Colesterol lo más novedoso y actual


Una noticia divulgada a principios de este año por el Departamento de Salud de los Estados Unidos, en la versión 2015 de las guías alimentarias, señala textualmente “el colesterol no se considera un nutriente preocupante por su sobreconsumo”.

Esto puede ser interpretado de varias maneras, unos pensarán que ya pueden comer todos los alimentos con elevado contenido de colesterol sin preocuparse, algunos aludirán que los criterios cambiaron y otras muchas interpretaciones podrán surgir.

Y por la actualidad del tema y sus implicaciones en la calidad de vida y en la salud cardiovascular pues vamos a abordar el tema del colesterol y como interpretar estos nuevos criterios.

Conoce al colesterol

El ser humano no podría funcionar normalmente sin el colesterol, aunque es temido por algunos, sin él no se podrían realizar las funciones de las membranas celulares, ni se podrían producir varias hormonas y vitaminas que determinan los cambios fisiológicos normales.

El colesterol es una sustancia grasa o lipídica y para su transportación por la sangre se une a diferentes proteínas y de esta manera forma las lipoproteínas.

Cuando se dice colesterol total incluye varios tipos incluyendo las lipoproteínas. El llamado colesterol bueno conocido por sus siglas en inglés como HDL, o sea High Density Lipids o Lípidos de alta densidad. Se le llama así porque facilita el flujo sanguíneo porque va recogiendo el exceso de colesterol y lo lleva al hígado.

El Low Density Lipid o LDL, es conocido como malo porque como es poco denso se puede adherir a las paredes de las arterias y formar placas de ateroma que dan origen a la arterosclerosis y conducir a complicaciones cardiovasculares.

Cambios en los hábitos alimentarios pueden influir en sus niveles de colesterol y las lipoproteínas
La alimentación influye en el comportamiento de los niveles de colesterol y tanto el HDL como el LDL se pueden modificar

Metabolismo del colesterol

Se estima que cerca del 80% del colesterol que se encuentra en la sangre proviene de biosíntesis en el interior de las células hepáticas, para ello emplea los ácidos grasos que son producidos de la conversión de las grasas hasta acetil CoA.

Cuando se consumen alimentos ricos en colesterol la persona adulta absorbe en el intestino solamente entre el 10 y el 25%. Lo que quiere decir en términos prácticos que solo este porciento se puede modificar con una dieta estricta sin colesterol.

Por otra parte el organismo normalmente funciona compensando las dos fuentes, lo que se traduce en que si se reduce demasiado el consumo de productos que contengan colesterol el cuerpo responderá produciendo más y de esta manera al final el nivel en sangre será el mismo.

Existen alteraciones en la biosíntesis del colesterol que están asociadas a trastornos metabólicos, de origen hereditario en la mayoría de las ocasiones. También podrían estar asociados a diferentes estados fisiológicos y a otras alteraciones que requieren tratamiento con medicamentos específicos.

Nivel de colesterol en sangre o colesterolemia

Los niveles de colesterol elevados no dan síntomas, la única forma de saber que tiene el colesterol elevado es determinándolo en sangre. Toda persona mayor de 20 años debe efectuarse un perfil lipídico al menos una vez cada 5 años.

Al tomar una muestra de sangre para medir los niveles de colesterol en un laboratorio, lo primero que se debe tener en cuenta es que solo se puede tomar agua en las 12 horas anteriores al análisis porque de lo contrario los resultados no serán confiables.

Lo más común es que al extraerle la sangre se determine el colesterol total y el HDL y el LDL. En la siguiente tabla hay una descripción muy detallada de cómo interpretar los resultados y a lo que se debe aspirar como cifra ideal.

Tabla

Lo que debes hacer para disminuir los niveles de colesterol en sangre

Todos los organismos especializados y los grupos de expertos coinciden en afirmar que los niveles elevados de colesterol, es uno de los factores de riesgo fundamentales para los ataques cardiacos y cerebrales.

Aunque aún hay muchas cosas desconocidas en el metabolismo del colesterol, no hay dudas que es una de las estrategias para disminuir la causa número 1 de muertes en el mundo o sea las enfermedades cardiovasculares.

Junto con lo anterior surgen nuevas evidencias que ratifican la importancia de mantener elevados los niveles de HDL y disminuir al máximo los de LDL.

Entonces que hacer…

  • Consumir abundantes frutas y vegetales, los que son bajos en grasa y sodio y contienen antioxidantes
  • Sustituir las harinas refinadas por granos integrales, los mismos son una excelente fuente de fibras y contienen vitaminas y minerales
  • Aumentar el consumo de alimentos bajos en grasa y con poco colesterol como los frijoles, las lentejas y las arvejas
  • Limitar la frecuencia en el consumo de alimentos con un elevado contenido de colesterol como las vísceras, los productos lácteos y sus derivados enteros
  • Consumir 5 onzas de vino al día en el caso de las mujeres mayores de 65 años y 10 onzas en el caso de los hombre
  • Reducir al mínimo el consumo de dulces, galletas saladas y de dulce
  • Eliminar o reducir el consumo de sal

Consuma grasas saludables

Cuando se consumen grasas saturadas y trans puede aumentar los niveles de colesterol total y LDL.

  • Ingerir grasas mono insaturadas, como la del aceite de oliva, aceite de canola, maníes, almendras y las nueces ayuda a disminuir los niveles de LDL
  • Consumir alimentos que aporten ácidos grasos omega3 como el pescado que debe estar presente en el menú al menos dos veces por semana, así como nueces y avellanas
  • Evite o reduzca al mínimo el consumo de grasas saturadas. No consuma más del 10% de las calorías totales de grasas saturadas.
  • Eliminar el consumo de grasas trans, se encuentran en galletas dulces o saladas, cakes, margarinas, y otros productos comerciales, ellos aumentan el colesterol llamado malo y disminuyen el bueno.

Además de las medidas relacionadas con la alimentación, es necesario que mantenga su peso ideal, practicar actividades físicas de forma sistemática, controlar los niveles de azúcar en la sangre así como la presión arterial.

Como conclusión: La ingestión de grasas poco saludables es mucho más dañina para tu corazón que el propio contenido de colesterol en los alimentos, de ahí la afirmación en las nuevas guías americanas de alimentación del 2015 de que: “el colesterol no se considera un nutriente preocupante por su sobreconsumo”, no obstante no te excedas, ni mucho, ni poco, en su justa medida.