Síndrome de ovario poliquístico: causa frecuente de infertilidad


Entre las enfermedades que afectan a las mujeres en edad reproductiva, además de la endometriosis, se encuentra el síndrome de ovario poliquístico (SOP). Se caracteriza por alteraciones en la morfología de los ovarios y como su nombre indica se producen quistes, cavidades en la superficie ovárica que se llenan de líquido.

Por lo general el SOP es más frecuente en las mujeres con exceso de peso y se reconoce que aumenta su aparición cuando lo han padecido la madre u hermanas, aunque no se ha demostrado que es hereditaria. También puede aparecer durante el embarazo o la adolescencia.

Se estima que una de cada 10 mujeres en edad fértil pueden parecer de este síndrome y es considerado como la causa más frecuente de infertilidad femenina.

Los ovarios poliquísticos tienen bolsas llenas de fluidos
Se pueden apreciar las diferencias en la morfología de un ovario normal y uno que sufre el síndrome de ovario poliquístico

¿Cuáles son las causas del síndrome de ovario poliquístico?

Las causas de esta enfermedad no son completamente conocidas, se considera que intervienen diversos factores vinculados fundamentalmente con los genes y las alteraciones hormonales en la producción de hormonas como los andrógenos y la insulina.

Las alteraciones morfológicas en los ovarios aparecen como consecuencia de una producción anormal de hormonas masculinas (andrógenos), que pueden tener su origen en las glándulas suprarrenales o en los propios ovarios. Por otra parte se cree que también el exceso de insulina puede conducir a una mayor producción de las hormonas masculinas.

¿Cuáles síntomas me pueden hacer pensar que padezco de síndrome de ovario poliquístico?

Los síntomas del síndrome de ovario poliquístico son variados, pueden ser muy evidentes y en otras mujeres solo manifestarse por la infertilidad que es su síntoma más común, con menstruaciones irregulares o ausentes con ausencia de ovulación, imprescindible para lograr un embarazo.

Puede también presentarse dolor en la parte inferior del abdomen. A lo anterior se adiciona el hirsutismo o sea una disposición excesiva de vellos en la cara, en el pecho, en los dedos de los pies y las manos, muslos y en el abdomen. Y en contraposición con esto el cabello se hace frágil y comienza a caerse por zonas.

En muchas ocasiones hay aumento de peso y obesidad, así como colesterol y triglicéridos elevados. Puede también asociarse con diabetes tipo 2 de hipertensión arterial, así como depresión y ansiedad.

sindrome de ovario poliquistico
El síndrome de ovario poliquístico puede perjudicar la ovulación de la mujer

¿Qué hacer ante la sospecha de SOP?

Ante la duda sobre la presencia del síndrome de ovario poliquístico, debes acudir a un médico que te hará un grupo de preguntas que lo orientarán sobre los antecedentes y características de los síntomas.

Procederá a hacer un examen físico, tratando de identificar algunas de los cambios más visibles de esta enfermedad. Le efectuará un examen pélvico, tratando de palpar los ovarios y evaluar su tamaño.

El ultrasonido o ecografía vaginal es la forma más precisa para conocer si hay quistes en la superficie ovárica y para evaluar las características del útero y el endometrio.

También le medirán la tensión arterial y mediante su peso y estatura calculará el Índice de Masa Corporal. Será necesaria además la extracción de sangre para la determinación de hormonas y otros indicadores del metabolismo.

¿Tiene tratamiento el síndrome de ovario poliquístico?

salud sexual
Cuidar tu salud debe ser siempre tu prioridad

Las mujeres que padecen del síndrome de ovario poliquístico, pueden aliviar sus síntomas y sobre todo adoptar un estilo de vida saludable que le permita controlar las complicaciones de esta enfermedad.

No existe una solución única, ni una cura milagrosa, son un grupo de medidas que de acuerdo a cada caso se pueden aplicar entre ellas las más empleadas es la administración de píldoras anticonceptivas o de metformina.

Si tu deseo es quedar embarazada otro grupo de alternativas podrían ayudarte a que se produzca la ovulación y con ella el deseado bebé.

Unido a todo lo anterior es necesario acercarte al peso ideal, una alimentación saludable y la práctica de actividad física de forma regular, aunque el síndrome de ovario poliquístico no tiene cura si puedes hacer mucho para atenuar sus síntomas y complicaciones.