las comilonas para los momentos de disfrute con los amigos, familia o compañeros. Verás como así podrás mantener la línea, al menos no sumar más kilos de los que te gustarían, y de paso no pasarte todo el mes de diciembre y parte de enero con problemas digestivos debido a tu imposibilidad para superar los atracones de Navidad.

El alcohol, con moderación:

fin de año

Además de la comida, en estas reuniones hay otro protagonista: el alcohol. No hace falta que te digamos que el alcohol es muy malo para la salud, es algo que tú ya sabrás a estas alturas. Y aunque seguro que te apetece tomar una copita de vino con la comida y quizás otra copita de otro licor más fuerte en la fiesta posterior, te recomendamos que no te excedas.

Recuerda que no hace falta beber mucho para pasártelo bien. Lo que importa es tu actitud y por supuesto la compañía. Así que no caigas en la tentación de pasar toda la Navidad alcoholizado, no vas a disfrutarla tanto como crees y además sumarás calorías vacías y posibles problemas para tu salud.

Si, por lo que sea, un día te pasas un poco, el resto de los días pon aún más cuidado para que tu Navidad no se convierta en un encadenamiento de resacas que, incluso, te pueden hacer perderte algunas de las citas que tienes programadas y que tanto te apetece vivir.

Aprende a pasarlo bien sin alcohol, puede ser tu propósito para el nuevo año. ¡Empieza a cumplirlo ya!

¿Mucho trabajo? ¡Date un respiro!

depresión postvacacional concentrarte mejor en el trabajo

Aunque se suele relacionar la Navidad como una época de disfrute y de celebraciones, para que unos disfruten otros deben estar trabajando. ¿Te ha tocado a ti estar en este lado de la moneda? No vamos a decirte que lo sentimos mucho, porque como bien sabes nunca deberíamos quejarnos del trabajo, pero sin duda un exceso de trabajo puede llegar a ser tan malo como una carencia de él.

De hecho, también hemos querido incluirlo en nuestra lista de consejos para superar los atracones de Navidad. En este caso, el atracón de trabajo.

En algunas circunstancias no podrás luchar contra esto, por ejemplo, si trabajas en hostelería o similares, es inevitable que este mes estéis desbordados de trabajo y si no está en tu mano contratar más gente o controlar el número de comensales que entran en tu local, sin duda no puedes hacer otra cosa que armarte de paciencia y tratar de encontrar el equilibrio entre descansar y disfrutar los días que no tengas que trabajar.

Sin embargo, si en cierto modo puedes reducir la carga de trabajo durante este mes, hazlo. La Navidad es una etapa en la que debemos disfrutar todo lo que podamos y seguro que el trabajo puede esperar a enero. Ojo, no caigas en el error de no hacer nada ahora y acumular todo para el próximo mes. Ve quitándote cosas pero siempre cumpliendo un horario razonable y dejándote tiempo para disfrutar. Lo mereces después de todo un año de sacrificio.

Confía en ingredientes naturales:

beneficios de la hierbabuena

Sin duda el mejor consejo para superar los atracones de Navidad es armarte con un botiquín especial para Navidad. El estómago suele sufrir muchísimo en esta época del año, precisamente por los ya mencionados atracones de alcohol y comida, a los que se le suele sumar el estrés y el descansar mal.

Antes de que empiece toda la vorágine, te recomendamos que busques aquellas infusiones que mejor te sientan, sales de frutas o incluso postres ligeros que te pueden ayudar a sustituir los pesados polvorones o mantecados en los días en los que sientas que la comida te ha dejado demasiado empachado.

No olvides tener un Plan B para cuidarte a la vez que disfrutas de la Navidad y esto lo conseguirás seguro si apuestas por una ayuda natural que puedas incluir en tu día a día hasta que se acaben los excesos.

Descansa bien:

6 pasos: Elige el colchón perfecto

Por último, otro de los grandes problemas que nos cuesta a la hora de hablar de superar los atracones de Navidad son el mal descanso. Dormimos poco, trasnochamos mucho y por el día solemos tener mil planes, aunque solo sean quedar para unas tapas con unos amigos, un café con otros y terminar pasando la tarde jugando con tus sobrinos. Aunque te parezcan planes tranquilos, si le sumamos las altas horas a las que te acuestas, el estrés por preparar comidas, mientras sigues trabajando (en muchos casos) o haciendo kilómetros para volver al pueblo (en otros muchos), esto hace que el cuerpo nos pida a gritos un mejor descanso.

¿Cómo lo podemos conseguir? Intenta hacer  más planes diurnos que nocturnos, trata de mantener tus hábitos de sueño en cuanto a horario y cantidad, y sobre todo trata de relajarte y de eliminar el estrés de tu vida. Este hace que el descanso sea de menor calidad a pesar de que terminemos durmiendo las mismas horas. También trata de compensar: si has salido ya dos días seguidos, date un descanso un par de días más. No fuerces la máquina.

Esperamos que te sirvan estos consejos para superar los atracones de Navidad y recuerda: disfrutar sí. Pero siempre sin dañar tu cuerpo.

Sigue leyendo: Cómo sobrevivir a diciembre