Estoy enfermo del corazón, ¿qué debo hacer ahora?


Las enfermedades del corazón están entre la primera y la tercera causa de muerte en muchos países para las personas mayores. Por supuesto, de algo debemos morirnos, pero si logramos “empujar” para atrás el padecimiento del corazón, es decir, vivir más tiempo sin padecer de él, el tiempo que estaremos vivos lo podremos disfrutar un poco más.

Las enfermedades del corazón son múltiples, desde congénitas hasta producidas por el alcohol o la inflamación del propio corazón, llamada miocarditis, que a su vez tiene múltiples causas.

Pero en este artículo estaremos hablando de las más frecuentes con mucho, que están agrupadas a su vez bajo el término de cardiopatía isquémica.

Otros temas que te van a interesar: ¿Qué sabes acerca de las enfermedades del corazón?

Características del Corazón
El Corazón es un órgano vital que su mal funcionamiento afecta al ser humano en su conjunto

 

La cardiopatía isquémica es un conjunto de enfermedades que presenta como denominador común la aterosclerosis. Los vasos sanguíneos en general se dividen en arterias, venas y capilares. Las arterias son los vasos que salen del corazón, las venas las que entran, y los capilares son de diámetro muy pequeño, y pudiéramos decir que enlazan las arterias con las venas, y son los encargados de hacer llegar el oxígeno y los nutrientes a las células.

La aterosclerosis se ocasiona cuando en las arterias se acumula grasa y calcio, formando lo que se conoce como placa aterosclerótica. Esta placa con el paso de los años puede crecer y obstruir el paso de la sangre. El corazón tiene arterias que lo alimentan, las llamadas arterias coronarias. Cuando este proceso ocurre en estas arterias, estamos ante una cardiopatía isquémica. Cuando se ocluye por completo el paso de la sangre por las arterias coronarias, entonces ocurre el infarto cardiaco.

Acúmulo de lípidos en la placa de arterioesclerosis
La arterosclerosis se ocasiona cuando en las arterias se acumula grasa y calcio, formando lo que se conoce como placa aterosclerótica.

¿Por qué se puede producir una cardiopatía isquémica?

Los llamados factores de riesgo son aquellos que aumentan la posibilidad de que ocurra un daño a la salud. La cardiopatía isquémica tiene un grupo de factores de riesgo, que si los tenemos, nos hacen más propensos a padecer del corazón. Es bueno aclarar que los factores de riesgo no actúan igual en todas las personas, es decir, dos personas diferentes con el mismo factor de riesgo, de la misma intensidad, el efecto puede ser distinto. Pero de manera general, mientras más de estos factores tengamos, más posibilidad de padecer una cardiopatía isquémica tendremos. A continuación los explicaremos.

Colesterol alto. Es uno de los principales factores. Normalmente el colesterol se encuentra en todo el organismo, y es necesaria para el buen funcionamiento del mismo. Normalmente se produce en el hígado, y además se obtiene por ciertos alimentos de la dieta. Los alimentos que contienen grasa de origen animal son los que más colesterol tienen. Mucho se ha debatido del riesgo de comer carne roja o huevos como fuentes de colesterol, hasta ahora el debate no ha terminado entre los científicos, pero parece ser que no es tan malo como se pensaba hace unas décadas.

El colesterol puede ser el llamado colesterol bueno (de alta densidad) y malo (de baja densidad). Cuando hay un exceso de colesterol malo, este se comienza a depositar en paredes interiores de las arterias, y se forma la anteriormente mencionada placa aterosclerótica. Y esta placa ya sabemos lo que puede hacer.

Presión alta. La presión alta, conocida como hipertensión arterial, es otro de los principales factores que producen aterosclerosis. El hecho de por las arterias la sangre circule con mayor presión, a la larga va lastimando las paredes de las mismas, y la va endureciendo y volviendo rígidas. Cuando se deposita colesterol en ellas, el riesgo de que se obstruyan es mayor por haber perdido la elasticidad normal.

