Tipos de minerales: ¿Son realmente necesarios para el cuerpo?


El cuerpo humano, necesita muchos minerales; estos se llaman minerales esenciales. Los minerales esenciales, a veces se dividen en minerales principales (macrominerales) y oligoelementos (microminerales). Estos dos tipos de minerales, son igualmente importantes, pero se necesitan en cantidades menores que los minerales principales. De la amplia lista de 90 minerales conocidos, solo 23 son imprescindibles para el mejor funcionamiento de todo nuestro cuerpo. Pero otros, pueden complementarse con suplementos dietéticos

tipos de minerales
Los suplementos alimenticios, también constituyen una opción para consumir minerales.

De igual forma, los minerales son una de las principales fuentes alimenticias que nos proporcionan una buena salud. Los seres humanos han sido el único ser vivo, capaz de modificarlos y usarlos en beneficio para que los órganos tengan más tiempo de vida.   El valor nutricional de los minerales, se remota a tiempos antiguos donde el ser humano se alimentaba de mejor manera. Los alimentos eran más sanos, a diferencia de los de hoy en dia que contienen muchos elementos que pueden causar efectos secundarios. Sobre todo, si se consumen en exceso.

Te recomendamos leer también: Boro, cobalto, cromo y cobre más minerales en tu alimentación

¿Cómo se clasifican los tipos de minerales?

Los tipos de minerales se pueden dividir en dos categorías: los Macrominerales y los Microminerales. Los primeros se pueden consumir en grandes cantidades. Éstos, son mayormente consumidos y absorbidos por las funciones y desgaste de nuestro cuerpo. Mientras que los Microminerales, también llamados oligoelementos, son los que requerimos en menos proporción. A estos últimos, se les atribuyen muchos efectos secundarios. Ya que, en cantidades elevadas tienden a ser nocivos para nuestra salud.

Macrominerales:

Los macrominerales, forman parte de los seis minerales principales que deben estar presentes en nuestro cuerpo en grandes cantidades. Cuando se trata de la salud y las funciones normales del cuerpo, ellos son tan importantes como las vitaminas. Son necesarios para muchos procesos. Especialmente el equilibrio de líquidos, el mantenimiento de los huesos y los dientes, las contracciones musculares y la función del sistema nervioso. Los principales son calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio.

tipos de minerales
El calcio, es un macromineral que promueve dientes sanos y fuertes.

Microminerales:

A pesar de que no son tan populares como los macrominerales, los también llamados oligoelementos constituyen base fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo. Tienen una acción importante en el organismo, a pesar de encontrarse en escasa presencia. Los principales son: hierro, cobre, selenio, yodo, cobalto, manganeso, y flúor.

¿Dónde encontrar los minerales más importantes?

Por lo general, los minerales pueden ser encontrados en frutas, vegetales y otros alimentos. Aquí, te dejamos una lista de los tipos de minerales más comunes y dónde encontrarlos:

  • El calcio: Se encarga de darle fuerza y elasticidad de movimiento a toda nuestra estructura ósea. Es importante la presencia de este, sobre todo en niños para garantizar que el crecimiento de sus huesos sea sano y evitar mal formaciones. También cumple funciones como la coagulación sanguínea, y el paso de fluidos a través de todo el torrente sanguíneo. Las fuentes de calcio las podemos encontrar en los lácteos como: la leche y el queso.
  • El hierro: Este es un mineral que nuestro cuerpo necesita en pocas cantidades, pero que es muy importante para protegernos de agentes externos dándole fortaleza a nuestro sistema inmune. La presencia de este mineral desarrolla la producción de hemoglobina, así como el paso de oxígeno a todos nuestros órganos a través del torrente sanguíneo. Su ausencia, causa dolores de cabeza, fatiga, náuseas, así como la posible causa de infecciones de orina. Los alimentos que más proporcionan hierro son: los cereales, las sardinas, el hígado de res, las carnes, los huevos y las leguminosas.
  • El magnesio: Este es el mineral de la fuerza, ya que mantiene todos nuestros músculos en óptimas condiciones. Facilitando a su vez, que el ser humano sostenga el peso de toda la estructura ósea. El crecimiento de los dientes, así como el desarrollo de las articulaciones, es el mayor problema que tienen niños y atletas cuando el magnesio no es absorbido de manera correcta por nuestro cuerpo. El magnesio lo podemos encontrar en alimentos tales como: los frijoles, el maíz, la avena y las nueces.
tipos de minerales
Los minerales están presentes en diversidad de alimentos.

Leer más: Cloruro de magnesio: beneficios y contraindicaciones

  • El cobre: Este mineral es sumamente importante para la correcta absorción del hierro. Su principal función es el desarrollo óptimo de hemoglobina. Así como también, ayuda a combatir el daño celular. Lo que previene los problemas relacionados con el envejecimiento. En animales, la ausencia de este mineral es la causa de anemia, aunque en humanos no está del todo comprobado. El cobre lo podemos encontrar en las ostras y el hígado de res.
  • El fósforo: Este es el segundo mineral de mayor presencia en el cuerpo, cuya función principal es la optimización del sistema nervioso. Trabaja de forma conjunta con el calcio, para darle fuerza a la estructura ósea y muscular. Los síntomas más comunes cuando el fósforo no está presente en nuestro cuerpo son la debilidad, el decaimiento, vómitos y nauseas. Las fuentes de fósforo son los cereales, la leche, los huevos, los pescados y las carnes de ave como pavo o pollo.

Función de los minerales en el cuerpo

La principal importancia de los distintos tipos de minerales en el cuerpo, radica en que son indispensables para llevar procesos químicos y eléctricos. Por ello, es imprescindible que estén presente en la ingesta de alimentos diaria.  Sin embargo, es muy importante que el consumo de estos sea moderado y supervisado en manos de un médico nutricionista profesional. Ya que, en algunos casos estos tienden a causarnos enfermedades al consumirlos en exceso.

Los minerales en nuestra dieta, son esenciales para una variedad de funciones corporales. Son importantes para reforzar huesos y dientes sangre, piel, cabello, sistema nervioso, músculos y para procesos metabólicos. Tales como, los que convierten los alimentos que comemos en energía. Esto significa que se necesitan minerales para que el cuerpo funcione correctamente. Es decir, para el crecimiento y el desarrollo y, en general, para mantener una salud óptima.