Té con leche al más puro estilo de Hong Kong, la tradición de un buen té


Si te gusta el té y eres de los que aun no conocen el té con leche al estilo de Hong Kong, en esté post te daremos toda la información que debes saber para poder adentrarte en ese mundo tan embriagados que envuelve a las infusiones asiáticas.

te puede interesar leer: cómo acabar con las migrañas con zumos e infusiones

Té negro con leche
El té con leche al estilo Hong Kong está lleno de tradición

¿Qué es el té con leche al estilo Hong Kong?

Este té con leche, al que también llaman de forma habitual té con leche dai pai dong, es un té negro mezclado con leche evaporada (no confundir con leche condensada), de este modo se puede saborear una combinación de la fuerza y la intensidad que caracteriza el té negro y la cremosidad de la leche. También es interesante indicar que se bebía originalmente en la zona de Hong Kong como su propio nombre indica, y no hay que confundirlo con el té chino, que se bebe solo sin mezclar con leche.

El origen del té con leche en Hong Kong es debido a la ocupación de las colonias británica, que llevaron consigo la costumbre de tomar el té de esta forma, y se hizo muy popular. De este modo el té hongkonés es parecido al té con leche británico, con la diferencia que se utiliza leche evaporada en vez de leche normal.

¿Qué ingredientes tiene el té con leche hongkonés?

Para preparar té con leche al estilo de Hong Kong se suele utilizar una mezcla de diferentes tipos de té negro, en proporciones diferentes dependiendo del local y fabricante que lo haga. Estas proporciones y los tipos de té negro utilizado pueden ser secretos para evitar imitaciones.

Cómo infusionar el té
Dependiendo de la intensidad que queramos conseguir en nuestro té deberemos prepararlo de una forma u otra

También dependiendo del local utilizan leche evaporada y azúcar al gusto del cliente, como es más tradicional, pero también se pueden sustituir estos ingredientes por leche condensada y de este modo se da un sabor más dulce y una textura diferente.

Un dato interesante es que algunos locales acostumbran a mezclar un huevo crudo en el té con leche para espesarlo. El huevo se incorpora cuando la bebida ya no está muy caliente para evitar que se cuaje el huevo.

¿Cómo preparar té con leche de Hong Kong?

En primer lugar prepararemos el té. Ponemos agua a calentar agua con el té negro que hayamos elegido hasta que rompa a hervir. La cantidad de té utilizada suele rondar entre 1 y 3 cucharaditas de café por cada taza de agua. Cuando esté hirviendo se mantiene unos 5 minutos. También depende de lo fuerte que te guste el té, porque puedes dejarlo reposar 3 minutos fuera del fuego y después volver a llevarlo a ebullición, y así repetir el proceso hasta que esté a tu gusto. Cuando logres la intensidad deseada se cuela.

Es preferible utilizar una bolsa de tela para filtrar las hojas de té, aunque no es imprescindible. Puedes usar también un filtro de otro tipo o un colador, pero se dice que una bolsa de tela hace que el té sea más suave.

Controversia con el té con leche
Cuando preparamos té con leche ¿qué debemos añadir antes a la taza?

Hay cierta controversia a la hora de decidir si la leche se echa a la taza antes o después que el té, pero parece que en este caso el orden de los factores no altera el producto final. Aunque sí es cierto que parece que antiguamente se echaba primero la leche a la taza para que fuera cogiendo temperatura y que no se rompiera con el contacto del té caliente. De nuevo depende de como te guste más a ti.

conoce: beneficios de la infusión de romero


Advertisements