¿Canas, seco, graso o débil? Los mejores tratamientos para el pelo


La mayoría de la gente, tanto mujeres como varones, está preocupada por su cabello y no encuentra los tratamientos para el pelo que le ayuden a resolver los problemas.  ¿Es tu caso? Entonces te interesará saber que los problemas que más preocupan son el encanecimiento, el cabello demasiado seco o demasiado graso, y el cabello débil o dañado.  Sin dudas, lucir un cabello joven y fuerte nos hace sentir mejor. Para combatir estos problemas y conseguir una cabellera sana y brillante hay diferentes estrategias. Incluyen el uso de productos, cambios en el estilo de vida, alimentación y remedios naturales.

Otros artículos de interés: Las mejores mascarillas para pelo seco

Cuidado del pelo
Los mejores tratamientos para el pelo canoso, seco,graso y débil

Pérdida del color

La pérdida del color se debe a que los folículos pilosos producen menos melanina, que es el pigmento encargado del color. El encanecimiento es un signo natural del paso del tiempo.  Sin embargo hay personas jóvenes con un gran porcentaje de canas y además tiene causas genéticas. El único tratamiento para el pelo canoso es el teñido. Las tinturas deben ser aplicadas por profesionales en los establecimientos habilitados, pero también hay productos comerciales y remedios naturales para el cabello canoso:

  • Henna: es una tintura natural para cabellos rojizos. Es la tintura natural de mayor duración y la única que penetra la fibra del cabello.
  • Nogal: tintura natural para el cabello castaño. Realiza una decocción de dos puñados de hojas secas de nogal por litro de agua y aplica sobre el cabello. También puedes usar cáscaras de nuez.

Otra solución para disimular las canas es la decoloración. Los decolorantes naturales recomendados son:

  • Salvia: decolora cabellos castaños.
  • Manzanilla: decolora cabellos rubios.

Tratamientos para el pelo seco

La sequedad del cabello se debe a que le falta la humedad y sustancias grasas como para mantenerlo fuerte y brillante. Puede deberse a causas orgánicas o a los productos que utilizas para el cuidado de tu pelo. Entre las causas más comunes encontramos:

  • Enfermedades como la dermatitis seborreica o seborrea o problemas tiroideos;
  • Estrés;
  • Mala alimentación;
  • Factores ambientales como permanencia en lugares secos o ventosos, exposición al sol o al cloro de las piscinas;
  • Prácticas agresivas para el cabello, como champúes con detergente, secador de cabello, planchita, laca para el cabello, excesivo cepillado o lavado demasiado frecuente.
Uso del secador
Evita el uso excesivo de secador

Te recomendamos corregir los factores mencionados, concurrir al médico si es necesario, o intentar con estos tratamientos naturales para el pelo seco:

  • Fricciones sobre el cabello seco con aceites naturales de acai, maíz, manzanilla, olivo;
  • Infusiones de cola de caballo, té, diente de león o cardo mariano;
  • Suplementos alimentarios de gingko biloba;
  • Champú casero utilizando como base champú para bebés y agregándole aceite de aguacate y una yema de huevo;
  • Según la EFSA  (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) los micronutrientes que contribuyen a un cabello saludable son la biotina (soja, avena, cebada o maíz), selenio (cebollas, ajos, coles, pepino, calabaza, manzana), zinc (nueces, apio, espárrago, patatas, berenjenas, semillas de calabaza) y cobre (almendras, nueces, lentejas, avena, arroz, chocolate, patatas).
  • Encuentra aquí mascarillas caseras para el pelo seco.

Tratamientos para el pelo graso

Es el problema opuesto al anterior y da un aspecto de cabello sucio y desaliñado. Se considera que los problemas hormonales son la primera causa del cabello graso, por lo que, al mismo tiempo que recibes atención médica por estos desarreglos, debes procurar una correcta higiene y una alimentación adecuada. El tratamiento casero para el cabello graso incluye:

  • Lavado frecuente con agua templada;
  • Utilización de distintos champúes alternadamente, siempre de buena calidad;
  • Masajes suaves;
  • Mantener la hidratación del cabello;
  • Utilizar el secador pero no en exceso;
  • Dieta equilibrada.  Aprende más aquí sobre alimentos que fortalecen el pelo.

También puedes probar algunos remedios caseros para el cabello graso:

  • Fricciones suaves con harina de maíz, quitar con cepillado;
  • Fricciones con decocción de ramitas secas trituradas de ciprés;
  • Fricciones con macerado de hojas de ortiga por la mañana y antes de acostarse;
  • Cambios en la dieta: descartar todos los alimentos ricos en grasas. Incorporar los alimentos detallados en el apartado anterior sobre cabello seco.

Tratamientos para el pelo débil o dañado

Normalmente el pelo permanece en el cuero cabelludo entre dos y siete años; luego se cae y es reemplazado por uno nuevo; así, perdemos entre 100 y 150 pelos por día. El debilitamiento y pérdida del cabello es una consecuencia lógica de la edad, ya que los folículos pueden dejar de producir pelo o los cabellos nuevos crecen finos y débiles. En las mujeres, el adelgazamiento del cabello comienza alrededor de los 30 años y puede incluir pérdida del pelo. Sin embargo, alrededor de los 60 años este proceso se detiene.

El cabello también puede debilitarse o dañarse por mala alimentación, excesiva utilización de tinturas, estrés y muchos otros problemas. Sin embargo hay muchos mitos acerca de las vitaminas y minerales que pueden fortalecer el cabello; según la agencia ya mencionada, los suplementos con hierro o vitaminas no tienen ningún efecto sobre la salud del cabello. Lo mejor es una dieta sana incorporando los nutrientes que ya mencionamos para los casos anteriores.

Especialmente debes cuidar tu cabello durante el verano, para evitar las agresiones de los rayos del sol, la deshidratación, el cloro de las piscinas o el salitre del agua y aire marinos.

Pelo sano
Sigue nuestros consejos para un pelo sano y fuerte

Nuestros tratamientos para el pelo dañado incluye:

  • Protección del cabello de las agresiones externas;
  • Utilización de mascarillas hidratantes comerciales;
  • Fricciones con macerados o infusiones de ortiga, romero, manzanilla, laurel, acai, albahaca, maíz, aceite de oliva;
  • Mascarillas caseras: mascarilla de yogur y coco.  Prepara una mascarilla con una cucharada de yogur y una cucharada de aceite de coco; aplica sobre el cabello limpio y húmedo y deja actuar 20 minutos. Enjuaga con abundante agua tibia.  Mascarilla de aguacate: 3 cucharadas de aceite de aguacate, una cucharada de aceite de maíz, una cucharada de aceite de soja y dos cucharadas de miel. Se deben mezclar primero los aceites y agregar la miel al final. Deja actuar sobre el cabello 10 minutos y luego enjuaga con abundante agua tibia.
  • Tónicos naturales: los tónicos son preparaciones con aceites esenciales o decocciones con o sin alcohol que sirven para dar fuerza y salud al cabello; se aplican en forma de masajes. Los ingredientes favoritos son el tomillo y la lavanda, pero te recomendamos estos para el tratamiento natural del cabello dañado.  Tónico de aceite esencial de romero:  estimula el crecimiento del cabello; masajea el cuero cabelludo con unas gotas dos veces por día.  Tónico de nogal:  detiene la caída del cabello. Prepara una infusión vertiendo un vaso de agua hirviendo sobre 10 gramos de hojas secas de nogal, deja enfriar, filtra y utilízalo para masajear el cuero cabelludo.

Sigue leyendo más: ¿Son efectivos los champús en seco?


Advertisements