Hábito de fumar. Este hábito es factor de riesgo para múltiples enfermedades en diferentes órganos, principalmente los pulmones y el corazón. En las arterias acelera la aterosclerosis, con formación de placas y endurecimiento de las mismas. Cuando esto ocurre en el corazón, casi siempre desemboca en una cardiopatía isquémica. El hábito de fumar también sube la presión arterial, que como vimos anteriormente también es un factor de riesgo.

Obesidad. El aumento de peso por sí mismo, hace que el corazón trabaje más, al tener que hacer llegar la sangre a más lugares, pero el principal efecto es que sube la presión arterial y puede producir diabetes, que a su vez son factores de riesgo.

Diabetes. Esta enfermedad acelera la aterosclerosis, a través del endurecimiento de las paredes de las arterias y su estrechamiento por la formación de placas ateroscleróticas. Esto ocurre principalmente cuando el azúcar en sangre se controla mal y se mantiene elevado.

Falta de actividad física. El ejercicio físico o actividad física tiene muchos beneficios sobre el corazón, como son mantener el peso del cuerpo, ayuda a mantener los niveles de azúcar normales, y quizás se padezca menos de presión alta. La falta de actividad física no aporta estos beneficios, por lo cual se considera también factor de riesgo.

Además de estos factores, el estrés puede favorecer la enfermedad cardiovascular. No se conoce bien el mecanismo, pero cuando estamos estresados la presión arterial nos puede subir, así como aumentar la frecuencia del corazón, lo que hace que necesite más sangre para su funcionamiento y si las arterias coronarias están estrechadas por la aterosclerosis, esto pudiera elevar el riesgo de enfermedad del corazón.

¿Cuáles son las enfermedades del corazón más frecuentes y cuáles son sus síntomas?

Como son varias las enfermedades, también son variados los síntomas. Al principio de la enfermedad coronaria, y por varios años, esta puede no dar síntomas. En otros casos, el primer síntoma puede ser un infarto.

La angina es uno de los cuadros más frecuentes. Produce una molestia en el pecho, como una opresión, y no podemos identificar con un dedo el lugar del dolor, pues ocurre en un área del pecho más grande, generalmente en el centro o un poco a la izquierda. El dolor puede irradiarse al brazo izquierdo, al cuello, la espalda o al estómago. Puede acompañarse de falta de aire. Habitualmente calma con el reposo o con unas pastillas debajo de la lengua que se llaman nitroglicerina.

Si este dolor es persistente, y no alivia con el reposo y con la nitroglicerina, pudiéramos estar en presencia de un infarto cardiaco.

En la insuficiencia cardíaca el corazón no pude bombear la sangre que el cuerpo necesita, y esto puede provocar síntomas de molestias en el pecho parecidas a la de la angina, falta de aire, principalmente por la noche cuando estamos acostados, y los pies se pueden hinchar. Produce agotamiento, decaimiento y nos cuesta más trabajo realizar las actividades diarias.

El corazón late con un ritmo regular que puede variar entre 10 y 100 latidos por minuto. La enfermedad del corazón puede expresarse por un trastorno de este ritmo, ya sea en su frecuencia como en su cadencia. Puede ser que lata a más de 100 latidos por minutos (taquicardia), a menos de 60 (bradicardia) o que lo haga de manera irregular. Todo eso se llama arritmia. Cuando esto ocurre, lo que sentimos son las llamadas palpitaciones.

¿Cómo puedo confirmar si tengo una enfermedad del corazón?

La actividad eléctrica del corazón se evalúa mediante el electrocardiograma
El electrocardiograma puede ser de reposo o mediante una prueba de esfuerzo para evidenciar el adecuado funcionamiento del corazón

Si sospechamos que tenemos alguna enfermedad del corazón, debemos acudir al médico. Este nos hará un grupo de preguntas y algunas pruebas, como el electrocardiograma, que puede ser de reposo o mediante una prueba de esfuerzo, un ultrasonido del corazón, un cateterismo del corazón y otras pruebas si lo entendiera pertinente para dar con lo que tiene y evitar llegar al extremo de necesitar un trasplante de corazón.

Más información útil: ¿Quieres profundizar acerca del trasplante de corazón?

¿Y cómo evitar una cardiopatía isquémica o si la tengo, cómo evitar una complicación?

Sigue con nosotros. Esto lo abordaremos en próximos artículos…