Endometriosis, molesta pero no es grave


La endometriosis es una enfermedad que afecta a las mujeres en edad fértil o sea después de tener la primera menstruación y antes de la menopausia, aunque la edad en que se manifiestan sus síntomas es entre los 25 y 35 años.

Esta enfermedad no se puede considerar grave, pero puede afectar la fertilidad y producir síntomas muy molestos, desagradables y puede llegar a tener complicaciones.

El dolor pélvico es el síntoma más importante de la endometriosis
Ante un dolor pélvico puedes sospechar de endometriosis

¿Qué es la endometriosis?

EL útero está revestido en su parte más interior por un tejido llamado endometrio y su localización habitual es ahí, pero pueden existir ocasiones en que este tipo de tejido se encuentre en otras partes, como podrían ser los ovarios, la vejiga, los intestinos, el recto o el revestimiento de la parte baja del abdomen o cavidad pélvica.

Es precisamente esa localización anormal del endometrio fuera del útero lo que da origen a la endometriosis. Y ese tejido funciona como si estuviera situado en el interior del útero, o sea se modifica todos los meses bajo la influencia de los cambios hormonales que se producen durante el ciclo menstrual de la mujer.

Pero a diferencia del tejido endometrial uterino no puede ser expulsado mediante la regla o menstruación, pero como es modificado por los cambios hormonales sangra, pero al no poder ser eliminado puede dar origen a diversas molestias dependiendo de su localización.

Factores de riesgo y causas de la endometriosis

Las causas que dan origen a la endometriosis no son conocidas exactamente, pero se postula que pueden ser debidas a que el tejido endometrial que cada mes es expulsado al exterior por el cuello del útero, en lugar de bajar, asciende y sale por las trompas de Falopio y migra hacia los órganos previamente citados.

Cuando se encuentra en esas localizaciones puede fijarse y desarrollarse, se cree que puede estar asociado con una menor capacidad de respuesta del sistema inmunitario en las mujeres que sufren de este padecimiento.

Se invoca una herencia familiar, siendo más frecuente cuando la madre o las hermanas la han padecido, también cuando las primeras menstruaciones han aparecido antes de los 11 años, cuando los ciclos son muy cortos inferiores a los 27 días, cuando la menstruación dura 7 días o más y son abundantes.

Sospecha la presencia de endometriosis si…

La presencia de la endometriosis la puedes sospechar si tienes dificultad para quedar gestada después de un año de relaciones sexuales periódicas, si durante la menstruación sientes molestias en el bajo vientre, o en la parte baja de la espalda.

El dolor pélvico y la infertilidad son los síntomas más importantes de la endometriosis, pero otra señal de aviso podría ser que tus reglas sean dolorosas y abundantes y dolor después o durante el acto sexual.

¡Pero no te confíes! Una gran parte de las mujeres que padecen de endometriosis no tienen ningún síntoma y solo es descubierta al estudiar las causas de su infertilidad. Se calcula que podría estar presente hasta en el 50% de los casos.

¿Qué debo hacer para conocer si padezco de endometriosis?

Ante la duda… Debes de visitar a un médico facultado para efectuar los exámenes necesarios. De seguro el procederá a efectuar un examen clínico, una detallada historia clínica, y de acuerdo a los mismos podrían indicarte un ultrasonido transvaginal empleando ondas sonoras, una resonancia magnética nuclear (MRI) o una laparoscopía.

Una vez corroborado el diagnóstico será necesario establecer una estrategia de tratamiento, todo ello dependerá de la localización, el tamaño y las molestias que te ocasione. Existen varias alternativas de tratamiento para la endometriosis desde hormonales hasta quirúrgicas, sobre esto seguiremos hablando…