Remedios contra el estreñimiento: dependen de la causa del problema


La sabiduría popular está llena de remedios contra el estreñimiento… ¡pero no todos funcionan! En realidad, el estreñimiento actualmente está mucho más relacionado con el estilo de vida y la alimentación que con enfermedades.  Se calcula que alrededor del 27% de la población europea que padece estreñimiento… aunque sólo el 1,2% llega a la consulta médica por este motivo.  ¿Te encuentras dentro de este grupo? Entonces esta nota es para tí.

Esto te interesará: Ejercicios de kegel

Remedios contra el estrenimiento
Casi el treinta por ciento de los europeos padece estrenimiento

Algunos datos acerca del estreñimiento

Para comenzar, es interesante saber cuál es la definición exacta de estreñimiento pues según datos de la Sociedad Española de Gastroenterología, las personas que concurren al médico por estreñimiento tienen distintas visiones acerca de su problema.

Por ejemplo, se descubrió que más de la mitad de los consultados consideraban estreñimiento la necesidad de un esfuerzo defecatorio desproporcionado, mientras que otros grupos pensaron que el estreñimiento consiste en heces duras y de escaso volumen, falta de evacuación a pesar de sentir el deseo y baja frecuencia en el ritmo deposicional.  También sensación de deposición incompleta o falta de defecación.

Actualmente se consideran hábitos defecatorios saludables realizar evacuaciones al menos tres veces por semana, sin dolor y sin esfuerzo excesivo.

Una persona padece estreñimiento si presenta dos o más de estos síntomas:

  • Necesidad de un esfuerzo excesivo para defectar.
  • Heces duras y pequeñas.
  • Falta de sensación de desocupación rectal.
  • Sensación de obstrucción en el área del ano y recto.
  • Necesidad de realizar maniobras manuales para estimular la defecación,
  • Menos de tres evacuaciones por semana.

Para finalizar es interesante saber que la calidad de vida tiene un doble efecto sobre el estreñimiento.  Por una parte como su causa, ya que se ha determinado que las personas que ven afectada su calidad de vida como los enfermos o ancianos internados en instituciones geriátricas padecen estreñimiento en mayor medida.  Y por otra como su consecuencia, ya que las personas con estreñimiento crónico ven muy deteriorada su calidad de vida e inclusive su economía, debido a los gastos en medicamentos y la pérdida de días de trabajo.

En síntesis los factores que pueden facilitar o inducir la aparición de estreñimiento son:

  • Ser mujer.
  • Edad avanzada.
  • Sedentarismo.
  • Dieta baja en calorías y fibras.
  • Ingesta de fármacos.
  • Estrés y depresión.

Remedios contra el estreñimiento: dependen de la causa

Remedios contra el estrenimiento
Los alimentos ricos en fibra como el kiwi son beneficiosos para tratar el estrenimiento

Hay varios tipos de estreñimiento y cada uno tiene su propio tratamiento dependiendo del origen.  Por eso, las cosas no son tan sencillas como ir a la farmacia y pedir remedios contra el estreñimiento de venta libre o probar con remedios contra el estreñimiento caseros.

Hay un tipo de estreñimiento que es el más frecuente: estreñimiento simple o constipación idiopática.  Este puede deberse al estilo de vida, alimentación, estrés, enfermedades o medicamentos.

Por ejemplo entre los medicamentos que causan estreñimiento se encuentran los antidepresivos, antiespasmódicos, antiácidos, suplementos de calcio o de hierro entre otros.

Sin embargo hay otros tipos de estreñimiento debidos a enfermedades orgánicas gastrointestinales, que afectan las funciones de los nervios y músculos del aparato digestivo o enfermedades endocrinológicas.  Entre otras:

  • Diabetes.
  • Hipotiroidismo.
  • Uremia.
  • Enfermedad de Chagas.
  • Traumatismos.
  • Trastornos psiquiátricos como depresión o anorexia.
  • Distrofias musculares.

Si padeces estreñimiento te recomendamos consultar con tu médico para descartar causas patológicas más graves y determinar si se trata de una constipación simple o se deben realizar otros estudios para determinar las causas.

Remedios contra el estreñimiento relacionados con alimentación y estilo de vida

Actualmente se considera la educación del paciente como parte del manejo integral de diversas enfermedades.  Los pacientes deben recibir educación acerca de la fisiología de la defecación, junto con información y consejos acerca de hábitos de alimentación y la necesidad de hacer ejercicio.  Los hábitos a adoptar son:

  • Incorporación de fibra: la fibra retiene agua aumentando el volumen y haciendo más blandas las heces.
  • Ingesta de agua: se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua por día para favorecer la función intestinal.
  • Realizar ejercicio y actividad física.
  • Procurar estar relajada durante la defecación, en un lugar cómodo y adecuado, sin urgencias ni estrés, procurar distraerse por ejemplo leyendo algo relajante.
  • No reprimir el deseo de defecación.

Dediquemos un párrafo a la ingesta de fibra.  El consumo recomendado de fibra es de 10 a 15 gr. por día.  Las personas con estreñimiento deben aumentar esta cantidad hasta 30 gr. de fibra dietética por día.

Sin embargo hay casos en los que el aumento en el consumo de fibra empeora el estreñimiento, por lo que la incorporación de fibra debe ser indicada y controlada por tu médico o nutricionista.

La fibra puede incorporarse también aumentando el consumo de otros alimentos como frutas (kiwis y ciruelas pasas.

Es importante saber que el efecto del aumento de ingesta de fibra lleva varios días para exteriorizarse en un mejoramiento del estreñimiento, y también que puede incrementarse la flatulencia.

Remedios contra el estreñimiento farmacológicos

Dentro de los remedios contra el estreñimiento más habituales están los laxantes.

Hay diversos tipos de laxantes.

  • Laxantes formadores de volumen: este tipo de laxante tiene el mismo mecanismo de acción que la fibra dietética y debe ser ingerido con abundante agua.  Se elaboran a partir de semillas de psilio, algas marinas o derivados semisintéticos de fibra vegetal.
  • Laxantes osmóticos: su efecto consiste en aumentar el contenido de agua de las heces por ósmosis.  Pueden ser laxantes salinos, con sales de magnesio o de sodio, que se recomiendan como el primero de los remedios contra el estreñimiento cuando los cambios en el estilo de vida y alimentación no dan resultado.  Otra opción válida son los azúcares no absorbibles; se presentan en forma de laxantes de acción rápida.
  • Laxantes estimulantes: Promueven el peristaltismo y la secreción de agua.  Se elaboran con sen, cáscara sagrada o áloe, y compuestos químicos polifenólicos.  Se deben usar en forma esporádica y por poco tiempo.
  • Laxantes reblandecedores de heces: son compuestos químicos y aceites minerales que favorecen la mezcla de las grasas de las heces con agua para reblandecerlas.
  • Enemas y supositorios: estos se encuentran dentro de los preparados de uso rectal para casos más graves como heces acumuladas entre otros.  Deben ser indicados y controlados por el médico, ya que uno de los remedios contra el estreñimiento de este tipo más populares, son los enemas de agua jabonosa, pero se ha determinado que pueden causar colitis y pérdida de tejidos.
  • Supositorios de glicerina: son muy útiles en niños y ancianos.  Estimulan la evacuación al incorporar líquido a las heces y por su efecto lubricante.  Son recomendados para ayudar a adquirir el hábito de la defecación, pero no son buen tratamiento para el estreñimiento.
Remedios contra el estrenimiento
Los remedios contra el estrenimiento deben ser recetados y controlados por tu medico

Encuentra aquí: Frutas contra el estreñimiento